Forbes Argentina
Liderazgo

RSE: el costado "sustentable" del presidente de BlackRock Larry Fink

Michael Peregrine

Share

El objetivo final de Larry Fink es alentar a las empresas a comprometerse con políticas e iniciativas que son esenciales para crear lo que él percibe como "valor duradero", incluido el cambio climático y la justicia social.

29 Enero de 2021 13.00

La carta del presidente de BlackRock, Larry Fink, a los directores ejecutivos aumenta la presión sobre las juntas para posicionar el cambio climático en una consideración estratégica de primer plano. De manera similar, alienta a las empresas a enfatizar los asuntos de raza y etnia en sus estrategias de desarrollo y retención de talentos.

El objetivo final de Fink es alentar a las empresas a comprometerse con políticas e iniciativas que son esenciales para crear lo que él percibe como "valor duradero", incluido el cambio climático y la justicia social. En ambos casos, enfatiza el papel que pueden tener las iniciativas socialmente progresistas en el desarrollo empresarial.

Esto es consistente con las opiniones expresadas en sus cartas anteriores a los directores ejecutivos, que enfatizaban la relación entre la rentabilidad a largo plazo y la aceptación del propósito corporativo.

En su carta de 2021, Fink destaca los siguientes puntos clave:

1.  El impacto del cambio climático. La pandemia global sirvió para subrayar con fuerza la amenaza del cambio climático; cómo afectará la vida de las personas y por qué exige una respuesta global y ambiciosa. Fink ofrece varios ejemplos de cómo el cambio climático está teniendo un impacto financiero en las empresas (por ejemplo, empresas de energía que reciben miles de millones en amortizaciones de activos inmovilizados provocadas por el cambio climático; nuevo enfoque regulatorio sobre el riesgo climático en el sistema financiero global). También identifica las oportunidades que surgen de una transición energética "justa y equitativa".

2.  La aceleración del cambio tectónico. La reasignación de capital hacia estrategias sostenibles se aceleró incluso más rápido de lo que anticipó Fink. Esto se vio facilitado por la creciente disponibilidad y asequibilidad de opciones de inversión sostenibles. Este “cambio tectónico” en el comportamiento de los inversores se acelerará a medida que los gestores de activos puedan ofrecer carteras de índices personalizadas a un grupo más amplio de inversores y a medida que los gobiernos adopten respuestas políticas significativas al cambio climático.

3.  La transición neta cero. “No hay empresa cuyo modelo de negocio no se vea profundamente afectado por la transición a una economía neta cero”. Fink predice que las empresas que persiguen un plan a largo plazo bien definido para hacer la transición a "cero neto" se "distinguirán" con el alcance total de sus partes interesadas al demostrar confianza en su capacidad para navegar la transición. Aquellos que no puedan llevar a cabo dicho plan, sufrirán económicamente.

4.  Datos clave y divulgación. BlackRock pedirá a las empresas de su cartera que divulguen sus planes sobre cómo su modelo de negocio será compatible con una economía neta cero, cómo se incorpora dicho plan en su estrategia a largo plazo y hasta qué punto el plan fue revisado por la junta directiva.

5.  Raza y etnia. BlackRock espera que las empresas de su cartera tengan una estrategia que las posicione para aprovechar el conjunto más amplio posible de talentos. Su perspectiva es que las empresas que no lo hagan tendrán más dificultades para atraer clientes y talento, especialmente dadas las expectativas de los jóvenes de que las empresas reflejen sus valores. Como resultado, BlackRock pedirá a las empresas de su cartera que incluyan en su estrategia divulgaciones de sus planes a largo plazo para mejorar la diversidad, la equidad y la inclusión.

Nota publicada en Forbes US.

loading next article