Forbes Argentina
jordan-2
Today

La historia de cómo Michael Jordan se convirtió en el deportista más rico del mundo

Forbes US

Share

20 Abril de 2020 18.00

Netflix acaba de lanzar The Last Dance, una docuserie sobre la última temporada del jugador de básquet más importante de la historia en los Chicago Bulls. Este es un repaso de cómo llegó también a la cima financiera en el mundo del deporte.

Cuando dominaba el básquet, Michael Jordan era un imán de rating. Jugó en las cuatro finales de la NBA más vistas de la historia; el récord lo tienen las de 1998, con 29 millones de telespectadores por partido. Cuando dejó por segunda y última vez a los Chicago Bulls, el rating de las finales se desplomó 45%. En las dos décadas que transcurrieron desde entonces, la NBA no volvió a acercarse a esas cifras; lo más cerca que estuvo ?Golden State Warriors vs. Cleveland Cavaliers, en 2016 y 2017? fueron 20 millones de televidentes.

Este lunes, en plena paralización del deporte mundial, MJ vuelve por Netflix con The Last Dance, una docuserie de 10 capítulos muy anticipada. El documental iba a salir a fines de junio, pero la suspensión de prácticamente todos los eventos deportivos del mundo y el amor por la estrella de 57 años hicieron que se adelantara el estreno.

Para celebrar la ocasión, Forbes desmenuza el negocio de ser Michael Jordan, el deportista más rico del mundo.

Su fortuna

La mayoría de los multimillonarios perdió plata estos últimos meses, pero la fortuna de Jordan aumentó US$ 300 millones gracias a que aumentó la tasación de los Charlotte Hornets, la franquicia de la NBA de la que posee aproximadamente 70% y con la que gana US$ 145 millones, en su mayoría de Nike. Su participación en los Hornets está tasada a aproximadamente US$ 940 millones netos.

El mes pasado, Jordan quedó en el puesto 1.001 en la lista anual de multimillonarios del mundo de Forbes, con una fortuna estimada de US$ 2.100 millones. Jordan entró al club de los tres puntos en 2014. El siguiente deportista más rico es Tiger Woods, con US$ 800 millones.

Como jugador

En total, Jordan ganó US$ 94 millones antes de impuestos en 13 temporadas con los Bulls y dos años con los Washington Wizards, más US$ 4 millones que le pagaron los Bulls en la temporada de 1993-1994, en la que no jugó para probar suerte en el béisbol.

Recién en su 12º temporada, ya con cuatro títulos de la NBA y la misma cantidad de premios al jugador más valioso de la liga encima, Jordan ganó el salario más alto de la NBA: US$ 30,1 millones. Mantuvo esa distinción al año siguiente, con US$ 33,1 millones, y se retiró en 1998. Gracias a un techo a los salarios individuales que entró en vigencia en 1999, pasaron 16 años hasta que otro jugador de la NBA (Kobe Bryant) ganó US$ 30 millones.

Patrocinadores

La NBA lo volvió famoso, pero los que lo hicieron rico fueron los patrocinadores. A lo largo de casi cuatro décadas, Jordan ganó US$ 1.700 millones (antes de impuestos) sin jugar, gracias a marcas como Nike, Coca-Cola, McDonald?s, Wheaties y Chevrolet, y sigue promocionando a Nike, Hanes, Gatorade y Upper Deck.

Nike

Nike siempre fue el principal patrocinador de Jordan. Su primer contrato quinquenal con la empresa, firmado en 1984, le pagaba US$ 500.000 por año (cerca de US$ 1,2 millones al cambio actual) más regalías.

Nike transformó la marca Jordan en un negocio enorme que facturó US$ 3.100 millones durante el año fiscal que terminó en mayo de 2019, 10% más que el año anterior. La empresa afirmó que la marca ganó US$ 1.000 millones por trimestre por primera vez a fines de 2019 y destacó a Jordan como motor de crecimiento en los últimos resultados trimestrales que publicó.

Inversiones

Los Hornets son por mucho su principal inversión, pero Jordan también tiene participaciones individuales en rondas de financiación para Sportradar, una proveedora de datos deportivos con sede en Suiza; Muzik, una marca de auriculares; y Gigster, un mercado de talentos freelance en tecnología con sede en San Francisco. En 2018, Jordan y otro miembro del Salón de la Fama de la NBA, Magic Johnson, invirtieron en aXiomatic, la sociedad controlante del equipo de esports Team Liquid, cotizada hace poco a US$ 320 millones.

El año pasado, Jordan y otros tres propietarios de equipos de la NBA ?Jeanie Buss, de Los Angeles Lakers; Wes Edens, de los Milwaukee Bucks; y Wyc Grousbeck, de los Boston Celtics?lanzaron una marca de tequila súper premium, Cincoro, cuya botella más cara, el Extra Añejo, sale US$ 1.600.

Jordan también tiene una concesionaria de autos y es socio de Cornerstone Restaurant Group, que administra cinco restaurantes con su marca.

Filantropía

Los millones de dólares que cobrará Jordan por The Last Dance se destinarán en su totalidad a entidades benéficas. No es la primera vez que tiene un gesto semejante: en 2001, donó su ganancia anual en los Washington Wizards a las víctimas del atentado a las Torres Gemelas.

Autor: Kurt Badenhausen

loading next article