Forbes Argentina
Lifestyle
Share

07 Abril de 2021 17.30

Rolex presentó el Oyster Perpetual Explorer II de nueva generación y le da continuidad al vínculo que une desde siempre a la marca con el mundo de la exploración. Este reloj-herramienta de acero Oystersteel luce de ahora en adelante una caja y un brazalete rediseñados. Su nuevo diseño le confiere unas líneas especialmente armoniosas y equilibradas, al tiempo que mantiene la fidelidad a la estética histórica del modelo.

La esfera lacada blanca y las agujas de las horas, minutos y segundos lacadas se distinguen por un acabado mate. La aguja 24 horas conserva su emblemático color naranja, tonalidad en la que el nombre 'Explorer II' aparece inscrito sobre la esfera desde el año 2011.

Una experiencia diferente

El Explorer II de nueva generación está dotado de visualización Chromalight optimizada. Una vez que el reloj está sumido en la oscuridad, la intensidad de la tenue luz azul emitida por los índices y las agujas se mantiene durante más tiempo gracias al innovador y exclusivo material luminiscente del que estos elementos están cubiertos. A la luz del día, su tono blanco es más vivo.

El Explorer II de nueva generación está equipado con el calibre 3285, un movimiento completamente desarrollado y manufacturado por Rolex, presentado en 2018 e integrado en este modelo de 2021. Este movimiento mecánico de cuerda automática fue objeto de varios depósitos de patente.

Como todos los relojes Rolex, el Oyster Perpetual Explorer II cuenta con la certificación de Cronómetro Superlativo, que garantiza su excelente rendimiento en la muñeca. Esta denominación atestigua que cada reloj que sale de los talleres de la marca superó con éxito una serie de pruebas llevadas a cabo por Rolex en sus laboratorios internos y con arreglo a sus propios criterios. Estas pruebas de certificación se efectúan al conjunto del reloj, una vez encajado el movimiento, con el fin de garantizar su rendimiento superlativo en la muñeca en materia de precisión, hermeticidad, cuerda automática y autonomía.

Gracias a su visualización 24 horas constituida por una aguja adicional y un bisel grabado, el Explorer II permite distinguir sin equívoco las horas del día de las de la noche. Una opción especialmente útil en las zonas en las que la alternancia entre día y noche no resulta evidente, o simplemente no existe, como bajo tierra o en las regiones polares, donde reinan seis meses de oscuridad y seis meses de luz solar. Esta visualización también permite, en determinadas condiciones, utilizar el reloj como brújula. La visualización 24 horas puede servir asimismo para indicar la hora de un segundo huso horario.

Caja Oyster, símbolo de hermeticidad

La caja Oyster del Explorer II de nueva generación, de 42 mm de diámetro, garantiza una hermeticidad de hasta 100 metros de profundidad. Su carrura se trabaja a partir de un bloque macizo de acero Oystersteel, una aleación especialmente resistente a la corrosión. Su fondo, con un fino sistema de acanalado, está herméticamente enroscado con ayuda de una herramienta especial.

La corona Twinlock, provista de un sistema de doble hermeticidad y de protectores tallados en la carrura, se enrosca sólidamente a la caja. El cristal, coronado por la lente Cyclops en la posición de las 3 horas para una mejor lectura de la fecha, está realizado en zafiro prácticamente imposible de rayar. Totalmente hermética, la caja Oyster protege de forma óptima el movimiento que alberga en su interior.

Rolex utiliza acero Oystersteel para las cajas de acero de sus relojes. Especialmente desarrollado por Rolex, el acero Oystersteel pertenece a la familia del acero 904L, las aleaciones más utilizadas en la alta tecnología y en las industrias química y aeroespacial, en las que la resistencia a la corrosión es esencial. El acero Oystersteel es extremadamente resistente, ofrece un acabado excepcional al ser pulido y conserva su belleza incluso en las condiciones más extremas.

El brazalete Oyster es fruto de una alquimia perfecta entre forma y función, estética y técnica, diseñado para ser a la vez robusto y confortable. Está equipado con un cierre desplegable Oysterlock que evita cualquier apertura 
accidental, y cuenta con un cómodo sistema de extensión Easylink, otra característica exclusiva de Rolex. Este 
ingenioso sistema de extensión permite ajustar fácilmente la longitud del brazalete de aproximadamente 5 mm, con el fin de ofrecer una mayor comodidad en cualquier circunstancia.

La lente Cyclops es una de las características Rolex más distintivas, y una de las más reconocibles. Bautizada así por el gigante de un solo ojo de la mitología griega, la lente Cyclops mejora la apertura de la fecha, aumentando 
dos veces y media la visualización de esta para facilitar su lectura. Detrás de la lente Cyclops, como cada 
característica de un reloj Rolex, se encuentra una historia de invención, investigación y desarrollo, y la búsqueda 
infinita de la perfección.

Tags
Reloj Rolex
loading next article