Forbes Argentina
Negocios

Dos gigantes asiáticos de la ropa deportiva entre los postores de la subasta Reebok de Adidas

Zinnia Lee

Share

Se trata de Anta Sports y Li Ning, que desde marzo de este año vieron cómo sus acciones cotizadas en Hong Kong se dispararon alrededor del 29% y 51%.

10 Mayo de 2021 13.00

Se dice que los fabricantes chinos de ropa deportiva Anta Sports y Li Ning se unirán a la licitación por la venta de Adidas de su marca Reebok, según un informe de Reuters. El gigante alemán de la ropa deportiva adquirió Reebok por 3.800 millones de dólares en 2006 como parte de sus esfuerzos por enfrentarse a su rival estadounidense Nike. Pero la marca con sede en Boston no logró los resultados que esperaban los inversores. Solo contribuyó con aproximadamente el 7,8% de las ventas netas de Adidas el año pasado.

Las ventas netas de Reebok en 2020 cayeron un 16% con respecto al año anterior a aproximadamente 1,7 millones de dólares. Según los informes, el negocio ahora está valorado en alrededor de US$ 1.200 millones.

El director ejecutivo de Adidas, Kasper Rorsted, había buscado revivir la subsidiaria desde que asumió el cargo en 2016. Pero en febrero, la compañía dijo que había decidido comenzar el proceso formal de desinversión de Reebok. Reportará Reebok como una operación discontinuada a partir del primer trimestre de 2021.

Adidas solicitó que las ofertas de la primera ronda se presenten la próxima semana, dijo Reuters. Otros posibles postores para el negocio incluyen la surcoreana Fila, el zapatero estadounidense Wolverine, así como los inversores financieros TPG y Apollo

La desinversión sigue a una controversia reciente que afectó a varias marcas internacionales que se manifestaron en contra del tratamiento de los musulmanes en la región china de Xinjiang. Adidas se encontraba entre varias marcas de moda multinacionales que dijeron en 2019 que ya no obtendría algodón de Xinjiang después de enterarse de los informes de supuestos trabajos forzados en el lugar.

En respuesta, los consumidores chinos comenzaron a pedir el boicot de las marcas en marzo de este año. Las ventas de productos Adidas en la plataforma china de comercio electrónico Tmall se desplomaron un 78% en abril respecto al año anterior, informó Bloomberg.

Mientras tanto, la controversia impulsó las ventas de Anta Sports y Li Ning de China. Las dos empresas vieron cómo sus acciones cotizadas en Hong Kong se dispararon alrededor del 29% y 51%, respectivamente, desde que surgió la problemática en marzo.

Con información de Forbes US.

loading next article