Forbes Argentina
Today

Esto es todo lo que sabemos sobre el hackeo masivo a Twitter hasta ahora

Share

El miércoles, cuentas de figuras como Barack Obama, Elon Musk o Bill Gates fueron hackeadas para montar una estafa con bitcoins. La compañía sigue investigando el incidente pero ya se sabe que los hackers pudieron meterse gracias a algunos empleados de la compañía.

16 Julio de 2020 11.23

Todavía no está claro si los hackers hicieron algo más. Twitter está “investigando qué otras actividades maliciosas pueden haber realizado o a qué información pueden haber accedido y divulgaremos novedades cuando las tengamos”.

La empresa observó que el ataque “provocó una interrupción de la actividad, pero fue una medida importante para reducir el riesgo”. Twitter ya reactivó la mayoría de las funciones de las cuentas afectadas, pero señaló que “es posible que tengamos que tomar más medidas, y les avisaremos si lo hacemos”.

Twitter les permitirá volver a acceder a los dueños originales de las cuentas afectadas “solo cuando estemos seguros de que podemos hacerlo con seguridad”. La empresa también restringió el acceso de los empleados a las herramientas internas relevantes.

El ataque afectó las cuentas de Twitter de algunas de las personas y entidades más poderosas y famosas del planeta, entre ellas Joe Biden, Barack Obama, Bill Gates, Elon Musk, Kanye West, Apple y Uber. Varias plataformas de criptomonedas -entre ellas Coinbase, Gemini y Binance- compartieron la misma estafa con una dirección a una billetera de bitcoin. Para el miércoles a la noche, esa billetera ya había recibido US$ 118.000 en bitcoin. La mayor parte de esa suma ya se transfirió a otro lado.

¿Desde adentro?

Pero parece que Twitter no está contando todo lo que sabe del caso. El sitio web Motherboard habló con fuentes que afirman que hackearon cuentas de Twitter durante el ataque y sugirieron que un empleado de la empresa fue parcialmente responsable. Una de las fuentes afirmó que “usamos a un empleado que hizo prácticamente todo el trabajo por nosotros”, y otra declaró que le pagaron a ese empleado.

Todavía no está claro quién organizó el ataque, pero es más probable que sea obra de un hacker individual que de un Estado, según declaró un oficial superior de inteligencia de EE.UU. a The New York Times, que señaló que un ataque patrocinado por un Estado “probablemente se habría concentrado en tratar de sembrar el caos en el mercado bursátil o quizás en hacer declaraciones políticas en nombre de Biden u otros afectados”. 

La noche del miércoles, el CEO de Twitter, Jack Dorsey, tuiteó que había sido un “día duro para nosotros en Twitter. Todos nos sentimos muy mal por lo que pasó. Estamos haciendo diagnósticos y compartiremos todo lo que podamos cuando entendamos mejor qué pasó exactamente”.

Twitter todavía está investigando y no se sabe si los hackers solo publicaron los tuits falsos o realizaron otras actividades maliciosas o accedieron a información. Si solo fueron los tuits, deberíamos estar muy agradecidos de que todo fuera una mera estafa con bitcoins. Según parece, acabamos de evitar -y Twitter también- una catástrofe.

Autor: Kris Holt

Podés leer la nota completa en inglés acá

loading next article