Forbes Argentina
Hugo Moyano
Today

Moyano vs empresarios: los último 5 enfrentamientos de Camioneros y las compañías

Forbes Digital

Share

Esta última semana chocaron con Walmart y Garbarino, sin embargo, el historial de estos años tiene otros jugadores de peso de la vereda de enfrente.

30 Marzo de 2021 13.00

Hace 37 años que Hugo Moyano comanda el Sindicato de Choferes de Camiones y es sabido que no le tiembla el pulso a la hora de realizar una medida de fuerza para que las compañías se sienten a negociar. Durante el último año fueron varias las acciones del gremio contra algunas de las empresas más importantes del país. La última de ellas enfrentó al clan Moyano a los nuevos dueños de Garbarino.

Acá Forbes Argentina repasa los últimos choques entre la familia sindicalista y el mundo empresarial, desde grandes corporaciones hasta PyMES nacionales.

Garbarino

El sindicato de camioneros presiona a la firma para que pague un bono de $ 100.000 a modo de “compensación económica” a cada uno de sus 180 afiliados en su centro de distribución en La Tablada, según informó ayer Infobae

El grupo dedicado a la comercialización de artículos del hogar cambió de dueños en junio de 2020 cuando la adquirió Carlos Rosales, presidente de la aseguradora Prof y dirigente del Club Atlético San Lorenzo. Justamente es por este pase de manos que el gremio reclama, algo similar al conflicto que mantiene con la cadena de supermercados Walmart.

Walmart

Desde noviembre del año pasado, la compañía estadounidense le vendió su negocio local a Grupo De Narváez. Por esto, el sindicato exigió que la empresa eche a 500 de sus empleados del centro de distribución, los indemnice y vuelva a contratarlos. Explicaron que al cambiar de dueños esto convalida la transferencia de contratos de trabajo.

No obstante, desde el holding comandado por Francisco de Narváez aseguran que lo único que cambió fueron los accionistas mas no la empresa, que mantiene el mismo CUIT. El empresario denunció “medidas de fuerza encubierta” el 25 de marzo a través de una solicitada y detalló que esto derivó en una caída del 75% en la distribución de alimentos básicos y un desabastecimiento de productos esenciales.

Desde el Gobierno pidieron levantar las medidas de fuerza y este jueves se realizará la primera audiencia de conciliación obligatoria con el Ministerio de Trabajo.

Chazki

Camioneros bloqueó durante 12 días la entrada al complejo logístico Parque Ader, en Villa Adelina, para exigirle el encuadre gremial de 50 trabajadores a una empresa que trabaja ahí. Se trata de Chazki, una compañía de comercio electrónico que tiene a sus empleados afiliados al gremio de Carga y Descarga.

El acampe incluyó denuncias por hechos violentos por parte del dueño del parque logístico y finalizó tras un avance en la negociación con la firma en cuestión. Este enfrentamiento guarda ciertas similitudes con el que tiene con la compañía fundada por Marcos Galperín hace varios años.

MercadoLibre

El conflicto comenzó en 2018 cuando la tecnológica anunció que abriría un centro de distribución en el Mercado Central de Buenos Aires. MercadoLibre firmó un convenio colectivo con la Unión de Trabajadores de Carga y Descarga homologado por el Ministerio de Producción, esto desató el reclamo de los Moyano. 

“¿A quién se comió MercadoLibre?”, espetó Pablo Moyano, hijo de Hugo y secretario adjunto de Camioneros. En julio de 2020 el gremio bloqueó cinco centros de distribución relacionados con la empresa. Si bien en cuatro de ellos sí había afiliados al sindicato, el principal foco era el ubicado en el Mercado Central donde trabajan 1300 personas. 

“La gente de los depósitos es nuestra”, respondió Daniel Vila, titular de Carga y Descarga. En tanto, desde MercadoLibre apuntaron que podían mantener conversaciones con Camioneros, sin embargo, no había negociación posible. “No hay nada que negociar ni discutir”, sentenciaron. El bloqueo se levantó luego de que acordaran conformar una mesa de diálogo.

Coca-Cola FEMSA

En los últimos años realizaron varias protestas vinculadas a la embotelladora. En agosto de 2018 se movilizaron a la puerta de cinco centros de distribución de la empresa. El reclamo, detalló Crónica, estaba relacionado con el incumplimiento del convenio por parte de los hipermercados que contrataban a la flota propia de FEMSA.

“Coca-Cola le lleva bebida a los hipermercados a un valor más bajo y luego lo venden de manera informal así no pagan impuestos y reducen costos en complicidad con el Gobierno”, señalaron desde el sindicato al medio.

En febrero de 2019 volvieron a protestar contra la compañía de bebidas. La rama de Aguas y Gaseosas de Camioneros se declaró en estado de alerta y movilización luego de que la embotelladora pidiera el procedimiento preventivo de crisis, algo que el sindicato rechazó. “Si Coca-Cola tiene que cerrar porque no le dan las ganancias, cerremos el país y nos vamos”, afirmó Pablo Moyano en aquel momento.