Forbes Argentina
Mark Zuckerberg.
Negocios

Facebook no logra detener las teorías conspirativas sobre el COVID-19

Thomas Brewster

Share

Si bien la compañía de Mark Zuckerberg se comprometió a eliminar por completo las informaciones falsas sobre el Coronavirus y las vacunas, por ahora está perdiendo la batalla.

24 Febrero de 2021 10.00

Durante los últimos dos meses, Facebook se comprometió a utilizar inteligencia artificial y moderadores humanos para terminar de una vez por todas con las teorías conspirativas ligadas al Coronavirus. Este mes, se vio obligado a bloquear algunos hashtags que se estaban utilizando en su plataforma y en Instagram, después de que Forbes US los alertara sobre ellos.

Uno de los primeros #DarkToLight, en Facebook: hasta 30.000 personas hicieron una publicación con esta etiqueta antes de que fuera retirado la semana pasada. El mismo camino siguieron otros hashtags como #digitalsoldier, #trusttheplan, #greatawakening, # wwg1wga y #NothingCanStopWhatIsComing; todos relacionados con teorías de conspiración inspiradas en QAnon, de la extrema derecha estadounidense, que detalla una supuesta trama secreta organizada por un supuesto “Estado profundo” contra Donald Trump y sus seguidores.

En Instagram, por ejemplo, bloquearon el hashtag #Estafademic, que alcanzó las 112.000 publicaciones en esa red social antes de ser eliminada. Sin embargo, hay muchos otros que aún permanecen latentes en las plataformas, tanto Facebook como Instagram. Se pueden encontrar en solo unos minutos. Por ejemplo, #The GreatReset: allí hay todo tipo de teorías de conspiración de que el Coronavirus es un complot global de la élite para controlar las masas a través del miedo y la vacunación, algunas refutando el supuesto vínculo de Bill Gates con la camarilla global.

Incluso, un usuario sugirió que las personas deberían sacar a sus hijos de la escuela antes de que se vacunen; otro llamó a COVID-19 el #Estafadodemic, que aún se puede ver en algunas publicaciones a pesar de la prohibición. Hasta 17.000 personas estuvieron publicando con #TheGreatReset, un hashtag que comenzó como un proyecto del Foro Económico Mundial para repensar el capitalismo durante la crisis de COVID-19, pero fue cooptado por teóricos de la conspiración.

También están los #Agenda21 y #Agenda2030, sobre los cuales 25,000 y 40,000 usuarios, respectivamente, estuvieron publicando. La Agenda 21 y la Agenda 2030 son iniciativas de la ONU que promueven el desarrollo sostenible, pero los teóricos de la conspiración de derecha creen que son solo dos tramas adicionales de la dictadura global. Las publicaciones incluyen muchas de las mismas teorías de conspiración, lo que sugiere que la pandemia fue creada o exagerada para obligar a las personas a recibir una vacuna que no es necesaria o que se usará para controlar a quienes la reciben.

Un portavoz de Facebook dijo: “Durante años, estuvimos trabajando para detener la información errónea llegando al mayor número posible de personas con información precisa sobre vacunas, eliminando contenido que infringe nuestras reglas y reduciendo la distribución de datos falsos. Desde 2016, estuvimos trabajado con organizaciones independientes de verificación de datos para reducir y etiquetar la información errónea relacionada con la salud en nuestra plataforma. Prohibimos los anuncios que disuaden a las personas de recibir vacunas y aplicamos nuestros esfuerzos para eliminar grupos, páginas y cuentas que continúan difundiendo afirmaciones falsas en Facebook e Instagram sobre COVID-19 y las vacunas durante la pandemia".

La guerra de Facebook contra la desinformación

Facebook se comprometió a eliminar el material de QAnon y las publicaciones antivacunas utilizando una combinación de inteligencia artificial y moderación manual. En diciembre, la compañía actualizó sus políticas para asegurarse de borrar las afirmaciones falsas sobre el COVID-19 y las vacunas, tanto en Facebook como en Instagram, centrándose en las afirmaciones que fueron desacreditadas por expertos en salud pública. “Esto podría incluir afirmaciones falsas sobre la seguridad, eficacia, ingredientes o efectos secundarios de las vacunas. Por ejemplo, eliminaremos las afirmaciones falsas de que las vacunas COVID-19 contienen microchips o cualquier otra cosa que no esté en la lista oficial de ingredientes de la vacuna".

A pesar de estos mayores esfuerzos para bloquear la información errónea, los usuarios pueden crear fácilmente nuevos hashtags y esquivar los intentos del gigante de las redes sociales de reprimir la información errónea. Algunos hashtags, aunque dominados por teóricos de la conspiración y creyentes, naturalmente serán más difíciles de eliminar. #WakeUp, por ejemplo, es tan general que Facebook puede ir demasiado lejos al prohibirlo, a pesar de que gran parte de su contenido está vinculado a teorías de conspiración infundadas.

Incluso si no es así hoy, la IA de Facebook puede que algún día pueda comprender el matiz. “Estamos especialmente enfocados en mejorar la IA y comprender el contexto del habla en diferentes idiomas, culturas y geografías”, dijo Mike Schroepfer, director de tecnología de Facebook, durante una sesión informativa con periodistas a principios de este mes. “Estamos progresando. Y no nos detendremos”.

Nota publicada en Forbes US.

loading next article