Forbes Argentina
Liderazgo

'The Last Dance': las enseñanzas de liderazgo de la docuserie que sorprendió al mundo

Alejandro Zappe Director de aqnitio

Share

Alejandro Zappe, director de aqnitio, realiza su análisis de la serie que rompió un sinfín de récords. Cómo se gesta el liderazgo y cómo aplicarlo en tu equipo de trabajo.

25 Julio de 2020 12.00

No soy fanático del basket. Debo admitir que pocas veces llegué a ver un partido entero de la NBA. Sin embargo, el documental de ESPN que transmite Netflix, me cautivó como pocos.

¿Qué me gustó de la serie? Que es una historia bien contada y que no se trata solo de deporte. Es una historia sobre el liderazgo y sobre el manejo de equipos de alto rendimiento. Un entrenador zen que dirige un equipo de egos gigantescos. Un grupo humano de atletas por momentos brillantes y por momentos irascibles e inadaptados. Una historia de un equipo de súper estrellas que ganó 6 campeonatos de la NBA. Quizás el mejor equipo de la historia de esa disciplina. Una historia que trasciende el deporte. 

Voy a contar algunas cosas que me gustaron y que aplican al armado de equipos de alto rendimiento en el mundo de los negocios:

Uno no puede dirigir ningún grupo, si no hace lo que predica. Michael Jordan exigía a niveles inhumanos a sus compañeros, pero era el primero en dar el ejemplo. En todo.

El éxito requiere total dedicación. Cuando los Bulls son eliminados por el equipo de Detroit, Jordan se enfoca al día siguiente de haber perdido, en mejorar su condición atlética y su musculación para la próxima serie. Dedica el verano a eso. Complacencia, no era una palabra que estuviera en su diccionario. El que se enamora del status quo, no sobrevive. Los fracasos son inevitables, que es lo que hacemos con ellos, es lo que nos hace diferentes.

Focalizarse en el equipo: al principio de su carrera en los Bulls el foco de Jordan estaba en su propio juego. Él era la estrella, el resto actores secundarios. Cuando pudo poner al lado su ego para pensar en el equipo, se logró la magia.

De lo individual a lo grupal

¿Cómo llevar a cada miembro del equipo a su próximo nivel? El equilibrio lo logró el técnico Phil Jackson al balancear la presión casi desmedida que Jordan generaba al resto del equipo para que estén a su altura de juego, con los espacios personales que cada uno necesitaba para sobrevivir en esa atmósfera compleja. Eso fue vital para el mantenimiento del grupo.          

El valor de la diversidad. El equipo sobrevivió a egos por el espacio que se administró para que pudieran coexistir opiniones diversas, formas de soportar la presión y habilidades complementarias. El verdadero liderazgo, no se basa en encolumnamientos ciegos detrás de la estrella. 

Estar en el momento: en el último capítulo, hay un mensaje conceptual fuertísimo. Lo que hizo a Jordan tan grande no fueron sus habilidades técnicas, que las tuvo. La mayoría de la gente vive en miedo porque proyecta el pasado al futuro. En este sentido MJ era un místico. Él nunca estaba en otro lado. Su don no radicaba en saltar alto, correr rápido o en encestar desde casi cualquier lugar. Su don era el de estar completamente presente. Cuando era hora de jugar, él no estaba en el ayer, o el mañana. Solo en ese partido, en esa posesión de pelota, en ese tiro.

“El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia, ganan campeonatos” Michael Jordan