Forbes Argentina
Freelancer
Lifestyle

Las ventajas de ser freelancer que no tienen los trabajos fijos

Jimena Azinovic

Share

Aunque la estabilidad de un trabajo bajo dependencia es tentadora, ser freelancer tiene una serie de ventajas muy difíciles de batir.

09 Noviembre de 2021 08.35

Ser freelancer permite tener una libertad y una flexibilidad que un trabajo de oficina convencional no puede ofrecer. Puedes elegir qué tipo de trabajo quieres hacer, con quién quieres colaborar, a qué horas del día vas a trabajar o desde dónde.

Pero hay otras decisiones que tienen que ver más con las fortalezas y necesidades individuales. Como profesional autónomo ya no estás tratando de encajar en una cultura de empresa y no estás sometido a un programa estricto ni estresante. Esta flexibilidad tiene muchas ventajas que hay que saber aprovechar.

Freelancer

Tienes el control de la carga de trabajo

Una de las mejores partes de ser freelancer es poder decir cuándo es suficiente, y esto es bueno para la salud. Una investigación de la Universidad del Estado de Kansas reveló que los empleados que trabajan más de 50 horas por semana sufren una disminución de la salud mental y física.

Otro estudio realizado por investigadores europeos encontró que los que trabajan 10 horas o más al día pueden tener más riesgo de padecer problemas cardiovasculares, incluyendo ataques al corazón, en un 60%.

Tienes menos probabilidades de enfermarte

La mayoría de trabajadores freelance trabajan desde casa. Esta condición de trabajo te permite estar más resguardado de gripes o virus. Según un estudio realizado en Dinamarca, cuantas más personas trabajen en una habitación, más probabilidad de enfermar tendrán.

Libertad

Puedes descansar y dormir tanto como quieras

Dormir bien es un gran beneficio para la salud en general. La investigación ha demostrado que tomar pequeños descansos, incluso durante 15-20 minutos, pueden ayudar a mantener la concentración y mantener los niveles de energía durante todo el día. Aunque algunas empresas y universidades han adoptado esta práctica y han creado salas de siesta para sus empleados y estudiantes, la mayoría de los trabajadores de oficina no reciben este lujo.

Controlas tus relaciones de trabajo

Cuando trabajas como freelancer, depende de ti cuánto deseas comunicarte con los clientes y compañeros durante el día. Una gran cantidad de trabajadores autónomos tiene una política de no revisar su correo electrónico más de 2 o 3 veces al día para ayudar a mantener el ritmo de trabajo. Un estudio de la Universidad British Columbia reveló que, cuanto menos se revisa el correo electrónico, más se puede reducir el estrés.

Freelancer

Nadie te da órdenes

Eres tu propio jefe y puedes evitar todo el estrés que genera trabajar para alguien difícil. Trabajar para un mal jefe puede tener una serie de efectos negativos, tales como problemas de peso, depresión, problemas de sueño, presión arterial alta y estrés crónico.

Ahorras tiempo

La mayoría de los trabajadores freelance no tienen que salir de casa para ir al trabajo. Esto es ideal para gestionar el tiempo, e incluso mejor para la salud.

loading next article