Forbes Argentina
Grin
Negocios

Del boom a un adiós en silencio: empresa de monopatines eléctricos vende sus unidades usadas por menos de $ 30.000

Javier Ledesma Cascio

Share

Solo queda una compañía en pie tras el boom en 2019. Qué sucedió con el resto de los jugadores.

30 Noviembre de 2020 14.30

Los monopatines eléctricos se habían convertido en un boom en 2019, con cientos desperdigados por las calles porteñas. Sin embargo, en tan solo un año, el negocio pasó de tener varios players a la desaparición de cada uno de ellos con un silencioso adiós. La mexicana Grin, última que quedaba en pie en la Ciudad de Buenos Aires, comenzó a vender sus unidades, tanto nuevas como usadas a través de su sitio web.

Fue la primera en llegar y al parecer será la última en sostenerse. Grin lanzó su plataforma de alquiler de scooters en mayo del año pasado, unos días después de que la Legislatura porteña aprobara la ley que regula su funcionamiento. Ese mismo año, la compañía se fusionó con la procesadora de pagos brasileña Yellow y ambas pasaron a formar parte del holding Grow Mobility.

A la firma mexicana luego se le sumó más competencia internacional en el mercado argentino. La plataforma española de delivery Glovo (que vendió su operación en Argentina en septiembre) presentó Glovo Go, mientras que su compatriota de movilidad, Cabify, lanzó Movo. Ambas suspendieron su servicio en mayo pasado debido a la caída de la demanda producto del aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO).

La Argentina también había despertado el interés del unicornio del sector, Lime. La compañía estadounidense valuada en US$ 2.400 millones, que contaba con el apoyo financiero de Uber y Google, inauguró su negocio en el país en septiembre de 2019. Pero tres meses después anunció su salida del país y de otras 11 ciudades. “Parte de hacer realidad la transformación de la movilidad urbana es lograr la independencia financiera. Por eso, cambiamos nuestro enfoque”, explicaron desde la empresa en un comunicado.

Otro player que había puesto sus ojos en el mercado local había sido Frog, oriunda de Austin, Texas. En este caso, la compañía tenía una pata en el Interior y planeaba lanzarse en Mendoza con una inversión de US$ 4 millones. En noviembre confirmó que ponía en stand by sus planes en el país y no hubo más noticias al respecto. A comienzos de 2020 anunció su expansión en Chile.

Desde la Secretaría de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires le aseguraron a Forbes Argentina que Grin todavía tiene posibilidad de seguir operando. En tanto, los demás ya no brindan servicio. La compañía pausó el suyo en marzo, al mismo tiempo que cambiaba de manos, ya que Grow Mobility fue adquirida por el fondo de venture capital, Mountain Nazca.

Unos meses más tarde, la firma adaptó su negocio e incorporó la unidad de negocios Grin4U que, a diferencia del pago por un tiempo limitado, le daba la posibilidad a las empresas para que alquilaran monopatines de manera mensual para sus empleados. Pero en noviembre, la empresa publicó en sus redes sociales que vendería 50 monopatines con motivo del CyberMonday en su sitio web. Según un artículo de La Nación, Grin solo tenía disponibles 200 unidades, por lo que la operación era por un 25% del total de su flota.

Actualmente, los monopatines continúan a la venta en su plataforma. Los 0KM tienen un costo de $ 60.000, hay otros catalogados como “casi nuevos” (con menos de 20 kilómetros de uso) a $ 48.000, mientras que los usados se venden a $ 28.000. También se venden los cascos por $ 2.300 y un combo de dos scooters usados con sus respectivos cascos a $ 54.000. Forbes Argentina intentó comunicarse con la empresa pero no obtuvo respuesta.