Forbes Argentina
tesla-model-3-taxi-paris-g7
Lifestyle
Share

El conductor del taxi, que estaba fuera de servicio y circulaba con su familia camino de un restaurante, asegura que pisó el freno pero que el coche siguió acelerando. Como resultado, la compañía líder de taxis de París ha suspendido cautelarmente el uso del Tesla Modelo 3.

15 Diciembre de 2021 15.58

El taxista fuera de servicio que estrelló un Tesla Model 3 en París el sábado por la noche arrolló postes metálicos, una hilera de bicicletas de pago, un contenedor de reciclaje lleno de cristales y atropelló a peatones y una furgoneta antes de detenerse finalmente, según testigos.

El conductor del taxi, que estaba fuera de servicio y circulaba con su familia camino de un restaurante, asegura que pisó el freno pero que el coche siguió acelerando.

Como resultado, la compañía líder de taxis de París ha suspendido cautelarmente el uso del Tesla Modelo 3 después de un grave accidente. El pasado fin de semana, uno de los vehículos Tesla colisionó contra otro coche. Un fatal accidente que se ha cobrado la vida de una persona y diez resultaron heridas de gravedad

Tillard Diomande estaba sirviendo a los clientes detrás de su barra en el restaurante africano Moonlight cuando el Tesla pasó a toda velocidad. Cuando se asomó, dijo que observó una carnicería. "Pensé que era un ataque. Había cristales, polvo (...) era como si hubiera habido una explosión", dijo Diomande a Reuters. Una persona murió, tres resultaron gravemente heridas y otras 17 resultaron heridas en el accidente ocurrido en el distrito 13 de la capital, en una calle repleta de bares, restaurantes y tiendas.

"Oímos la explosión, el silencio, los gritos. Una escena de guerra abajo. Muy, muy impactante", dijo a Reuters a través de Twitter un profesor que vive en un apartamento situado encima del lugar del accidente.

Las imágenes de video de CCTV del interior del cercano restaurante Sarawan mostraban un coche negro corriendo por la Avenida d'Ivry a gran velocidad, seguido de un fuerte choque un par de segundos después. Los comensales giran la cabeza en la dirección en la que viajaba el coche. Una mujer se tapa la boca con una mano, otra se lleva las manos al pecho y la gente de fuera corre hacia el accidente. Una fuente policial dijo que el conductor dijo a los investigadores que había dirigido deliberadamente el coche contra objetos para detenerlo.

Tesla no respondió a las solicitudes de comentarios. La residente local Rosanna Zorzi vio trozos de vidrio del tamaño de un puño esparcidos por la intersección donde el Tesla se detuvo. Había cruzado la calle minutos antes para llegar al restaurante Pho Banh Cuon y ayudó a atender a los heridos, algunos de los cuales habían sido golpeados por los cristales que volaban.

"Nunca había oído un sonido así. Era el sonido del infierno", dijo Zorzi, de 25 años, sobre el choque. "Había un anciano que estaba muy mal. Ayudé a una mujer que había sido golpeada en la pierna por fragmentos de vidrio".

El portavoz del gobierno francés, Gabriel Attal, dijo en una conferencia de prensa que Tesla les había informado de que no había indicios inmediatos de que la culpa fuera de un fallo técnico.

El camarero Idris Benlalli, que fue testigo del final de la trayectoria destructiva del Tesla, dijo que el auto eléctrico destruyó una fila de bicicletas de alquiler y envió un contenedor de reciclaje de vidrio volando varios metros por el aire antes de que los fragmentos se esparcieran zona.

La esquina delantera izquierda del Tesla quedó aplastada, su parabrisas se hizo añicos y todo su lado izquierdo quedó muy dañado. Los restos quedaron esparcidos por el asfalto. "Fue un caos", dijo Benlalli.

loading next article