Forbes Argentina
Negocios

Según Goldman Sachs, el barbijo obligatorio le ahorraría un billón de dólares a Estados Unidos

Forbes US

Share

El uso de barbijos cayó en la grieta política de EE.UU. pese a que se están batiendo récords de casos de coronavirus en todo el país. Un nuevo estudio de Goldman Sachs sugiere que hacerlo obligatorio ralentizaría el aumento de casos e prevendría una caída de 5% del PBI provocada por la implementación de más cuarentenas.

01 Julio de 2020 14.05

Según los analistas de Goldman, el uso de barbijo influye mucho en la tasa de contagio, y si el Gobierno federal lo hace obligatorio, aumentaría “mucho” el uso de tapabocas en todo el país, especialmente en estados como Florida y Texas, que actualmente no exigen usarlos.

Los investigadores calculan que si lo impone el Gobierno, el uso aumentaría 15 puntos porcentuales y reduciría en un punto porcentual el aumento en el número de casos nuevos por día, a 0,6%. Así, se podría evitar la implementación de cuarentenas más estrictas que de otro modo le recortarían 5% -US$ 1 billón- al PBI de estadounidense.

“Si imponiendo los barbijos bajan mucho los contagios de coronavirus, esto no solo sería valioso para la salud pública sino también para la economía, porque se podría evitar implementar de nuevo cuarentenas que afectarían el PBI”,  escribieron los investigadores. 

EE.UU. está batiendo récords de casos; algunos estados frenaron o dieron marcha atrás con sus planes de reapertura. Por su parte, muchos legisladores le exigieron al Gobierno federal que imponga el uso de tapabocas en todo el país. El hipotético candidato a presidente de los demócratas, Joe Biden, declaró que si gana las elecciones de noviembre, usaría la autoridad federal para imponer el uso de barbijo en lugares públicos. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, también se manifestó a favor: “Los hombres de verdad usan barbijo”, afirmó este mes. El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, también llamó al Gobierno a decretar el uso obligatorio de barbijos y sugirió que el presidente Donald Trump -que minimiza su importancia y rechazó las sugerencias de usar uno- debería predicar con el ejemplo. 

Autora: Sarah Hansen