Forbes Argentina
Today

Por qué Zoom es perjudicial para los chicos

Forbes US

Share

La rutina de las videoconferencias no sólo es estresante para los adultos, también lo es para los chicos. Estas cinco razones te permitirán entender el porqué.

16 Septiembre de 2020 09.01

Las videoconferencias a través de Zoom han sido una herramienta fundamental para romper con la barrera del distanciamiento. Sin embargo, su uso en exceso podría tener efectos contraproducente. Tener 5 videoconferencias en un día o reuniones interminables generan estrés y cansancio. Por tal motivo, algunos profesionales comienzan a evitar el uso de Zoom, inclinándose por llamados telefónicos u otras opciones.

Si los adultos están teniendo esta reacción, ¿cómo creemos realmente que se sienten los chicos cuando regresan a las videoconferencias de una hora en lugar de a la escuela en persona? La conclusión es que las llamadas de Zoom prolongadas son malas para la salud y el bienestar de los chicos. Éstos cinco puntos te explicarán por qué:

1. El zoom es tiempo de pantalla y demasiado tiempo de pantalla no es saludable

Todas las razones por las que pasar demasiado tiempo frente a la pantalla no es saludable para los niños son las mismas razones por las que los niños no deberían usar Zoom todo el día para ir a la escuela: mayores tasas de obesidad, trastornos del sueño y problemas de comportamiento. La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda no más de 2 horas de tiempo frente a la pantalla por día y sería prudente que los líderes escolares siguieran este consejo asegurándose de que sus estudiantes no estén en videoconferencias por más de 2 horas, especialmente a medida que los distritos continúan con el aprendizaje remoto. para poblaciones de estudiantes enteras. 

2. Zoom captura solo 2 de 5 sentidos humanos (¡y muy mal!)

A menos que la tecnología nos haya hecho olvidar, tenemos 3 sentidos más allá de los 2 que Zoom nos permite experimentar: el olfato, el tacto y el gusto. Los 5 sentidos son partes críticas de las relaciones y experiencias humanas, y es imposible replicar el entorno sensorial de un aula usando solo la vista y el oído. Sin embargo, tortuosamente, incluso el video y el audio en Zoom son notoriamente inestables y desincronizados. Como informó el New York Times al comienzo de la pandemia, estos sutiles problemas sonoros y visuales obligan a nuestros cerebros a "esforzarse para llenar los huecos" y "nos hacen sentir vagamente perturbados, incómodos y cansados ??sin saber muy bien por qué". Dado esto, Zoom hace que sea un desafío lograr el procesamiento cognitivo crítico involucrado en el proceso de aprendizaje.

3. Zoom es socialmente aislante

Según la Jerarquía de necesidades de Maslow , la tercera necesidad más básica de un chico después de la supervivencia y la seguridad es el sentido de pertenencia. Sin él, los chico no pueden desarrollar su autoestima ni iniciar un viaje hacia la autorrealización. Las amistades que se construyen en el salón de clases en persona, en el almuerzo y en el patio de recreo son los pilares de una parte fundamental del desarrollo infantil. El afecto y las relaciones de los maestros son lo que muchos chicos buscan todos los días en la escuela. Sin embargo, la investigación sobre las videollamadas demuestra que es difícil crear conexiones satisfactorias. En lugar de unir a las personas y darles energía, aísla a los participantes de la conexión humana real y los fatiga más.

4. Zoom no facilita los descansos cerebrales críticos que los niños necesitan para su desarrollo

Los descansos son una parte natural e importante de la experiencia en el aula. Ya sean viajes al baño, un estiramiento rápido, una transición entre actividades o clases, un poco de tiempo social, un refrigerio o simplemente soñar despierto en medio de una lección, estas pausas son cuando ocurren la reflexión y el procesamiento mental fundamental. Hay una evidencia creciente que la “reflexión interna constructiva” es fundamental para el desarrollo infantil. En Zoom, es difícil para los maestros medir las necesidades de 20 o 30 niños y estos descansos importantes son más difíciles de conseguir de forma natural, tanto para los estudiantes como para los líderes educativos. Además, la naturaleza adictiva de la pantalla frustra la capacidad de que los descansos planificados que da un maestro sean efectivos, porque los niños continúan prestando atención a la tecnología que tienen frente a ellos en lugar de a sus propios pensamientos.

5. Zoom es principalmente una herramienta para conferencias e instrucción centrada en el maestro

Aunque Zoom tiene salas de reuniones y algunas otras funciones de participación, el caso de uso principal para la configuración del aula son las conferencias. Este método pedagógico unidireccional, sincrónico y centrado en el maestro es menos efectivo que un enfoque multidireccional, basado en proyectos y centrado en el alumno . No hay ninguna razón para que los profesores den conferencias sincrónicas a docenas de niños en Zoom durante 4 a 8 horas seguidas cuando podrían asignar experiencias asincrónicas que faciliten un aprendizaje fuera de línea más significativo.

Autor: Zak Ringelstein