Forbes Argentina
Vladimir Putin
Today

Así funciona la "máquina de las mentiras" de Vladimir Putin

Fernando Wagner

Share

Decenas de imágenes supuestamente reflejan cómo está evolucionando el conflicto en Ucrania, sin embargo, a veces se trata de videos de años anteriores, de otros conflictos, y también de localizaciones que no tienen relación con los dos países.

26 Febrero de 2022 16.30

En su justificación de la invasión rusa de Ucrania, el presidente ruso se preocupa sobre todo en invertir los papeles, haciendo que el agresor parezca el agredido. En sus últimos discursos, Vladimir Putin se presentó como el liberador de Ucrania, sobre todo cuando afirmó el miércoles 23 de febrero su voluntad de "proteger al pueblo que sufre la intimidación y el genocidio del régimen de Kiev". Esta narrativa de genocidio no se basa en ninguna prueba.

Guerra-Rusia-Ucrania

También ha planteado la idea de una "junta" en el poder en Ucrania, como mencionó el embajador de Rusia ante la ONU, Vassily Nebenzia, algo que no se acota a los hechos, ya que el presidente ucraniano Volodímir Zelenski fue elegido democráticamente, sin la sombra de un golpe de Estado.

Finalmente, cuando Vladimir Putin habla de la "desnazificación" de Ucrania, está de nuevo creando un discurso falso. Aunque hay grupos extremistas en Ucrania, como en el resto de Europa, el país no está bajo el yugo nazi.

Ataques de falsa bandera

Para sustentar la tesis de una Rusia atacada por Ucrania, numerosas informaciones falsas circulan en las redes sociales, como los llamados ataques de falsa bandera. En efecto, varios vídeos, que supuestamente muestran la violencia perpetrada por los ucranianos, circulan por las redes, aunque se trata de montajes.

Por ejemplo, un video que muestra a varios soldados avanzando sobre el terreno en un vehículo blindado está circulando. El pie de foto afirma que se trata de soldados ucranianos que entran ilegalmente en territorio ruso, no lejos de la ciudad de Mityakinskaya. En realidad, la escena tiene lugar 180 kilómetros más al sur, en una zona controlada por los separatistas prorrusos. Además, el vehículo utilizado, un BTR-70M, no corresponde al equipamiento del Ejército ucraniano, lo que hace imposible que sea un ataque ucraniano. Estos hechos se restablecieron gracias a la investigación de expertos en código abierto, como el colectivo Bellingcat.

Vladimir Putin

Censura y propaganda

La narrativa que transmiten estos vídeos falsos es retomada por los medios de comunicación oficiales, como la agencia Tass, y los medios rusos y transnacionales Sputnik y RT. Juntos participan en el establecimiento de la misma narrativa. El organismo ruso de control de Internet, Roskomnadzor, especifica que "los medios de comunicación están obligados a utilizar la información que reciben sólo de fuentes oficiales rusas", bajo pena de sanciones. No hay ningún espacio para las historias independientes. 

Así, muchos rusos que viven a pocos kilómetros de los violentos combates acusan a los ucranianos de agresión o creen en una operación especial limitada al Donbass. Por ejemplo, un profesor de academia militar retirado interrogado por la agencia AFP explicó: "Rusia está llevando a cabo un entrenamiento táctico en su territorio. ¿Su misión? No permitir una invasión de Rusia".

Para Vladimir Karavayev, antiguo funcionario del Partido Comunista Soviético, el conflicto se limita a la región del Donbass y está justificado. "No, no creo que (el conflicto) sea a gran escala. No estoy seguro. Además, hay una injusticia allí (en Ucrania): los nazis llegaron al poder" dijo este viernes. 

La desinformación se propaga por las redes sociales

Esta desinformación y propaganda se aprovechan de un contexto de niebla informativa, en el que la avalancha de información dificulta su verificación. Una bendición para inundar Telegram, TikTok, Twitter y otras redes sociales con noticias falsas. La guerra ahora hace que el trabajo sobre el terreno sea aún más difícil.

Ya sea del lado ruso o ucraniano, muchos vídeos falsos han sido compartidos por los internautas en las redes sociales. Por ejemplo, un vídeo de 12 segundos que supuestamente muestra un ataque de la ciudad de Mariúpol en el este de Ucrania este 24 de febrero fue publicado por una cuenta de Twitter.  La leyenda indica "Se registran bombardeos en Mariúpol, Ucrania se encuentra bajo ataque", el vídeo ha ganado decenas de miles de reacciones en redes. 

Guerra entre Rusia y Ucrania

Sin embargo, el vídeo enseña en realidad una tormenta eléctrica en la ciudad rusa de Volzhsk el 28 de junio de 2021, como comprobó la agencia EFE con la grabación original facilitada por la autora.

Decenas de imágenes supuestamente reflejan cómo está evolucionando el conflicto en Ucrania, sin embargo, a veces se trata de videos de años anteriores, de otros conflictos, y también de localizaciones que no tienen relación con los dos países. 

En las redes sociales, con Twitter a la cabeza, los expertos de la comunidad Open Source Intelligence (Osint) utilizan software libre y fuentes abiertas para desentrañar la realidad de la ficción. En particular, utilizan herramientas de geolocalización precisa, análisis de metadatos, detección de modificaciones visuales y/o sonoras. Un contrapeso considerable a la desinformación masiva.

  • Francepress

loading next article