Forbes Argentina
Negocios

Ferrari: las razones de la crisis del Cavallino Rampante

Share

Los pobres resultados en las pistas y el ruido por malos manejos internos golpean a la marca. Despidos, pérdidas y autos que no alcanzan la performance esperada impactan en la marca más valiosa de la Fórmula 1.

29 Agosto de 2020 12.00

Crisis de liderazgo 

La pista del Gran Premio de Estiria fue el escenario principal donde se puso de manifiesto la debacle. Los pilotos de Ferrari, Sebastian Vettel  -que dejará la escudería a fin de año y lo reemplazará el español Carlos Sainz, hoy en McLaren- y Charles Leclerc chocaron entre ellos y tuvieron que abandonar la competencia. Lejos de las luces que supo tener, el equipo que encabeza Mattia Binotto recibe críticas por todos los frentes. "Ingenieros liquidados y algunos golpes ingeniosos", tituló La Gazzetta dello Sport. Además, ejecutan cambios en la organización y el departamento de desarrollo de vehículos, con despidos y nuevos ingresos.

US$ 1350 millones es lo que vale el equipo de Fórmula 1 de Ferrari según Forbes. 

"No seremos competitivos hasta 2022", aseguró John Elkann, presidente de Ferrari, que reconoció que el equipo tiene "errores estructurales en el monoplaza". Así, el objetivo es volver a la senda del triunfo dentro de dos años, cuando las nuevas reglas entren en vigor. El SF1000 -cuyo nombre celebra la cantidad de GP de la escudería a lo largo de los años- no alcanza la performance esperada. De hecho, lo que va del año es el peor inicio de la escudería desde 2009: al abandono en Estiria se suma que Vettel quedó 10º en el GP de Austria y 6º en el GP de Hungría. Pobre logro para el Cavallino Rampante, uno de los equipos con mayores ingresos e inversión de la competencia. 

El calendario de la F1 tiene confirmadas  10 carreras en el Viejo Continente. Sin público ni podio, con un máximo de 80 personas por equipo y tests negativos. 

Rojo, rojo, rojo... 

De acuerdo con el ranking de Forbes, Ferrari es el equipo más valioso de la Fórmula 1, con US$ 1.350 millones. La escudería ?con presencia histórica en la competencia y con Michael Schumacher -como emblema de la era dorada- tiene un gasto tan elevado que Forbes calcula una pérdida operativa de US$ 12 millones, con ingresos de US$ 426 millones. Sin embargo, su valor supera al de Mercedes Benz, estimado en US$ 1.015 millones, debido a la longevidad de su éxito. "Una serie de resultados sólidos en la pista y las riquezas posteriores pueden ser fugaces", dice Forbes en el análisis del ranking. Es que los resultados pesan fuerte: algunas temporadas desastrosas recientes enviaron al equipo a caer, pero Ferrari es tan viejo como el deporte y, de hecho, no quedaba afuera de los cuatro primeros desde 1981.