Forbes Argentina
Peter Cerdá
Money
Share

Luego de fuertes enfrentamientos con la administración de Alberto Fernández, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) recibió "con satisfacción" la decisión del Gobierno nacional, de abrir gradualmente las fronteras y flexibilizar las restricciones en los vuelos.

01 Octubre de 2021 12.20

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) recibió "con satisfacción" la decisión del Gobierno nacional, de abrir gradualmente las fronteras y flexibilizar las restricciones en los vuelos, hasta eliminarlas a partir del 1 de noviembre, según lo expresa en un comunicado difundido hoy y que lleva la firma del vicepresidente Regional para las Américas de IATA, Peter Cerdá.

El ejecutivo sostuvo que "la decisión del Gobierno de Argentina de permitir gradualmente la reapertura del transporte aéreo en el país es una buena noticia en varios frentes. En primer lugar, restablece la libertad de viajar, que será especialmente bienvenida por aquellos que no pudieron volar durante los últimos 18 meses".

Además, añadió, "las aerolíneas ahora podrán planificar con mayor previsibilidad y recuperar la conectividad que se ha perdido durante este tiempo", añadió.



"Esto será un impulso para la reconstrucción de la economía argentina, especialmente a través de la contribución del turismo y los negocios internacionales", agregó el directivo en el comunicado.

Señala asimismo que IATA recibió con satisfacción las últimas decisiones adoptadas por las autoridades argentinas, que indican que en octubre se aumentará el cupo de ingreso de pasajeros por día.



Luego, "14 días después de que el 50% de la población del país haya completado su esquema de vacunación, se levantarán la mayoría de las actuales restricciones de viaje, un hecho que se estima podría concretarse a mediados de mes", consignó el comunicado.

Por otra parte, el 1 de noviembre es la fecha prevista para permitir la entrada de todos los extranjeros, sin distinción de su origen.



"Los viajeros que presenten una pauta de vacunación completa y una prueba PCR negativa de máximo 72 horas previas al embarque, ya no tendrán que realizarse una prueba de antígeno al entrar al territorio argentino, ni permanecer en cuarentena", resaltó el texto.



Según los últimos cálculos de IATA Economics, la reapertura de las fronteras de Argentina a los viajeros internacionales permitirá que las aerolíneas comiencen a restaurar las 100 rutas estimadas (nacionales e internacionales) que se perdieron como resultado de la pandemia.

Ese proceso sustentará la generación de casi US$ 1.780 millones de contribución directa al PIB de Argentina que se pusieron en riesgo; a la vez que permitirá mantener 21.470 puestos de trabajo locales y proporcionar una contribución total anual de US$ 22.500 millones al PIB del país.

"Este anuncio marca un cambio importante en la gestión de los riesgos del Covid-19, pasando de las medidas generales a nivel nacional a la evaluación del riesgo individual", evaluó el comunicado.

El siguiente reto, concluyó Cerdá, "es encontrar un sistema para no excluir a los viajeros que no estén vacunados y que tendrán que seguir cumpliendo cuarentena, incluidos los menores, que en la mayoría de los casos ni siquiera están contemplados en las campañas de inoculación en sus países de origen".

loading next article