Forbes Argentina
Jeff Bezos.
Millonarios
Share

Ayer martes, el multimillonario comunicó su decisión de dejar el cargo de CEO para ocupar el de Presidente Ejecutivo, lo que le dará más tiempo para concentrarse en sus otros negocios.

03 Febrero de 2021 10.30

El fundador de Amazon, Jeff Bezos, anunció el martes que se hará a un lado como director ejecutivo del gigante del comercio electrónico, para ocupar el cargo de presidente ejecutivo, una medida que, según dijo, le dará más tiempo para concentrarse en sus otras "pasiones".

Bezos dijo que usará su nuevo tiempo libre para concentrarse en The Day One Fund, el fondo de US$ 2.000 millones que estableció en 2018 con el objetivo de abrir preescolares con becas completas en comunidades desatendidas, y financiar organizaciones sin fines de lucro que apoyan a las familias sin hogar.

También dijo que trabajará en Bezos Earth Fund, que inició hace un año con una promesa de US$ 10.000 millones (casi el 10% de su patrimonio neto en ese momento) para combatir el cambio climático mediante la concesión de subvenciones a "científicos, activistas, ONG: cualquier esfuerzo que ofrezca una posibilidad real de ayudar a preservar y proteger el mundo natural”, dijo Bezos.

Bezos también tiene Blue Origin, su compañía privada de vuelos espaciales que está desarrollando cohetes para el turismo espacial comercial, y que insinuó que podría ayudar a la NASA a llevar humanos a la Luna .

El multimillonario dijo que también dedicará más tiempo a The Washington Post, que compró por US$ 250 millones en 2013, ayudando a expandir su presencia digital y aumentar los ingresos.

El legado que deja Bezos

Jeff Bezos se enfrentó a las grandes cadenas de librerías como Borders y Barnes & Noble al comenzar a vender libros online en 1994. Tres años después, cuando salió a la bolsa, tenía más de US$ 2,5 millones de títulos y generaba ventas anuales de US$ 148 millones. 

Su inventario se renovó 42 veces ese año, en comparación con solo 2,1 veces para Barnes & Noble. "Amazon.com no puede existir en el mundo físico", dijo Bezos a Forbes en 1996, el primer año en que la compañía apareció en la revista. "Ninguna área metropolitana podría soportar una librería de un millón de títulos".

Pero Bezos no tenía ninguna intención de detenerse allí. En 1998, Amazon había comenzado a ampliar su oferta para incluir todo tipo de cosas, como CD, DVD, ropa, juguetes y productos de oficina. También comenzó a insinuar sus ambiciones descomunales, abandonando el lema de la compañía como la "librería más grande de la Tierra" y empezando a describir a Amazon como un minorista en línea que ofrecería la "selección más grande de la tierra".

En 1999, Amazon invitó a terceros a que comenzaran a publicar productos en el mercado y competir directamente con los productos que la plataforma vendía. Estos vendedores, en su mayoría de pequeñas y medianas empresas, ahora forman la columna vertebral del gigante del comercio electrónico y generan aproximadamente el 60% de las ventas de sus productos en la actualidad; el doble del porcentaje que representaban hace una década.

Hacer del envío de dos días la nueva normalidad

En 2005, Bezos introdujo un nuevo programa de lealtad llamado Amazon Prime con un atractivo beneficio: por US$ 79 al año, los clientes podían recibir envíos gratuitos en dos días a la semana, moldeando rápidamente sus expectativas para las compras en línea y haciendo que el resto de la industria luchara por competir. Amazon siempre se mantuvo un paso por delante, gracias a más de 100 centros logísticos donde empaqueta y envía artículos. También construyó su propia flota de transporte, que rivaliza con la oficina de correos. ShipMatrix estimó recientemente que está entregando dos tercios de sus propios paquetes. 

Crear una fuente de ingresos para financiar el negocio minorista

En 2006, Amazon comenzó a ofrecer servicios de computación en la nube a otras empresas. Había construido la tecnología para ejecutar su propio sitio web y pensó que tal vez podría ganar dinero vendiéndoselo a otros. Llamado Amazon Web Services, atrajo rápidamente a clientes importantes como la NASA o Netflix, y sirvió como una fuente de ingresos para la compañía, generando US$ 35.000 millones en ventas en 2019 y ayudando a compensar las pérdidas del negocio minorista.

Entrar en tiendas físicas

Amazon hizo su primera gran incursión en el comercio minorista de ladrillo y mortero en 2017, cuando anunció que iba a adquirir Whole Foods por US$ 13.400 millones. Desde entonces, bajó los precios de cientos de productos, además de ofrecer beneficios especiales a los miembros Prime, como la entrega gratuita de comestibles en todas sus tiendas.

Pionero en el pago automático

Amazon abrió su primera tienda Amazon Go al público en 2018, ofreciendo a los compradores la posibilidad de recoger artículos e irse sin esperar en la línea de pago. Su tecnología "Just Walk Out", que aprovecha una combinación de cámaras e inteligencia artificial para rastrear automáticamente los artículos que los compradores colocan en sus carritos. También está disponible para otros minoristas: Hudson y OTG están experimentando con la tecnología en un puñado de tiendas para llevar en el aeropuerto.

Convertirse en la persona más rica del planeta en el camino

Bezos apareció por primera vez en la lista Forbes 400 en 1998 después de hacer pública su empresa con un patrimonio neto de US$ 1.600 millones, lo que lo convirtió en la 102a persona más rica del país y le valió su primer lugar en la portada de Forbes. Casi dos décadas después, en 2017, superó a Bill Gates por primera vez como la persona más rica del mundo

Su patrimonio neto también superó los US$ 100.000 millones ese año. Ahora cuenta con un patrimonio neto de US$ 196.000 millones, gracias a una participación del 11% y una acción que ha seguido desafiando la gravedad (y esto es después de darle a su ex esposa MacKenzie una cuarta parte de sus acciones en el divorcio). En agosto de 2020, se convirtió en la primera persona en valer más de US$ 200.000 millones .

Traducción: Nicolás Della Vecchia.

Notas publicadas en Forbes US