Forbes Argentina
captura
Lifestyle

La pandemia los varó en Nueva Zelanda y cuentan cuánto les sale vivir allí

Share

Son una pareja argentina que viajaba por el mundo y llegaron a la isla, donde encontraron su lugar en el mundo. Cómo es la vida de Aílén y Leandro y las posibilidades económicas que les da el país en el que se quedaron por accidente.

17 Junio de 2021 20.45

Dos jóvenes argentinos, Ailén y Leandro, se animaron a patear el tablero. Ella diseñadora gráfica, él empleado bancario. Pero un día hicieron las valijas y decidieron ir a dar la vuelta al mundo. Desde su blog “Sin turbulencias”, esta pareja de viajeros se conectaban con su familia y amigos. Pero llegó la pandemia y los agarró varados en Nueva Zelanda, donde encontraron su lugar en el mundo. 

"Somos Ailu y Lea, dos argentinos apasionados por los viajes y, en agosto 2019, decidimos cambiar de rumbo y comenzar una aventura alrededor del mundo sin pasaje de vuelta. Ahora estamos en la isla Norte de Nueva Zelanda y, aunque el coronavirus cambió nuestro planes, no perdemos las esperanzas de que todo mejore para seguir recorriendo este mundo”, escribieron en su momento y publicó Clarín.

En pareja desde hace ocho años, los creadores del blog SinTurbulencias resumen su historia, desde un hotel con restaurante de Wallingford, donde viven desde febrero del año pasado gracias a un voluntariado: trabajan en mantenimiento y limpieza a cambio de alojamiento y comida del chef.
 

">

En diálogo desde Nueva Zelanda, Leandro -que trabajó 11 años en un banco- reflexiona: “Vivíamos con mucho estrés. No queríamos hacer carrera ni sumar presiones, y siempre amamos viajar. Nuestro sueño era comenzar una aventura con un pasaje de ida solamente, dejando la rutina de lado con el sueño de darle la vuelta al mundo en busca de nuevos desafíos y experiencias. Nos largamos con muchos miedos (y eso que atravesamos la pandemia del coronavirus), pero no estamos para nada arrepentidos”

Como una prueba piloto de tres meses, empezaron por recorrer América del Sur y el Caribe. 

Querían ver cómo se sentían viajando en pareja 24 horas x 7 días, cómo encaraban los destinos y qué les pasaba con las culturas que no conocían. 

La experiencia fue un éxito y sirvió como trampolín para lanzarse al resto del mundo. 

De hecho, desde el sitio y las cuentas de redes sociales comparten información para más de un viajero o extranjero que opte por la residencia permanente. 

Fue entonces cuando decidieron que su próxima parada sería Nueva Zelanda, un país ideal para la práctica de work & travel. El objetivo era trabajar, recuperar algo de los ahorros gastados y seguir viajando en el mediano plazo.



A mediados de febrero del año pasado se instalaron en Wallingford, ubicada en la isla Norte, a 270 km de la capital Wellington. En esa zona “bien rural” consiguieron un intercambio: trabajan 25 horas semanales a cambio de hospedaje y comida en un hotel que tiene restaurante.



Antes de la cuarentena hacían limpieza y mantenimiento de las áreas comunes del hotel, y en el restaurante Ailén preparaba las mesas y él lavaba los platos. “Es muy lindo el lugar y la cena tiene 6 pasos, por lo que siempre hay muchos platos para lavar. En este viaje nos olvidamos de nuestros títulos y hacemos lo que haya que hacer para seguir conociendo lugares”, dice Leandro.



Y agrega: “Hasta ahora, todo lo que recorrimos en la isla Norte nos gustó mucho. En Nueva Zelanda, la gente es muy amable, te da charla... Estamos súper contentos y tranquilos porque no tenemos que gastar casi nada durante la cuarentena”.

Y contaron como es su realidad económica en la isla:

Entre los datos que disparan para tener en cuenta las posibilidades que brinda el lugar donde están es que "el salario mínimo por hora en Nueva Zelanda son 20 dólares neozelandeses ($1.357, 66). Para comprar unas zapatillas de primera marca, explican, habrá que trabajar 5 horas. Para llenar el tanque con 50 litros de nafta, son necesarias otras 5 horas laborales”. 



También, las posibilidades económicas que les brindaron para sobrevivir sin el estrés de la crisis continua en la Argentina. En su Instagram cuentan como es su vida económica en Nueva Zelanda y también lo hicieron en América 24. 

 



 


 

Más noticias