Forbes Argentina
Negocios

La marca Louis Vuitton se vuelve aún más exclusiva y Wall Street dio el visto bueno

Tanya Klich

Share

La marca de lujo más grande del mundo se une a otras casas de moda prominentes, incluidas Hermès y Chanel, que aumentaron los precios desde el comienzo de la pandemia.

17 Febrero de 2022 08.10

Louis Vuitton, la principal marca de moda del imperio de lujo LVMH , anunció que subirá los precios esta semana en respuesta al aumento de los costos de fabricación y la inflación global, una decisión que afectará el costo de los artículos de cuero, accesorios y fragancias de Louis Vuitton en todo el mundo. 

“El ajuste de precios tiene en cuenta los cambios en los costos de producción, las materias primas, el transporte y la inflación”, dijo Louis Vuitton en un comunicado a Reuters.

La marca de lujo más grande del mundo se une a otras casas de moda prominentes, incluidas Hermès y Chanel, que han aumentado los precios desde el comienzo de la pandemia para proteger los márgenes contra la inflación. 

En 2020, el coronavirus obligó a las empresas a detener la producción durante gran parte del año, lo que provocó retrasos en todo el mundo, cuyas interrupciones continúan devastando el sistema de la cadena de suministro a una escala global sin precedentes.

La noticia de los aumentos de precios en Louis Vuitton hizo que los precios de las acciones de LVMH subieran un 3,58 % el martes, alcanzando un máximo al final del cierre de 694 dólares. 

Mientras tanto, los consumidores estaban atrapados en casa, acumulando ahorros. Los gastos discrecionales que normalmente se destinarían a viajes o servicios finalmente se canalizaron hacia artículos de lujo, en particular piezas de inversión a largo plazo, como un bolso de cuero Louis Vuitton coleccionable. 

Bernard Arnault por Jamel Toppin-34469
Bernard Arnault, presidente y director ejecutivo de LVMH, advirtió que las marcas de lujo deben ser "razonables" con los aumentos de precios. (JAMEL TOPPIN/LA COLECCIÓN FORBES)

De hecho, LVMH tuvo un año récord en 2021, con ingresos de US$ 71.500 millones, un aumento del 44% en comparación con 2020. Su división de moda y marroquinería que, además de Louis Vuitton, incluye a Dior, Fendi, Celine y Loewe, también alcanzaron niveles récord.

Gracias a un sólido cuarto trimestre, los ingresos orgánicos para 2021 en moda y marroquinería aumentaron un 42 % desde los niveles previos a la pandemia en 2019 hasta los US$ 34.800 millones.

Mientras que marcas como Chanel aumentaron el precio de algunos de sus bolsos clásicos tres veces el año pasado, el presidente y director ejecutivo de LVMH, Bernard Arnault, creía que las marcas de lujo deberían ser conscientes de sus límites. 

En la convocatoria de ganancias del mes pasado para 2021, el multimillonario de 72 años dijo que la demanda de artículos de lujo se mantendría sólida este año, pero advirtió que las marcas deben adoptar un enfoque estratégico para el entorno inflacionario.

Cuando se le preguntó sobre los aumentos de precios esperados este año, Arnault respondió: "Tenemos que seguir siendo razonables". La noticia de los aumentos de precios en Louis Vuitton hizo que los precios de las acciones de LVMH subieran un 3,58 % el martes, alcanzando un máximo al final del cierre de 694 dólares.

Un 2022 mejor que el 2019

Según pronostica el estudio True-Luxury Global Consumer Insight elaborado por Boston Consulting Group (BCG) en colaboración con la Fondazione Altagamma, los avances en las campañas de vacunación están devolviendo la confianza a la población, lo que provocará un retorno progresivo a los estilos de vida prepandemia. Esto servirá para que los segmentos personal y experiencial recuperen fuelle a finales de 2022, con la expectativa de que incluso mejoren sus cifras previas a la crisis sanitaria.

Así pues, se prevé que el lujo personal cierre 2022 con un crecimiento de entre el 5% y el 10%, frente al registrado en 2019, mientras que el experiencial se muestra más prudente y se espera que termine el ejercicio con un crecimiento de entre el -3% y el 3%.

Dior

El 35% de los encuestados aseguró que tiene previsto aumentar el gasto en lujo personal en su país de residencia, frente al 24% de los consumidores que espera una disminución, lo que se traduce en una media estimada del 2,5% de aumento del gasto en el país de residencia, indica el informe de BCG. Por su parte, las expectativas del gasto en un país extranjero son más pesimistas (4,7% de disminución), ya que el 29% piensa aumentar las compras, frente al 36% que espera disminuirlas.

En relación al gasto en lujo experiencial, el 36% de los consumidores lo incrementará en el país de residencia y el 52% lo hará en el extranjero, en comparación al 25% y el 35%, respectivamente, que esperan una reducción. Así pues, el gasto estimado en el extranjero se incrementará un 14,1%, frente al 2,4% que lo hará en el país de residencia. En definitiva, se espera que el lujo personal se beneficie del gasto doméstico y el lujo experiencial se apoye más en el gasto en el extranjero.

*Con información de Forbes US.

loading next article