Forbes Argentina
Liderazgo

Cómo es el negocio del tango en la Argentina y el mundo: Mora Godoy se lo cuenta a Forbes

Nicolás Della Vecchia

Share

La talentosa artista argentina, fundadora de Mora Godoy Tango Company y creadora de obras musicales reconocidas como Tanguera y Chantecler, cuenta cómo es hacer tango en la Argentina, cuánto dinero hay que invertir para hacer los shows y cuántos artistas suelen integrar cada obra. Además, pide urgente políticas para potenciar este género musical que tantos turistas trae a la Argentina.

29 Diciembre de 2021 12.41

El tango fue y es para Buenos Aires un sonido y una subjetividad. Es una relación pasional, intensa, que alguna vez parece languidecer hasta que regresa renovada, abierta a nuevas pulsiones estéticas y generacionales. El tango, a lo largo de más de un siglo, ha mantenido su impronta en nuestra vivencia cotidiana y en nuestro imaginario e identidad cultural. En tiempos de globalización económica y cultural, las identidades culturales no sólo permiten afirmarnos en una historia cultural y afectiva que nos hace sentirnos enraizados en un lugar.

Desde la primera parte del siglo XX, la imagen de Buenos Aires ha estado estrechamente vinculada con el tango. En forma recurrente se lo ha reconocido como una identificación genuina y popular de la gran ciudad con una expresividad original, excepcional y variada- infrecuente en otras músicas populares en el mundo- tanto de música, danza, como poesía. Mucho se ha escrito sobre la historia del tango, sus creadores, expresiones, autores, intérpretes, escuelas, tendencias. 

Sin embargo, ha sido muy poca la investigación sistemática sobre el funcionamiento económico de este sector. En esta entrevista con Forbes Argentina, la bailarina y coreógrafa de tango Mora Gordoy, fundadora de Mora Godoy Tango Company y creadora de obras musicales reconocidas como Tanguera y Chantecler, asegura que “no existe turista que pase por Argentina (especialmente por Buenos Aires) y no vaya a ver un espectáculo de tango”.

Según un estudio publicado por la Ciudad de Buenos Aires, fue a partir de la devaluación del 2002, con el cambio de precios relativos y la tendencia a la búsqueda de nuevos destinos, que Argentina y Buenos Aires en particular, ha provocado un permanente incremento de la llegada de nuevos visitantes del exterior. 

El tango, por ser junto al fútbol una de las pocas imágenes emblemáticas del país en el mundo, ha sido altamente sensible al movimiento turístico. La visita a sus espectáculos y lugares de referencia es lógicamente considerada una actividad casi obligada para el extranjero que quiere conocer y disfrutar Buenos Aires. A lo largo del todo el año 2006 (año del estudio), por ejemplo, más de 3.000 turistas promedio por día han incluido en sus actividades la concurrencia a un espectáculo de tango.

Más allá del culto que existe en el exterior, Mora Godoy considera que en la Argentina se ha ido dejando de lado un poco este género que tanto le da al país, y siente que hoy faltan políticas fuertes y prolongadas  para darle al Tango el lugar que se merece.

Entrevista completa

¿Cuánto cuesta en términos monetarios, como creadora y productora, montar un espectáculo de tango?

Hay espectáculos que se pueden montar simplemente con talento y mínimas herramientas. Tal vez, armando coreografías con un gran equipo creativo, concentrándose en optimizar los costos y reciclando hasta el vestuario. Y se puede hacer con muy poco dinero. Diría que hasta con $200.000 o $300.000. 

¿Y los espectáculos como los tuyos?

Espectáculos como Tanguera o Chantecler, requieren de una inversión de entre US$ 500.000 y US$ 1 millón e implican, obviamente, un gasto escenográfico, de vestuario, puesta de luces, armado coreográfico, guión y de arreglos musicales; que llevan tiempo, bocetos, un estudio también de época, creativos importantes, directores; etc 

En el caso de Tanguera fue un director inglés. Éstas son obras que si bien pueden mostrarse en Argentina y tener muchísimo éxito, donde no se pierde dinero y se pueden recuperar la inversión es en el exterior.

¿Se valora el tango en el exterior? ¿Incluso más que acá?

El en el exterior hay un culto hacia el tango, hacia la belleza armónica que tiene la melodía, las letras, el lunfardo y la poesía. Es muy valorado por todos los artistas famosos de Rock y de Pop a nivel mundial, como también por las personas que lo bailan de manera amateur en una milonga, improvisando, donde se encuentran con el otro como de manera profesional y termina resultando un lindo lugar de encuentro. No sé si en el exterior se valora más que acá, sino que se baila más y se considera mucho más.

¿Es un gran atractivo de turistas, no? Sobre todo para la Ciudad de Buenos Aires

El tango genera muchísimas divisas en Buenos Aires. No existe un turista que pase por Argentina- y obviamente por Buenos Aires- y no vaya a ver un espectáculo de tango. Sea en una casa de tango, en una milonga o en donde sea. Lo buscan, ya vienen con sus reservas, eligen el lugar. Es un atractivo inmenso. Es impensado que un turista venga a la Argentina y no vea un espectáculo de tango. Y esas divisas quedan en el país. Y ahí es donde más se realza lo que es la marca de identidad. Nuestra marca de identidad es el tango. Es nuestra cultura y nuestro patrimonio.

MORA GODOY EN NUMEROS

12 millones de resultados en Google arroja su nombre.

3.5 millones de reproducciones en YouTube.

2.5 millones de personas vieron sus espectáculos en el mundo.

50 mil espectadores vieron Chantecler Tango en solo 12 semanas.

100 mil alumnos pasaron por su escuela de tango.

20 años de Tour consecutivos con Mora Godoy Tango Company desde 2002.

Los 2 años que la marca Mora Godoy Tango Company estuvo en cartel con su obra facturó US$ 30 millones a un promedio de 500 entradas por día los 7 días a la semana, casi los 365 días del año.

¿Es difícil tener una empresa como la tuya en Argentina?

Es difícil tener una compañía como esta en la Argentina, por supuesto. Es una compañía que es independiente, autónoma y privada. Y, seguramente, si tuviésemos ayuda del Estado seríamos una compañía mucho más grande y haríamos muchas más funciones. También podríamos tener un trabajo de inclusión social con salida laboral para muchas personas que por ahí no se imaginan a lo que pueden llegar con el tango, con un trabajo fuerte de formación.

Porque nosotros somos escuela de formación, formamos a los bailarines que ingresan. Capacitamos a los bailarines. Seguramente podríamos hacer muchas más cosas y exportar bailarines, muchos más de los que exportamos ya siendo un ente privado.

¿Sentís que hay no hay un apoyo del Gobierno por promover la cultura del tango?

Creo que todos los espacios políticos, los distintos gobiernos, deberían tener una política cultural o escucharnos más a los que estamos en el tango. Como por ejemplo a mi hermano Horacio Godoy y otros grandes cantantes del tango y directores de orquestas, que generamos un espacio en Argentina y en el exterior. Mi hermano desde la milonga, La Viruta Tango Club, y yo desde mis espectáculos, mi compañía de tango y los shows que hago en el exterior.

¿Tu hermano es considerado hoy uno de los mejores maestro de Tango del mundo?

Si, de hecho no hay un festival que se arme si él primero no es convocado y no da el okey para hacerlo. Como te digo, me parece que nos está faltando el apoyo y sobre todo que nos escuchen más. Porque, por ahí, con poco se podría hacer mucho. Pero sí tiene que tener un sentido y tenemos que saber para dónde vamos con el tango, para que muchos intérpretes, compositores, creadores y coreógrafos nuevos tengan el espacio para poder mostrar lo que hacen, que seguramente a mucha gente le gustaría.

img_8225

¿Cuántos artistas pasaron por tu compañía y cuántos la integran?

Hemos formado desde la compañía cientos de bailarines que hoy pertenecen a casas de tango, que recorren el país y el mundo. Algunos armaron sus propias compañías o forman parte de espectáculos que se recrean en distintos países. ¿Cuántos alumnos han aprendido a bailar tango con Mora Godoy Tango Company? Miles.

Los integrantes de la compañía son por obras, y son tanto nacionales como internacionales. Tenemos aproximadamente entre 15 y 25 integrantes por obra. Y llegamos a tener, antes de la pandemia, tres obras a la vez. Ahora nos estamos rearmando.

¿En qué países bailaste gracias al tango?

Gracias al tango bailé en países como China entera, Rusia hasta la Siberia, Letonia, Lituania, Estonia, Japón, Grecia, Alemania, Dinamarca, España, Francia, Italia, Holanda, Reino Unido, Estados Unidos, Centroamérica y Latinoamérica completa.

¿Cuál fue la experiencia más loca que viviste gracias a este género musical?

La experiencia no sé si más loca, porque cada experiencia fue distinta y fue maravillosa, pero diría que bailar dos veces en la Acrópolis de Grecia, con la luna llena y con más de 7000 personas en la sala. Fue impactante. También, ser la primera compañía de tango que atravesó la Siberia entera desde Vladivostok, Rusia, hasta Moscú; y haber conocido a San Petersburgo, que me parece una de las ciudades más hermosas del mundo. 

Después, obviamente, la inigualable experiencia de haber bailado con Barack Obama y que el tango haya dado la vuelta al mundo con esa noticia. Fue un orgullo que esas imágenes hayan ayudado a difundir el tango.