Forbes Argentina
-
Negocios

Los campeones de la NFL que se hicieron más millonarios invirtiendo en una salsa picante

Forbes US

Share

McCormick & Co, el fabricante de especias de mayor venta en Estados Unidos, comprará la marca de salsa picante Cholula por US$ 800 millones.

27 Noviembre de 2020 08.50

Ravis Kelce y Mitchell Schwartz acumularon docenas de victoria en el campo en las últimas cinco temporadas siendo engranajes clave en la poderosa ofensiva de los Kansas City Chiefs. El ala cerrada y el tackle derecho ganaron un Super Bowl en febrero y el equipo vuelve a ser el gran favorito de esta temporada.

Y este gran momento que atraviesan dentro del campo de juego también se complementa con lo que pasa fuera, ya que se anunció que Cholula Hot Sauce, marca de salsa picante en la que invirtieron Kelce, Schwarts y otro puñado de atletas de alto perfil como Dwyane Wade, Victor Oladipo, JJ Watt, Dak Prescott y Ryan Tannehill, fue adquirida por McCormick a cambio de US$ 800 millones en efectivo.

Los deportistas habían invertido en Cholula a través de Patricof Co, una plataforma de inversión creada en 2018 por el banquero y empresario Mark Patricof. Actualmente, cuenta con 85 inversores atletas cuyos fondos se complementan con firmas como JP Morgan Private Equity Group.

“Lo fundamental es el conector, alguien que te presente una gran idea o inversión. Y eso es lo que Patricof hace con los atletas”, reconocía Kelce. “Los atletas como accionistas pueden agregar mucho más valor estratégico a las empresas que el modelo de respaldo tradicional”, aseguraba el socio de Patricof, Daniel Magliocco. 

La icónica botella de salsa picante Cholula.

McCormick ya había incursionado en el mercado de las salsas picantes tres años atrás cuando adquirió Frank's RedHot, la más popular para cocinar alas de pollo a la parrilla, como parte del acuerdo en que adquirió la compañía Reckitt Benckiser por US$ 4.200 millones.

“Esta salsa con su famosa tapa de madera es, al igual que Frank's RedHot, sumamente popular entre sus fanáticos, pero su potencial de mercado alrededor del mundo es mucho mayor”, expresó Dean Best, editor de temas culinarios para Global Data.

La adquisición ocurre en medio de la pandemia del coronavirus, cuando millones de personas se ven obligadas a cocinar en casa. La nueva tendencia se hizo notar en los registros regulatorios recientes de McCormick, compañía basada en Hunt Valley, Maryland con una valuación de casi US$ 25.000 millones.

En septiembre McCormick reportó que sus ganancias se dispararon en 8% en el tercer trimestre del año, debido a que muchas personas estaban comprando más ingredientes para cocinar en casa debido a la pandemia.

El volumen de salsa picante producido en Norteamérica aumentó en los últimos cinco años, a un promedio de 4,7% anual, hasta llegar a las 127,5 toneladas en el 2020, según la firma de análisis Euromonitor. Pronosticó que esa producción aumentará en 16% en los próximos cinco años.

“La salsa picante es un producto atractivo cuyas ventas van en aumento y Cholula es una marca icónica cuya participación de mercado está aumentando más que el resto de los competidores”, declaró el CEO de McCormick Lawrence Kurzius.

Seguí leyendo la nota en inglés acá.

loading next article