Forbes Argentina
Money

Qué es un NFT: guía completa para entender los tokens no fungibles

Joel Jabalera

Share

Tras la llegada de la tecnología blockchain y de los proyectos de código abierto, las réplicas y las copias se han convertido en el pan de cada día. Sin embargo, los NFT introdujeron un nuevo concepto que revolucionaría el sector: tokens únicos e indivisibles.

17 Noviembre de 2021 20.20

Un NFT, o token no fungible, es un token digital único e irrepetible, que se sirve de la tecnología blockchain para garantizar no solo su autenticidad, sino su pertenencia a un único usuario. Además, una de las características de estos tokens es que cualquier persona puede convertir sus creaciones, ya sean imágenes, videos, audios, URL o incluso objetos físicos del mundo real, en tokens no fungibles.

A diferencia de los tokens fungibles, como puede ser Bitcoin o cualquier criptomoneda que pueda fraccionarse en tokens idénticos o sustituirse por otra con las mismas características, los NFT son únicos e indivisibles. 

¿Qué son los NFT y cómo funcionan realmente los NFT?

La tecnología blockchain permite la creación de contratos inteligentes dotados con los metadatos necesarios para garantizar su autenticidad. Estos metadatos incluyen:

  1. El autor.
  2. Características: imagen, rasgos (traits), rareza (rarity).
  3. Dirección del contrato: permite identificar la autenticidad de cada pieza.
  4. Royalties: porcentaje de beneficio que adquiere el creador por cada vez que se comercializa su NFT.

De igual forma, estos metadatos también permiten determinar su precio inicial, el último precio de compra-venta en el mercado y la cantidad de transacciones del mismo.

El propio NFT en sí es un certificado digital de propiedad y autenticidad, que indica que ese contenido es único y los derechos de propiedad los tiene la persona que lo ha adquirido. Todas las transacciones quedan registradas en la blockchain, quedando así verificada una prueba indiscutible de la propiedad y garantizando que el vendedor recibe el crédito correspondiente por la venta. De esta manera, los autores de las obras dejan de tener derechos de propiedad una vez vendida la obra. El creador podrá seguir beneficiándose de sus creaciones al obtener los royalties producidos por su comercialización en los mercados secundarios, mientras los porcentajes de estos royalties serán cargados en los metadatos de los contratos inteligentes.

El propio NFT en sí es un certificado digital de propiedad y autenticidad, que indica que ese contenido es único y los derechos de propiedad los tiene la persona que lo ha adquirido.

Qué determina el valor de un NFT

De entrada, se podría pensar que el valor de un NFT es subjetivo; no obstante, su valor también va ligado a una serie de reglas de mercado: 

  1. Utilidad: el valor se incrementará si el NFT desarrolla casos de uso dentro o fuera del ecosistema cripto. En caso de que el NFT pueda canjearse por un bien tangible y de uso real, será un valor añadido que influirá directamente en su valor en mercado. Es el caso de los NFT que te permiten la entrada a eventos o son canjeables por otros bienes reales. La combinación del principio de escasez junto con la utilidad del NFT, sin duda incidirán positivamente en su valor.
  2. Rareza: esta característica juega un papel importante en el mundo de los NFT de arte. Cuando un proyecto o un artista crea una colección de NFT, estos cuentan con una serie de características que los hacen únicos, las cuales se pueden comprobar en una tabla de rareza facilitada por los creadores. Este índice de rareza influirá directamente en el valor en mercado de cada NFT. A más raro y más renombre tenga el proyecto o creador, mayor será su valor en el mercado.
  3. Escasez: el valor se verá incrementado si la colección de NFT cuenta con número reducido de unidades. Cuanto menor sea el número de unidades disponibles en mercado, mayor será su valor y más cotizado estará entre los usuarios.
  4. Membresía: uno de los grandes factores que influyen en el precio del token NFT reside en el prestigio y la popularidad del proyecto. Al igual que en el mundo del coleccionismo, contar en tu wallet con un NFT de las mayores colecciones lanzadas hasta la fecha, te otorga una reputación y un valor por el que cualquier usuario estaría dispuesto a pujar; este es el caso de EtherRocks, Lobsterdao o CryptoPunks. Además, existen colecciones que otorgan a sus usuarios ciertos beneficios por pasar a ser miembro del proyecto mediante la adquisición de un NFT.

Estos factores constituyen una base inicial que nos permitirá obtener una visión más amplia a la hora de decidir en qué colección de NFT es mejor invertir.

Las principales plataformas donde comprar o crear un NFT

A diferencia de otros procesos que requieren de conocimientos técnicos más avanzados a la hora de operar en el mundo cripto, crear, comprar o vender un NFT no necesita de nada más que de una cartera virtual o wallet

Existen distintas plataformas, también conocidas como marketplaces, en las que podrás conectarte con tu cartera virtual y así comprar, vender o incluso crear tu propio NFT. Lo único que te separa de tener tu propio NFT es pagar la comisión que te requiera la plataforma; si la plataforma opera con ETH, tendrás que pagar las comisiones en ETH. Mientras que hay plataformas que te facilitan las transacciones sin comisiones, o prácticamente inexistentes.

Para poder comprar un NFT, existen dos formas distintas de hacerlo: o bien pagando un precio fijado o bien entrando en subasta. Los vendedores o creadores de NFT pueden elegir si establecer un precio fijo para poner en venta su obra o si dejar que los interesados pujen por ella. Como usuario interesado, podés pujar hasta que el mejor postor gane la subasta, de esta forma, una obra puede pasar de estar valorada en US$ 0,01  a US$ 100.000  en cuestión de tiempo, siempre que haya gente interesada por ella.

NFT

Opensea

Opensea es la plataforma por excelencia donde comprar, vender y sobre todo crear NFT, ya que ofrece a sus usuarios crear estos tokens no fungibles sin necesidad de escribir ni una sola línea de código y de forma totalmente gratuita. Activa desde 2017 y con más de 14 millones de activos digitales, es sin duda la plataforma más usada en cuanto a mercado digital y una de las más seguras, ya que se encuentra respaldada por la seguridad de la blockchain de Ethereum.

Para poder operar en esta plataforma, ten en cuenta que necesitarás una wallet de la red Ethereum como MetaMask y, por supuesto, ETH disponible.

Rarible

Rarible es la plataforma más reciente, inaugurada en 2020. Se trata de una plataforma descentralizada que reúne todas las características de un marketplace de NFT, donde comprar, vender y crear obras digitales convertidas en tokens no fungibles, e incluso añadir contenido adicional en las distintas obras, como por ejemplo, mensajes cifrados que solo el propietario actual del token puede ver. 

Se sirve de la seguridad de la red de Ethereum, a la vez que permite crear y vender tokens ERC-20, ERC-1155 y ERC-721; ERC-20, ERC-1155 y ERC-721, por lo que desde una perspectiva más técnica, podemos considerar Rarible como una DAO.

Además, Rarible fue la primera en introducir un token de gobernanza, RARI, que se reparte a modo de incentivo entre quienes hagan uso de la plataforma. Un token de gobernanza te permite presentar y votar propuestas de cambios o actualizaciones del proyecto, aunque su papel aún está en desarrollo.

Mintable

La plataforma de NFT de Mintable lleva activa desde 2018 y opera también de forma segura sobre la red de Ethereum. Teniendo como referencia el volumen de transacciones, podemos concretar que Mintable compite en el mismo nivel que Rarible.

Se trata de una plataforma de fácil uso y muy intuitiva para los usuarios recién iniciados; gracias a la tecnología blockchain, con tal solo introducir las características de su obra o artículo digital, los usuarios podrán empezar a comerciar con su nuevo NFT. Gracias a la vista previa, se puede reconocer fácilmente los NFT que hay en el mercado, así como los que tienen el resto de usuarios en sus wallets. 

Además, Mintable también permite a los creadores de contenido monetizar su marca digital sin tener que realizar ninguna inversión inicial en cripto.

Solanart.io

A diferencia de las anteriores plataformas, Solanart ha sido la primera plataforma de marketplace de NFT en operar en la red de Solana. Esto implica que tanto el precio de compra y venta como las comisiones se cobrarán en tokens nativos de la red de Solana. Para ello, cuenta con que necesitarás una cartera virtual compatible con su para poder hacer transacciones en el mercado, es decir, o bien una cartera de Phantom o bien una Sollet wallet. Una de las principales ventajas de comercializar con NFT en la red de Solana, es que el precio de la comisión por transacción es mucho menor que el precio a pagar en la red de Ethereum. Por lo demás, podrás encontrar las mismas prestaciones que en las plataformas mencionadas anteriormente.

Qué es un NFT

¿Qué tipos de NFT existen y cuáles son los proyectos más sonados?

Existen varias categorías de NFT, cada una comporta sus propias características en cuanto a diseño, utilidad, comunidad o sector al cual van dirigidos, echemos un breve vistazo a los más populares: 

  1. Cripto Arte: tal y como su nombre indica, es una corriente o disciplina que se centra en el diseño de arte digital convertido en NFT; su reciente éxito se debe a que la tecnología blockchain permite a sus creadores adjudicarse la propiedad de sus obras virtuales y a los comerciantes verificar su autenticidad, además de la posibilidad de poseer todos los derechos una vez la adquieran. Tanto la facilidad a la hora de crear y comercializar sus obras, como los beneficios que aporta en este caso la tecnología blockchain, hacen de este sector un nicho de comercio muy accesible. Algunos de los ejemplos más claros y populares que podemos ver en este sector han sido los CryptoPunks, los Pudgy Penguins o incluso los Bored Ape Yatch Club.
  2. Videojuegos (mundos virtuales/metaverso): esta categoría de NFT se encuentra en auge desde hace escasos meses. Los usuarios pueden hacerse con un NFT que posteriormente le otorgue acceso o beneficios, ya sea en un mundo virtual o en videojuegos. Existen juegos que incentivan a sus usuarios a jugar siguiendo un clásico modo play to earn; es decir, cuanto más juegues, más tokens nativos de ese proyecto ganarás y más beneficios obtendrás. De esta forma, llevan estos NFT a poder ser usados de forma práctica e incluso comercializarse en el mercado. Un claro ejemplo sería el popular juego de Axie Infinity o en el clásico CryptoKitties, o en futuros proyectos que están por llegar aplicando esta tecnología, como puede ser Parallel.
  3. Tokenización de activos reales: uno de los primeros usos de los NFT en el mundo real se ha visto reflejado en el sector inmobiliario.  Muchas compañías del sector han creado NFT que equivalen a títulos inmobiliarios, permitiendo a los vendedores adjudicarse la propiedad de los bienes inmuebles, y a los compradores verificar su autenticidad a través de la tecnología blockchain. La principal aportación de este caso de uso es dejar de lado todas las negociaciones y trámites inherentes al sistema tradicional de compra-venta de inmuebles.

La tecnología blockchain avanza a un ritmo acelerado, así como su adopción, lo que significa que presenciaremos un constante avance en cuanto al número de casos de uso de los NFT en los próximos años.

Existen juegos que incentivan a sus usuarios a jugar siguiendo un clásico modo play to earn; es decir, cuanto más juegues, más tokens nativos de ese proyecto ganarás y más beneficios obtendrás.

El futuro de los tokens no fungibles

Su futuro se encuentra altamente ligado a los avances de la blockchain, por lo que si algo es seguro, es que tanto creadores como desarrolladores lograrán avanzar  a un entorno aún más seguro si cabe y desbloquearán nuevos casos de uso en el espacio NFT. 

Estamos ante el nacimiento de un sector que se encuentra en auge y crece a un ritmo acelerado, ya que las posibilidades que brinda son infinitas. Es un hecho que cada vez es más común ver cómo proyectos y empresas sacan sus productos de la mano de una colección de NFT, que garantizan ciertos beneficios y privilegios a sus usuarios, por lo que no queda más que esperar a descubrir cuáles son los nuevos casos de uso que están por llegar a manos de estos proyectos emergentes.

*Con información de Forbes España.

loading next article