Forbes Argentina
Liderazgo..
Liderazgo

Los 4 tipos de mentores y el mejor tipo de relación de mentoría, de acuerdo a una guía del Financial Times

Rebecca Zucker

Share

Las personas que reciben guía por parte de un tutor, sea formal o informal, tienen cinco veces más probabilidades de ascender. ¿Qué distingue a los "atormentadores" y "vainilla", de los buenos y grandes mentores?

08 Julio de 2024 23.59

Posiblemente, pases por alto la sección de agradecimientos siempre que lees un libro. Sin embargo, si agarrás el último ejemplar y mirás esa página, seguramente encuentres que los autores le dan las gracias a sus familias, amigos, colegas y a un grupo muy importante que aparece en primer plano: los mentores. 

Casi todas las personas de éxito en las que puedas pensar no llegaron hasta ese lugar solas. Contaron con la ayuda de individuos experimentados que dieron su apoyo, impartieron sus conocimientos y fomentaron su crecimiento.

Aún así, a pesar de lo comunes que son las relaciones entre mentor y aprendiz, sólo el 76% de las personas comprenden los beneficios reales de contar con un guía, y menos de la mitad de esas personas (el 37%) pasan realmente por el proceso para convertirse en un mentorizado. 

tutoría mentoring empresarial
 

¿Con qué frecuencia pasamos por alto la página de nombres de mentores que aparece al final de cada libro? Es tan fácil pasar por alto el impacto crucial que la tutoría tuvo en la configuración del mundo que nos rodea.

Estas estadísticas proceden de Ruth Gotian, experta en mentoría y coautora, junto con Andy Lopata, de The Financial Times Guide to Mentoring, que se publicó este otoño. La Dra. Ruth Gotian tuvo una carrera ilustre, en la que asesoró y orientó personalmente a miles de personas, desde estudiantes universitarios hasta miembros del profesorado. 

Gotian es Jefa de Aprendizaje, Profesora Asociada de Educación en Anestesiología y ex Decana Adjunta de Tutoría y Directora Ejecutiva de la Academia de Tutoría en Weill Cornell Medicine. Fue aclamada por la revista Nature y la Universidad de Columbia como experta en tutoría y desarrollo del liderazgo. En 2021 ganó el premio "Radar" Thinkers50 Distinguished Achievement, que la sitúa como la pensadora emergente en gestión nº 1 del mundo.

Mentoreo, libro: Financial Times Guide on Mentoring: A Complete Guide to Effective Mentoring
 

Al hablar con Gotian brindó algunos consejos sobre la tutoría, lo que hace a un buen mentor, lo que los futuros alumnos deben buscar en una relación mutuamente beneficiosa y las razones para trabajar con un equipo de mentores en lugar de uno solo.
 

Tipos de mentores

El libro describe cuatro tipos de mentores que existen: los grandes mentores, los buenos, los vainilla y los simplemente malos, a los que ella llama "atormentadores". Es posible que los malos mentores no sepan necesariamente que son malos, y que ese "atormentar" no sea a propósito, pero en algunos casos, la relación realmente puede hacer más daño que bienestar al crecimiento del mentorizado.

"Los que reciben tutoría obtienen mejores resultados y son ascendidos con más frecuencia que los que no", dijo la experta. Los mentorizados tienen "cinco veces más probabilidades de ascender". Por eso es tan importante encontrar al mentor adecuado. Acá un desglose de los distintos tipos de mentores:

empresas, liderazgo, jefe, trabajo, oficina
 

Atormentadores: estos mentores suelen dar a sus alumnos un trabajo ocupado, sin trabajar con ellos directamente ni dejarles colaborar con otros. Pueden estar demasiado enfrascados en su propio trabajo como para ayudar a sus alumnos, y esos retrasos frecuentes pueden frenar a los aprendices. En casos extremos, también pueden ser los "mentores" que gritan y acosan a sus discípulos. En muchos casos, esto se debe a una falta de confianza en sí mismos.

Los buenos mentores miden su propio éxito por el de sus alumnos.

Mentores de vainilla: no son ni muy buenos ni muy malos; hacen el trabajo y parece que pasan por un buen número de alumnos, pero en realidad no están impulsando a esa gente hacia adelante. Aquí hay un estancamiento en juego y, por desgracia, los que tienen un mal tutor son menos propensos a buscar uno nuevo; el proceso no fue demasiado beneficioso para ellos, así que ¿por qué iban a buscarlo de nuevo?

Jefe enojado.
 

Buenos mentores: los que merecen esta calificación, además de ser empáticos y receptivos a las necesidades de sus alumnos, deben introducir, conectar, comprometer, crear oportunidades, responder, animar, amplificar y motivar. Estos aspectos constituyen el núcleo de una buena tutoría.

Grandes mentores: por último, los mentores excepcionales cubren lo que hacen los buenos y lo llevan un paso más allá. Son los que preparan a sus alumnos con varios pasos de antelación, les enseñan habilidades, les ofrecen perspectivas y les presentan a las personas que los beneficiarán en el futuro. 

Los mejores mentores tienen la vista puesta en el horizonte y saben cómo llevar a sus alumnos de donde están ahora a un estado de realización de su potencial en el futuro.

misión estrategia empresa equipo trabajo
 


Por qué utilizar un equipo de mentores en lugar de uno solo

Todos los mentores, incluso los grandes, tienen debilidades además de sus puntos fuertes, por eso el libro recomienda a los alumnos que trabajen con un equipo de mentores en lugar de confiar en una sola persona para facilitar su crecimiento. 

Al igual que en los deportes, señaló Gotian, hay entrenadores dedicados, personas que tienen algo específico en lo que son muy buenos y pueden transmitir ese conocimiento (en el béisbol, hay entrenadores de bateo, de lanzamiento, de bases, etc.).

La doctora compartió: “Ninguna persona puede darle todo lo que necesita. La mayoría de la gente espera encontrar al mentor perfecto, pero no existe alguien que sea ideal y se alinee con todo lo que usted necesita. Un equipo de mentores puede ofrecerle diferentes perspectivas, proporcionarle acceso a diferentes redes y ayudarle a desarrollar diferentes habilidades”.

conflicto equipo liderazgo
 

El libro recomienda buscar mentores que se complementen: los ganadores del Premio Nobel y los campeones olímpicos se rodean de equipos de mentores, así que no hay razón para limitarse a una sola persona que pueda desempeñar ese papel en su vida. Y aunque una relación de tutoría con varias personas a la vez es beneficiosa, en algunos casos las personas tomarán mentores de forma secuencial en lugar de simultánea.

Después de todo, lo que una persona necesita en un mentor cerca del comienzo de su carrera no es lo mismo que lo que necesitará más adelante. "Los mentores entran y salen de tu vida", dijo Gotian. "Y alguien que es un mentor importante para vos a los veinte años puede ser un gran amigo a los cuarenta. Necesitarás a alguien que te lleve al siguiente nivel".

conversacion jefe liderazgo
 


Por qué tu jefe no debería ser tu mentor

Aunque los jefes desempeñan naturalmente una función de liderazgo e idealmente imparten valiosas lecciones a sus empleados, Gotian aconseja en contra de que las personas sean mentorizadas por sus jefes; al menos, no sólo por ellos. "Si el mentor hace un trabajo realmente bueno como tutor, su éxito lo llevará hacia otro lugar", ya sea a un rango superior dentro de la organización o fuera de la empresa por completo. 

Esa dinámica podría conducir a una situación poco ideal en la que el mentorizado que se marcha debe ser sustituido por su jefe. Puede provocar que el mentor-jefe intente retenerlo donde está, convirtiéndose en un obstáculo, y transformando una buena situación en una dinámica de “tormento”  en la que sólo se delegan actividades de bajo nivel, manteniendo al empleado donde está.

"Si tu jefe es tu mentor, si se va, te quedas sin tutor", resaltó Gotian, que repitió que los mentores de fuera de la organización, de todos los ámbitos de la vida, pueden beneficiar a los alumnos aportándoles nuevas perspectivas. Tener perspectivas tanto adentro como afuera de una empresa es un aspecto importante para el crecimiento.

trabajo equipo liderazgo
 

Tutoría formal o informal: ¿Cuál es más beneficiosa?

Según el libro, un asombroso 98% de las empresas de la lista Fortune 500 establecieron programas oficiales de tutoría. Y aunque los programas formales tienen sus beneficios, sobre todo como plataforma de lanzamiento o cuando una persona no se siente cómoda acercándose a posibles mentores, la autora cree que las tutorías informales tienen mucho más éxito.

"El 61% de las relaciones de tutoría se producen de forma orgánica", afirmó Gotian. “El desafío de los programas de mentores es que las parejas se hacen con frecuencia al azar. Las mejores relaciones de tutoría se dan cuando la gente se une de forma natural, y tiene que haber un ritmo de salida, lo que a menudo no ocurre en los programas formales”.

Para quienes busquen continuar su crecimiento profesional, encontrar un mentor, o más idealmente un grupo de tutores, puede parecer desalentador, pero se trata de un proceso largo y evolutivo. La mejor manera de superarlo es sumergirte y averiguar qué necesitás. El libro nos recuerda que, cuando se hacen estas conexiones, y se trata de una buena relación, es mutuamente beneficioso para ambas partes. Los mentores también quieren encontrar alumnos geniales. 

Nota publicada en Forbes US. 

loading next article
10