Forbes Argentina
trump-onu240919
Today

Comienza el impeachment a Trump: la Cámara de Representantes elevó el juicio político al Senado

Forbes Digital

Share

16 Enero de 2020 12.05

 “The House”, de mayoría demócrata, designó a los siete congresistas que oficiarán de fiscales contra Trump. El proceso formal iniciaría la semana que viene. 

La Cámara de Representantes de Estados Unidos, de mayoría demócrata, aprobó elevar al Senado el proceso de juicio político al presidente, Donald Trump, una causa que podría comenzar el próximo martes en la cámara alta.  Con 224 votos a favor y 190 en contra, la cámara baja dio luz verde a la designación de los siete legisladores encargados de llevar adelante la acusación contra Trump, quienes primero deben entregar formalmente los cargos contra el mandatario al Senado.  La medida llega casi un mes después de que la Cámara de Representantes aprobara los cargos por abuso de poder y obstrucción al Congreso contra el gobernante.  Tras esta formalidad, la cámara alta empezará ahora los preparativos para organizar el proceso, que según adelantó ayer el líder de la mayoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell, podría tener lugar el próximo martes.

 La elección de los parlamentarios que oficiarán de fiscales había sido anunciada esta mañana por la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, en una conferencia de prensa en el Capitolio.  Se trata de los legisladores demócratas Adam Schiff, Jerry Nadler, Hakeem Jeffries, Zoe Lofgren, Val Demings, Jason Crow y Silvia Garcia, reportó la agencia de noticias EFE.  Tras el anuncio, la Casa Blanca volvió a arremeter contra Pelosi y los demócratas por llevar adelante el proceso de juicio político contra el mandatario.  "La única cosa que la presidenta de la Cámara de Representantes Pelosi logró con este proceso de juicio político falso e ilegítimo fue demostrar que está centrada en la política en vez de en el pueblo estadounidense", señaló la vocera de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, en un comunicado.

 El hecho de que la cámara baja tardara un mes en elevar la causa al Senado llevó a Grisham a tildar de mentirosa a Pelosi por decir que este proceso era "urgente y vital para la seguridad nacional cuando los cargos políticos fueron aprobados".  "Ella los ha retenido durante un mes en un esfuerzo indignante para ganar apoyo político", arremetió la portavoz, quien insistió en que Trump "no ha hecho nada malo".  El caso contra el presidente estadounidense se desencadenó tras una queja de un informante a los servicios de inteligencia sobre una llamada en julio entre Trump y su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, en la que pedía a Kiev que iniciara una investigación a su principal rival político, el demócrata Joe Biden, y su hijo Junter por presunta corrupción en el país europeo.

 Según la oposición demócrata, Trump condicionó la entrega de casi 400 millones de dólares en ayuda a Ucrania y la programación de una reunión en la Casa Blanca a cambio de que el país europeo anunciara que planeaba investigar a Biden, algo que el mandatario ha rechazado.  Pese a la expectación generada y la aguda división política que atraviesa Estados Unidos, la destitución del gobernante es improbable dada la mayoría republicana en la cámara alta.  "El presidente desea tener los derechos de debido proceso en el Senado, que Pelosi y los demócratas de la cámara baja le han negado, y espera ser completamente exonerado", agregó Grisham.  Trump será el tercer presidente que afrontará un juicio político después de Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton entre 1998 y 1999, ambos absueltos en la cámara alta.