Forbes Argentina
Roz Brewer
Liderazgo

Quién es la única directora ejecutiva de color del S&P 500

Maggie McGrath

Share

Rosalind “Roz” Brewer es, según la contabilidad de Forbes US, la 48ª mujer más poderosa del mundo. Pero ahora está lista para volverse aún más poderosa.

06 Febrero de 2021 09.00

Rosalind “Roz” Brewer, quien se desempeñó como directora de operaciones de Starbucks desde 2017, tomará el mando de Walgreens Boots Alliance en marzo. Es un anuncio trascendental que hace que Brewer, de 58 años, no solo sea la primera directora ejecutiva de Walgreens, sino la única directora ejecutiva negra de una empresa del S&P 500.

“Felicitaciones a mi hermana Roz Brewer por ser nombrada nueva directora ejecutiva de WBA”, dijo en Twitter la presidenta y codirectora de Ariel Investments, Mellody Hobson. "¡Otro techo de cristal se hizo añicos hoy!"

Brewer dijo en un comunicado emitido a través de Walgreens que estaba “muy emocionada de trabajar junto a todo el equipo de la AMB, ofrecer más innovación e impactar positivamente en la vida de millones de personas de todo el mundo”.

Antes de unirse a Starbucks en 2017, se desempeñó como directora ejecutiva de Sam's Club y fue la primera mujer de color en liderar una división de Walmart. En 2019, se convirtió en la única directora negra en la junta de Amazon (que dejará antes de convertirse oficialmente en directora ejecutiva de Walgreens). Brewer, la menor de cinco hijos de dos padres que trabajaban en la línea de montaje de General Motors en Detroit, es parte de la primera generación de su familia en asistir a la universidad.

Brewer, desde un comienzo, siempre fue consciente sobre la dinámica racial en el mundo empresarial, y hasta lo padeció. “Cuando eres una mujer negra, te equivocas mucho. Te confunden con alguien que en realidad no podría tener 'ese trabajo superior'. A veces te confunden con una ayudante de cocina”, decía en un  discurso de graduación de 2018  en Spelman College. "A veces la gente asume que estás en el lugar equivocado, y todo lo que puedo pensar en el fondo de mi cabeza es lo contrario”.

Y en una entrevista de 2015 con la CNN, cuando era la directora ejecutiva de Sam's Club, Brewer habló sobre su compromiso con la diversidad en todos los aspectos del negocio, incluso a nivel de proveedor. “Tienes que hablar y hablar. Y trato de usar mi plataforma para eso”, dijo en ese momento. La extrema derecha estalló en indignación, pidiendo boicots a Walmart y enviando amenazas de muerte a Brewer. “Dije: 'La diversidad tiene un buen sentido comercial'. ¿Cómo me atreví?", recordaba.

Roz Brewer pronto será la única mujer negra que dirija una compañía S&P 500, pero no será la primera. Ese honor es para Ursula Burns, quien se convirtió en directora ejecutiva de Xerox en 2009. Aparte del mandato de siete meses de Mary Winston como directora ejecutiva interina de Bed Bath and Beyond en 2019, no hubo otras mujeres de color elegidas para dirigir una de las empresas más grandes de los Estados Unidos que cotizaran en bolsa. 

“Si se habla de cómo las mujeres como grupo enfrentan el techo de cristal, lo que siempre hemos escuchado es que las mujeres de color enfrentan uno concreto”, dice Serena Fong, vicepresidenta de participación estratégica en la firma de investigación Catalyst."Y eso se debe a las barreras sistémicas que existen en términos de gestión y avance del talento".

Los datos de Catalyst arrojan luz sobre esas barreras: a partir de 2019, las mujeres blancas ocupaban el 32,3% de todos los puestos gerenciales, mientras que las mujeres negras ocupaban solo el 4%. A nivel de vicepresidente senior, el 26% de los puestos estaban ocupados por mujeres, pero solo el 5% estaban ocupados por mujeres de color. Mientras tanto, un informe Lean In de 2020 encontró que, de cada 100 hombres promovidos a gerente, solo 58 mujeres negras también son promovidas, a pesar de que las mujeres negras piden ascensos al mismo ritmo que los hombres.

“Ojalá pudiera decirles que está mejorando”, dijo Brewer en una discusión de Goldman Sachs en 2019. “Creo que estamos apareciendo más en números, pero todavía me confundo” con alguien que no tiene el puesto principal. 

“Ella está eminentemente calificada”, dice Fong. La promoción de Brewer “debería celebrarse; este es un paso muy positivo hacia la construcción de lugares de trabajo más inclusivos. Pero es solo un paso. Esto no es una celebración del resultado final, sino un marcador en términos de la continuación del trabajo que aún queda por hacer”.

Nota publicada en Forbes US.

loading next article