Forbes Argentina
Mercedes D alessandro
Summit

"La perspectiva de género no es un accesorio en un país donde la pobreza está feminizada"

Virginia Porcella

Share

Mercedes D'Alessandro, Directora Nacional de Economía, Igualdad y Género asegura que el Presupuesto 2021 es el primero con perspectiva de género y es una oportunidad para generar condiciones igualitarias.

17 Septiembre de 2020 12.21

“Las políticas de género representan un 15% del presupuesto del año que viene”, detalló Mercedes D'Alessandro, Directora Nacional de Economía, Igualdad y Género, durante la segunda jornada del Forbes Summit Mujeres Power, en conversación con la periodista Virginia Porcella.

El presupuesto que es una oportunidad para ver cuáles son las prioridades y políticas de un Gobierno en todas las áreas del Estado, "tiene por primera vez una perspectiva de género”, remarcó.

Para D'Alessandro, tener una mirada semejante en un contexto de plena crisis es una oportunidad para generar condiciones más igualitarias entre el hombre y la mujer. “El desafío es que la salida de esta pandemia no siga ampliando la brecha de desigualdad. Por eso la perspectiva de género no es un accesorio en un país donde la pobreza está feminizada”, resaltó.

Para explicar este punto, profundizó: “Las mujeres están sobrerrepresentadas en los puestos con menores ingresos. El sector femenino es mayoría entre los pobres y minoría entre las personas con mayores ingresos. Además, tienen mayores niveles de informalidad laboral y desempleo”. Paralelamente, hizo foco en el problema de la brecha salarial y afirmó que “las mujeres no tienen las mismas posibilidades que los hombres para insertarse en el sector productivo”.

Al mismo tiempo, la funcionaria sostuvo que "la transformación no sólo se manifiesta en el sector público, en los privados también han comenzado este proceso". En este sentido, ejemplificó con uno de los compromisos que asumió Juan Gabriel Katopodis, ministro de Obras Públicas: “La mujer ocupa menos del 10% de los empleos en este sector. El ministro asumió el compromiso de fortalecer el rol de la mujer en esta industria”.

Y agregó: “Las mujeres de CAME están haciendo también un camino parecido al del Estado. Hay sectores que aún son muy hostiles para la mujer. Estamos poniendo la lupa en ver dónde están desigualdades para poder cambiar la realidad”.