Forbes Argentina
industria-argentina-3
Money

Para las consultoras privadas, en marzo, la actividad económica alcanzó los niveles prepandemia

Forbes Digital

Share

Si bien las variaciones positivas son un buen indicador, la llegada de la segunda ola y más restricciones hacen que el panorama no sea tan alentador para lo que viene, precisaron las consultoras.

30 Abril de 2021 11.00

A la hora de analizar el andar de la economía en los primeros tres meses del 2021, hay señales positivas que dan cuenta de cierta recuperación. Lo importante a la hora de analizar es tener una visión de perspectiva. Alejarse del número frío permite entender que la peor parte de la película sucedió en 2020 y que el desplome de la actividad fue histórico el año pasado. Por eso, a la hora de leer sobre variaciones positivas, hay que tener en claro contra qué se compara la foto actual.

El Indicador Mensual de Actividad (IMA) que realizan desde el Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala (ITEGA), registró un crecimiento interanual de 2,6% en los primeros tres meses del año. Sin embargo aclaró que  "la comparación se ve afectada por la baja base de comparación”. Esto hace que en marzo particularmente, cuando en 2020 comenzaban las restricciones, la suba interanual haya sido de un 9,2%.

El primer trimestre de 2021 arrojó un crecimiento de 3% respecto del cuarto trimestres de 2020. “Con este registro de actividad ya se recuperó el 100% del nivel perdido desde el piso de la crisis en abril 2020”, ponderaron desde ITEGA.

Desde el Instituto explicaron que la mayoría de los indicadores muestran un incremento marcado respecto a 2020. Pero la particularidad del contexto hace que no puedan ser un fiel termómetro para entender qué rumbo está tomando la economía local. Por mencionar algo, ejemplificaron, "despachos de cemento se incrementó 94%, pero al compararlo con una caída del 47% en 2020 que a su vez se suma a la caída de 13% en 2019”, explicó ITEGA.

En un informe realizado por la consultora Orlando Ferreres & Asociados, se mostró que la actividad económica creció 8,8% anual en marzo. "En marzo, el Índice General de Actividad IGA (desestacionalizado) se ubicó en 162,37 unidades, es decir, superó los 159,19 de febrero de 2020, el último mes normal antes del Covid-19", remarcaron desde la consultora.

En marzo, la actividad regresó al nivel prepandemia (pero después llegó la segunda ola)

Según Ferreres, el nivel general de actividad tuvo un avance interanual de 3,8% y la medición desestacionalizada de marzo observó una expansión de 1,1% respecto de febrero. "Si bien las cifras anuales continuarán siendo positivas por la baja base de comparación, las perspectivas no son alentadoras: los temores por la llegada de una segunda ola se materializaron, y actualmente nuestro sistema de salud está atravesando por su momento más crítico desde el inicio de la pandemia, y seguramente veremos restricciones que impactarán en la actividad”.

En el trabajo realizado por Ferreres & Asociados se mostró el crecimiento interanual que tuvieron los sectores más golpeados el año pasado: construcción (+22,8%), comercio (+17,4%) y la industria manufacturera (+17,7%). "La medición desestacionalizada también muestra una expansión respecto del mes de febrero, “en parte motivada por aumentos vinculados al comercio de insumos y por recomposición de stocks”, señaló Ferreres.

El sector agropecuario mostró en marzo una merma de 3,4% en la comparación interanual, mostrando una desaceleración en la caída gracias al mejor resultado del sector ganadero, el cual anotó un avance de 5,1% anual. El primer trimestre acumula de esta manera una caída de 5,8% respecto del mismo período del año pasado.

Por su parte, la producción industrial registró en marzo un crecimiento de 17,7%, impulsada por los extraordinarios avances anuales en el sector automotor (+125%), en los minerales no metálicos (+84%) y en los metales básicos (+35%). En conjunto, la industria acumula para los primeros tres meses una expansión de 9,4% anual

Electricidad, gas y agua anotó en marzo una leve contracción de 0,2% anual, acumulando para el primer trimestre un avance de 0,1% en relación al mismo período del año anterior. Para el sector eléctrico, Cammesa registró en marzo un decrecimiento de la generación de 1,8%, vinculado a la caída en los consumos residenciales, que no logró ser compensada por la mayor demanda de los grandes usuarios.

Por último, el comercio anotó en marzo el mayor avance desde el año 2004, registrando una suba de 17,4% y acumulando para el primer cuarto del año una expansión de 9,9%. En detalle, el sector minorista mostró un crecimiento de 19,7%, mientras que la rama mayorista subió 14,7%, siempre en la comparación interanual.