Forbes Argentina
Evergiven.
Liderazgo

La debacle del Canal de Suez: cómo amrar un plan de recuperación ante casos similares

Edward Segal

Share

30 Marzo de 2021 18.00

Ahora que ya se logró liberar el mega portacontenedores que bloqueó el Canal de Suez durante varios días, comienza la parte de recuperación de la crisis.

El bloqueo de la vía fluvial internacional centró la atención en las vulnerabilidades de las cadenas de suministro, la importancia de contar con planes de contingencia y gestión de crisis, y cómo se podrían prevenir o gestionar situaciones similares de forma más eficaz. Pero antes de preocuparse por la próxima crisis, muchos ejecutivos de negocios se están enfocando en recuperarse de ésta.

Plantilla de plan de recuperación

La forma en que las empresas se recuperan de una crisis es tan importante como su preparación y gestión. Un plan de recuperación detallado por escrito puede servir como una hoja de ruta que le permita a su organización volver a la normalidad lo más rápido posible. Debe incluir las siguientes disposiciones principales:

  • Metas y objetivos que deben cumplirse para recuperarse por completo de la crisis
  • Las tareas específicas que deben realizarse y quién será responsable de ellas.
  • Un plazo para la recuperación
  • El dinero, la experiencia y otros recursos que se necesitarán.
  • Una lista de quienes deben ser notificados o consultados sobre el progreso en la recuperación de la crisis.
  • Las lecciones aprendidas de esta crisis y cómo esas lecciones se aplicarán a las operaciones y políticas de la organización para garantizar que la crisis no se repita.

Así como las empresas deben probar sus planes de crisis y contingencia para asegurarse de que funcionen cuando sea necesario, las empresas deben realizar simulaciones y otros ejercicios para poner a prueba sus planes de recuperación con anticipación y de forma regular.

Se necesita comprensión profunda

Peter Deans es consultor de riesgos y estrategia y fundador de 52 Risks, señaló: “Este tipo de eventos resaltan la necesidad de que las empresas tengan un conocimiento profundo de sus cadenas de suministro, comprendan 'qué puede salir mal' y tengan planes de contingencia para estos escenarios. Esto incluye tener los recursos financieros para superar estos incidentes. Los talleres de planificación de escenarios pueden ser útiles para pensar en los eventos específicos que pueden afectar las operaciones de una empresa. 

"Como demostró la pandemia de Covid-19, es de vital importancia tener suficientes suministros de insumos de producción ... para resistir cualquier impacto externo extendido y disrupción comercial", aconsejó.

Opciones limitadas

Dependiendo de la naturaleza de una crisis, es posible que no haya muchas alternativas sobre cómo recuperarse. Después de la crisis del Canal de Suez, las opciones pueden ser muy limitadas.

Mark Dohnalek es el presidente y director ejecutivo de Pivot International , una empresa global de fabricación, ingeniería, tecnología y desarrollo de productos. “Para que las empresas se recuperen lo más rápido posible de la acumulación de barcos en Suez, no tendrán más remedio que buscar fuentes que utilicen rutas de tránsito fuera de esta área, ya sean nacionales o asiáticas”, dijo.

“Sin embargo, si obtienen productos de Europa que se originan en Asia, es probable que vengan por la ruta de Suez. Por lo tanto, estarían duplicando los compromisos de adquisiciones. Pero si tienen urgencias cronológicas, parecería que no tienen otra opción. Esta ruta de tránsito sufrirá retrasos durante las próximas semanas”.

Evitar problemas futuros

Dohnalek dijo que, para evitar otra crisis del tipo del Canal de Suez, “todas las empresas deben tener implementadas múltiples opciones de abastecimiento, como aprendimos durante la pandemia. Otro elemento de esta recomendación sería hacer negocios con un proveedor preferido que tenga múltiples operaciones en muchas regiones del mundo. Esto evitará el impacto masivo que tendría un evento en un solo lugar en su negocio. Esta es, con mucho, la clave para mitigar la exposición a este tipo de eventos en el futuro ".

Manténgase alejado de los puntos de estrangulamiento

Algunas situaciones de crisis se pueden prevenir evitando ciertos factores de riesgo conocidos. Según los expertos, las vulnerabilidades asociadas con las cadenas de suministro son evidentes.

Usha Haley, experta en producción internacional y gestión de riesgos internacionales, dijo que la crisis “demostró los puntos de estrangulamiento en nuestros sistemas de comercio y producción internacional". Evidenció “que incluso nuestras cadenas de suministro evolucionadas tienen vulnerabilidades agudas a las que las empresas y el gobierno tendrán que prestar atención preventiva, en lugar de reactiva”.

“Ambos grupos necesitarán planificar, presupuestar e implementar planes que eludan estos puntos únicos de falla, de modo que las redes de transporte, energía y comunicaciones puedan capear las crisis sin paralizar el sistema de comercio global. Esto requerirá redundancias sistémicas en lugar de eficiencias; descentralización organizacional en lugar de centralización; diversificación de la producción en lugar de especialización”, aconsejó.

La necesidad de asociaciones gubernamentales

"Las empresas por sí solas tendrán dificultades para remediar estos puntos de estrangulamiento de la infraestructura sin asociarse con los gobiernos", dijo Haley. “El gobierno de los Estados Unidos es consciente del poder político y económico de los puntos de estrangulamiento en las tecnologías emergentes. Vea las preocupaciones relacionadas con el control de Huawei de las redes 5G. Estas tecnologías de transporte y envío establecidas tienen la misma importancia estratégica y nacional”, señaló.

Sin soporte para rutas alternativas

“Desafortunadamente, el comercio mundial y sus diversos sectores no apoyaron las rutas de agua y transporte de respaldo. Por ejemplo, la propuesta de Nicaragua de vincular los mares del Pacífico y el Caribe fracasó cuando los gobiernos y las empresas del mundo vieron el precio de US$ 50.000 millones como caro. Como lección, el costo de la actual crisis de Suez puede exceder ese precio en unas pocas semanas”, predijo Haley.

Esté siempre listo

Una de las mejores prácticas para responder y gestionar una crisis es estar siempre preparado para lo inesperado.

Aleksandar Tomic es decano asociado de estrategia, innovación y tecnología en Boston College. Señaló que, “como con cualquier disrupción, las empresas simplemente tienen que estar preparadas. Para hacer esto, necesitan evaluar qué parte de la interrupción es temporal y cuál es permanente. Luego, deben tener claro el compromiso de mantener un inventario adicional frente a retrasar la entrega”.

Lo que más importa

“¿A los clientes les importa más el precio o el tiempo de entrega? Una vez que una empresa sabe esto, puede planificar mejor. Para hacer frente a las demoras, las empresas deben introducir una holgura en su sistema, es decir, en forma de inventarios más altos tanto de insumos como de productos terminados”, recomendó Tomic.

“Por supuesto, el costo de hacer esto debe equilibrarse con las sanciones por entrega tardía. Las empresas también deben tener fuentes alternativas de sus insumos críticos y tratar de comprender la cadena de suministro de cada fuente para que la empresa pueda diversificar su base de proveedores en relación con este riesgo particular. En otras palabras, en este caso no sirve de nada tener varios proveedores si todos se abastecen de Asia a través de [la] costa este”, señaló.

Comuníquese claramente

Tomic advirtió que “las empresas deben comunicarse abierta y claramente con los clientes. En los mercados al contado, como el petróleo y la gasolina, no hay mucho que hacer. Los precios suben para alinear la demanda con la oferta, y todo el mundo sufre un pellizco temporal en la bomba. En una situación más complicada en la que una empresa no pueda cumplir con un plazo, la comunicación con el cliente es la clave con un mensaje lo más claro posible sobre retrasos, impactos, etc".

Nota publicada en Forbes US.

loading next article