Forbes Argentina
Festival Recreo
Today

Las oportunidades del futuro: un festival propuso escuchar a los jóvenes para descubrirlas

Ezequiel Listoffsky

Share

23 Diciembre de 2020 13.06

En abril de este año, apenas unas semanas después de que COVID-19 paralice al mundo, la organización internacional Peace First pidió a jóvenes de todo el globo que presenten ideas sobre cómo responder responsablemente a las dificultades impuestas por la pandemia. En apenas 72 hs la organización recibió miles de propuestas. 

Los jóvenes tienen ideas claras respecto a diversos temas pero, sobre todo, entienden que pocos adultos suelen tomarlas en serio. Tal vez por eso nos llama la atención cuando jóvenes como Greta Thurnbeg  o Malala Yousafzai son invitados a participar de eventos de prestigio internacional como DAVOS o la Asamblea General de las Naciones Unidas. 

De igual modo, nos sorprende cuando escuchamos a Ofelia Fernandez, quien es actualmente la diputada más joven, o a Mateo Salvato participar activamente de la vida pública local. Nos sorprende, pero no debería. Estos jóvenes están lejos de ser casos aislados porque representan a una generación que busca ser escuchada y convocada a participar de la vida cívica en pos de identificar nuevas y mejores oportunidades para construir un futuro mejor: su futuro. 

En un mundo cambiante e incierto, nadie puede asegurar tener claridad absoluta. En este momento el planeta está enfrentando un verdadero desafío adaptativo que exige una transformación profunda en la vida cotidiana y las decisiones que tomamos. A diferencia de los desafíos técnicos, en donde los expertos dominan el mapa de soluciones posibles, en los desafíos adaptativos las soluciones pueden surgir desde los lugares menos esperados, incluso de los más jóvenes. 

Determinados a encontrar aprendizajes positivos tras un año colmado de crisis, los organizadores del Festival RECREO (EdStudios, Happy Together y Somos Recurso) se propusieron generar las condiciones para poder escuchar atentamente lo qué más de 3.000 jóvenes de México, Colombia, Bolivia, Chile, Uruguay, Ecuador, Nicaragua, Honduras y Argentina tienen para decir respecto al año que pasó y a sus aspiraciones para el futuro.  

Durante tres jornadas consecutivas a través de Zoom, You Tube e Instagram, los jóvenes tuvieron ese lugar en el primer festival de América Latina con estas características. Fueron convocadas organizaciones prestigiosas acostumbradas a trabajar con jóvenes y, especialmente a escuchar esas voces que no son siempre tomadas en cuenta. Entre ellas: ONU, Junior Achievement, Ashoka, Crear vale la pena, The electric academy, Codeversity, Helpers, Arbusta, Fiesta Bresh, Chicas en tecnología, Clorofilia, Digital House, Impacto UDD, MiNU, Njambre, Plataforma 5, Revista Wacho, Yes!, América Solidaria, Salvemos el 2020, Jóvenes por el clima, Endeavor y ORT. 

En base a las encuestas realizadas durante los días que duró el encuentro, el 96% de los jóvenes encuestados manifestaron que aprendieron cosas que tal vez no hubieran aprendido en un año normal. Por otro lado, comparando la experiencia virtual con la presencial, el 40% considera que la experiencia virtual fue mucho o algo mejor; y en cuanto a la calidad de las herramientas virtuales que utilizaron durante sus clases virtuales, el 48% de los encuestados considera que fueron muy buenas. 

Además, algunos de ellos compartieron sus proyectos y sus sueños. Thomás Angel Juarez de Argentina propuso que “Rompamos el silencio” y hablemos sobre el bullying. En este sentido, Thomás invitó a los jóvenes a compartir sus experiencias y resaltó: “Sí, el mundo te dice que sos raro y eso nunca va a cambiar. Entonces sé el mejor, el más raro de todos”. Con 18 años, Thomas planteó que el bullying debe ser un tema sobre el que todos tenemos que aprender obligatoriamente en la escuela y que es tan importante como las matemáticas. 

Desde México, Jharim Fragoso y Maryfer Sofía Uscanga Flores relataron historias de heroínas latinoamericanas con el objetivo de inspirar a otras jóvenes. Al respecto, Jharim resaltó: “No puedo creer que estén haciendo un festival para escucharnos. Nadie nos pregunta qué nos parece lo que nos enseñan o qué opinamos sobre lo que queremos aprender. Estamos felices de poder ser protagonistas, creo que hay muchas jóvenes que no nos animamos a hablar y a contar nuestros proyectos, porque nadie nos pregunta” 

Con una segunda edición del festival ya confirmada, los testimonios compartidos en el primer año de RECREO son el reflejo de que hoy, más que nunca, si queremos descubrir las oportunidades que surjan a partir de esta crisis, debemos escuchar a los jóvenes

loading next article