Forbes Argentina
Millonarios

Cuánto aumentó la fortuna de los multimillonarios detrás de la vacuna de Pfizer

Forbes US

Share

Las acciones subieron después de que el gigante farmacéutico indicara que podría tener un 90% de efectividad contra el coronavirus.

13 Noviembre de 2020 09.01

Las acciones subieron después de que el gigante farmacéutico Pfizer anunciara resultados positivos de la fase tres de los ensayos de su vacuna contra el Covid-19, desarrollada en asociación con el grupo biotecnológico alemán BioNTech, lo que indica que podría tener un 90% de efectividad contra el coronavirus.

La noticia impulsó un aumento del 14% en las acciones de BioNTech, lo que impulsó la fortuna de su fundador multimillonario, Ugur Sahin, y de los mayores inversores de la empresa, los hermanos multimillonarios alemanes Thomas y Andreas Struengmann .

El creciente precio de las acciones impulsó el patrimonio neto de Sahin en más de US$ 500 millones a aproximadamente US$ 4.400 millones, mientras que los hermanos Struengmann agregaron colectivamente casi US$ 1.500 millones a sus fortunas, cada una con un valor estimado de US$ 10.400 millones.

Sahin, de 54 años, se unió por primera vez al club de los multimillonarios a principios de este año cuando las acciones de BioNTech aumentaron gracias a las noticias positivas de su colaboración en vacunas con Pfizer.

Sahin fundó BioNTech en la ciudad de Mainz, en el oeste de Alemania, en 2008, con el respaldo de los hermanos Struengmann, que ya habían invertido en una empresa anterior fundada por Sahin y su esposa, la inmunóloga Özlem Türeci en 2001. Esa empresa, Ganymed Pharmaceuticals, fue vendida a Astellas Pharmaceuticals en 2016 por US$ 460 millones (más US$ 940 millones adicionales si se cumplían ciertos hitos). Fue otra salida exitosa para los inversores gemelos multimillonarios de la atención médica, que primero hicieron fortuna con Hexal, el fabricante de medicamentos genéricos que fundaron en 1986 y luego vendieron a Novartis por alrededor de US$ 7.000 millones en 2005.

A diferencia de las vacunas anteriores, que se basaban en formas debilitadas de un virus para estimular la inmunidad, la vacuna Pfizer-BioNTech utiliza ARN mensajero, las moléculas en las células que controlan la producción de proteínas, para dirigir el sistema inmunológico a producir anticuerpos que combaten el coronavirus. Es una nueva tecnología en la que también fue pionera la firma de biotecnología Moderna, con sede en Cambridge, que vio aumentar sus acciones en un 9%.

El precio de las acciones de Moderna se disparó desde enero gracias a su propia vacuna candidata, que actualmente se encuentra en la fase tres de ensayos. Ese crecimiento ya generó dos nuevos multimillonarios este año: el director ejecutivo Stéphane Bancel, con un patrimonio neto de US$ 2.400 millones, y el profesor de Harvard, Dr. Timothy Springer , con un patrimonio neto de US$ 1.300 millones. Pronto podría producir otro: el profesor del MIT Bob Langer, uno de los primeros inversores en Moderna.

El anuncio de Pfizer generó un optimismo más amplio entre los inversores de que un mundo posterior a al Covid estaba a su alcance, con el mercado de valores castigando a empresas como Zoom y Amazon que se habían beneficiado de los consumidores confinados en sus hogares.

La fortuna del CEO y fundador de Zoom, Eric Yuan, se vio afectada el lunes cuando las acciones de Zoom cayeron un 14%, reduciendo su patrimonio neto en US$ 3.000 millones a US$ 18.900 millones. Jeff Bezos, la persona más rica del planeta con un patrimonio neto de US$ 188.800 millones, también vio su fortuna caer en US$ 4.600 millones, ya que las acciones de Amazon cayeron un 2,5%.