Forbes Argentina
El cohete que impactará contra la luna en marzo no es de Elon Musk
Millonarios

Aseguran que el cohete que impactará contra la Luna no es de Elon Musk y revelan al verdadero responsable

Forbes Digital

Share

20 Febrero de 2022 08.00

Hace algunas semanas se reveló que un cohete podría impactar contra la luna en marzo. En un principio, se aseguró que el mismo es un Falcon 9 de SpaceX, la empresa de viajes espaciales de Elon Musk. Sin embargo, un grupo de estudiantes confirmó que en realidad se trata de un cohete proveniente de un lanzador de China.  

Según el informe hecho por un grupo de alumnos y profesores de la Universidad de Arizona, Estados Unidos, el cohete que probablemente colisione contra la luna en marzo no es de Elon Musk, sino del programa The Long March, que es operado por la Administración Nacional del Espacio de China. 

El cohete que impactará contra la luna no es de SpaceX, empresa de Elon Musk

El cohete en sí pertenece a la misión Chang`e 5-T1 y todo indica que estallará contra la cara oscura de la luna el próximo 4 de marzo. El vehículo espacial fue lanzado en octubre de 2014 y en las últimas semanas fue confundido con un Falcon 9 de SpaceX, propiedad de Elon Musk, que fue lanzado en 2015.  

"Tomamos un espectro, que puede revelar la composición material de un objeto, y lo comparamos con cohetes chinos y SpaceX de tipos similares. Este coincide con el cohete chino", dijo el supervisor y profesor asociado de la Universidad de Arizona, Vishnu Reddy, quien formó parte del estudio.

Elon Musk rompió el silencio y anunció las innovaciones de SpaceX

"Esta es la mejor coincidencia y tenemos la mejor evidencia posible en este momento", sumó Reddy a su declaración sobre las nuevas observaciones. Además, destacó que los estudiantes que formaron parte del equipo incluyen a Grace Halferty, Adam Battle y Tanner Campbell y que se utilizó el sistema Raptors, un telescopio que se encuentra en la Universidad.

Todo indica que la colisión ocurrirá y esto marcará un hecho histórico ya que será el primer cohete que impacte contra la luna de forma no controlada. En el pasado, la NASA hizo pruebas con vehículos que impactaron contra el satélite pero siempre enmarcado en estudios de investigación científica. 

Por qué se creyó que era un cohete de Elon Musk

La primera identificación del cohete que estallará contra la luna en marzo la realizó Bill Gray, encargado de administrar el software Project Pluto, diseñado para rastrear objetos que están cerca del Planeta Tierra. En ese momento, Gray comentó que se trataría de un Falcon 9, propiedad de Elon Musk. Aunque también indicó que sus conclusiones no eran concluyentes.

El lanzamiento de uno de los cohetes chinos pertenecientes al programa The Long March.

"Otros y yo llegamos a aceptar la identificación con la segunda etapa del Falcon 9 como correcta", comentó Gray. Y agregó: "El objeto tenía el brillo que esperaríamos y apareció en el momento esperado y se movió en una órbita razonable".

El primero en señalarle a Gray el error fue Jon Giorgini, un ingeniero que trabaja en la NASA y que llegó a la conclusión de que la trayectoria de ese cohete de Elon Musk no se cruzaba con la luna. 

Luego del estudio hecho por estudiantes de la Universidad de Arizona, Gray revisó los cálculos y actualmente cree que se trata de un cohete de la misión Chang`e 5-T1 de China

El equipo de la Universidad de Arizona

El equipo que llevó a cabo el estudio que identificó al cohete emitió un comunicado firmado por Tanner Campbell, un estudiante de la universidad que se graduó en ingeniería aeroespacial y mecánica. "No solemos tener la oportunidad de rastrear algo que sabemos que llegará a la luna antes de tiempo", indicó sobre el estudio que hicieron. 

En ese sentido, también destacó que “estiman que el cohete golpeará en algún lugar dentro o cerca del cráter Hertzsprung en el lado oculto de la luna”. "Existe un interés particular en ver cómo los impactos producen cráteres. También es interesante desde una perspectiva de predicción orbital, porque viaja entre la Tierra y la Luna sin propulsión", sumó Campbell. 

Elon Musk con un cohete de SpaceX.

"Es solo un cuerpo de cohete inerte lanzado por su propia energía y por la presión de la radiación solar, por lo que podemos evaluar nuestros modelos y ver qué tan buenas son nuestras predicciones", concluyó el ingeniero aeroespacial y destacó el trabajo que hizo el grupo para llegar a estas conclusiones. 

De todas formas, no es la primera vez que el equipo de la Universidad de Arizona rastrea objetos perdidos en el espacio. En los últimos años tuvieron descubrimientos que incluyen la ahora desaparecida estación espacial china Tiangong 1 que salió de órbita en 2018, una pieza de un cohete Atlas que lanzó la misión lunar Surveyor 2 de la NASA en 1966, y el 22 Cohete chino Long March 5B de una tonelada que cayó sin control a la Tierra en 2021.

loading next article