Forbes Argentina
img2141
Life Style

Por qué Bariloche fue elegido por Forbes como un lugar emblemático para visitar

Ana Pere Vignau Forbes Staff

Share

12 Febrero de 2020 09.27

Bariloche quedó en el cuarto lugar del top 20 del ranking de lugares para visitar en el 2020. Una guía para degustar su gastronomía gourmet, sus cervezas artesanales y los alojamientos más exclusivos del país.

Por qué Bariloche está cuarto en una lista de los 20 favoritos para visitar en 2020? La elección  no es caprichosa. Esta ciudad de la Patagonia, con los paisajes más suizos de América Latina, permite darse todos los gustos: alta cocina regional, los mejores chocolates, cervezas de sabores inesperados, excursiones a lugares inimaginables y hoteles exclusivos con vista a una naturaleza que se revela en todas las estaciones del año.

 

 

MELODÍAS EN EL BOSQUE

 

Hasta los más viajados se asombran al pisar Isla Victoria. Si hubiera que elegir una única excursión para hacer en Bariloche, habría que señalar a este rincón donde los arrayanes crecen como en ningún otra parte del mundo. Recorrer este bosque de manera diferente es la propuesta de Esencia Travel, que combina relatos en primera persona con spots solitarios y sorpresas de alto nivel.

 

Nahuel Alonso creó hace 18 años esta empresa receptiva de turismo con un objetivo en mente: ser anfitrión en un territorio que siente como propio. Cuando tenía 5 años, su mamá se enamoró del guardaparque de Isla Victoria y ahí pasó toda su infancia. “Para mí es muy importante volver atrás en el tiempo y contarles a los visitantes no solo la historia del lugar, que es superinteresante,  sino la mía personal, mostrar que en ese muelle mi mamá conoció a mi papá, que en aquella casa vivimos y que esa fue mi escuela”, detalla Alonso.

 

La experiencia comienza con una navegación por el lago Nahuel Huapi en una embarcación exclusiva, sigue con una caminata entre cipreses y coihues y cierra con un banquete montado en una playa solitaria. El gran broche ocurre cuando del silencio de la sobremesa surge una música de un charango o un violín, tocados por Matilde, Pedro o Jannille. “Buscamos conectar el paisaje con el corazón, que la gente empiece a visualizar las virtudes de la naturaleza. Y, desde ahí, que pueda identificar productos que luego bajamos a la gastronomía y que el plato tenga un maridaje con el ambiente, una trucha frescadel lago, piñones de araucarias, castañas cosechadas en el lugar... Cuando la gente quedó satisfecha con la comida, aparece un artista local que se inspiró en el paisaje para componer su música. Eso traza un electrocardiograma emocional que transforma ?observa Alonsó. El desafío de todo esto es que la gente vuelva mejorada a sus casas, que haya incorporado a la Patagonia en su mapa mundial”.

 

Hoteles únicos

 

El imán que atrae a cualquiera que llega a esta ciudad a orillas del Nahuel Huapi es la naturaleza en estado puro, con lagos, parques y montañas. Dentro de esos paisajes de postal hay alojamientos de lujo que se vuelven un destino en sí mismo. Dos ejemplos sobresalen del resto: el ya mítico Llao Llao y el nuevísimo Villa Beluno, que parece sacado de la mismísima Toscana.

 

Si bien el proyecto de la familia López, dedicada a la industria de las grasas alimenticias, era hacer una casa de té, la idea inicial fue tomando grandes dimensiones hasta transformarse en un hotel de alta gama con 13 habitaciones únicas con tamaños que oscilan entre los 72 y los 226 metros cuadrados. La ubicación de Villa Beluno es otro de sus privilegios. A 21 kilómetros del Centro de Bariloche, en la Península de San Pedro, el hotel ocupa cuatro hectáreas frente a  la Isla Victoria. Así, esta suerte de réplica de un castillo italiano con paredes de piedra y torre cilíndrica se impone en el paisaje natural. “Nos inspiramos en nuestros viajes y gustos personales. Buscamos recrear lo que sería para nosotros el lugar vacacional ideal, para reunir a toda la familia y disfrutar de la naturaleza en su estado más puro”, detalla Sabrina López, quien se ocupa de la gerencia de este alojamiento que abrió sus puertas en julio de 2019 con una  inversión  de  US$ 8 millones (sin contar el valor del terreno).

 

SUR GOURMET

 

Bariloche huele a chocolate, pasto fresco y cerveza artesanal. La gastronomía de esta ciudad debería estar en los radares de cualquier foodie. Una de las novedades para probar los mejores platos frescos patagónicos es el domo del Llaollao. Dentro de esta burbuja en medio del verde hay un vivero hidropónico de vegetales y flores con algunas mesas estratégicas donde probar preparaciones con productos de la huerta. “Ponderamos la cocina de kilómetro 0”, advierte Luis Rivas, Sous Chef de Llaollao, quien indica que la mayoría de lo que usan es de Bariloche. “Tenemos muchos tipos de climas y suelos, y se encuentra una diversidad de productos de calidad; hay que aprovecharlos porque se lucen por sí solos”.

 

El ítem postres alcanza el máximo de sofisticación ?en sabores y estéticá en el restaurante de El Casco, el art hotel del marchant Ignacio Gutiérrez Zaldívar. Su pastelera, Ana Lucía Arias, está detrás de estas creaciones golosas y de todo un menú que es una maravilla y puede disfrutarse rodeado de obras de arte dentro del salón o en el parque frente al lago.

 

Los fans del chocolate van a encontrar multitud de opciones en toda la ciudad. Una de las que más se destacan es Mamushka, empresa que ganó prestigio por ser la única que fabrica en Argentina con el concepto “bean to bar”. Tanto es así que se comenta que la receta de sus barras tiene más mística que la de la Coca-Cola.

 

Entre las propuestas más recientes está la de VanWynsberghe, especializada en chocolate belga. A su cargo está María Eugenia Locreille: “Estando en la capital nacional del chocolate me parecía que faltaba uno con estas características, y me dispuse a elaborarlo”. Lo diferencia un exhaustivo proceso de producción que abarca desde la selección de granos premium hasta la unión con frutos secos orgánicos del Valle de Río Negro.

 

Pero, además de los bombones, el otro gran emblema de  Bariloche  es  la  cerveza. “Todos los productores artesanales de la zona ganamos premios en el mundo. Es una competencia que nos llevó a ser cada día mejores. No te podés dejar estar, nos movemos en un mercado donde hay que ser creativos constantemente”, asegura Franco Ferrari, fundador de Berlina junto a sus hermanos. Y agrega: “Estamos impulsando la Ruta de la Cerveza para que se conozca cómo la elaboramos en Bariloche”. Las puertas de la fábrica de Berlina en Colonia Suiza se abren todos los días, y también se hacen tours nocturnos con shows incluidos.