Forbes Argentina
Entrevistas Laborales
Liderazgo

Cinco a tomar tras ser "ghosteado" en una entrevista laboral

Sho Dewan Colaborador

Share

Una situación frustrante para muchos candidatos es no recibir respuesta después de una entrevista, un fenómeno que afecta al 45% según un informe de Greenhouse.

10 Julio de 2024 10.16

Sin dudas, ser “fantasmeado” o “ghosteado” después de una entrevista de trabajo es una experiencia frustrante. Todos nos encontramos alguna vez en esta situación: te preparaste meticulosamente para la entrevista y diste lo mejor de vos durante la misma, sólo para encontrarte sin llamadas, sin correos electrónicos y con el inquietante vacío de las preguntas sin respuesta. Es realmente frustrante, ¿verdad?

Un informe de Greenhouse reveló que el 45% de los candidatos a un puesto de trabajo fueron "ghosteados" después de una entrevista. 

Del mismo estudio se desprende que, casi 9 de cada 10 esperan escuchar respuestas de las empresas en un plazo de 1 a 2 semanas después de su entrevista. 

Así que, si sos uno de los que está aguardando la llamada de un posible empleador, seguí estos 5 pasos para abordar tu situación:

Esperá

¿Estuviste esperando ansiosamente la respuesta de una empresa después de terminar una entrevista y con ganas de enviar ese mensaje de seguimiento unos días después para comprobar tus progresos? Es totalmente comprensible, pero guardá ese pensamiento por ahora.

Los estudios demuestran que el 37% de los solicitantes reciben una respuesta en la semana siguiente a la solicitud de empleo, por lo que la regla de oro aquí es hacer un seguimiento sólo una semana después de la entrevista

Es posible que necesiten algo de tiempo para revisar tu solicitud o compararla con la de otros candidatos, que estén de vacaciones o enfermos. Nunca se sabe lo que está ocurriendo por su parte, así que dales al menos una semana para que se pongan en contacto con vos.

Comunicate con la persona con la que te entrevistó

Si no te respondieron después de una semana, es el momento de volver a ponerte en contacto con la persona con la que te entrevistó. Puede ser el reclutador, el director de contratación o un miembro del equipo con el que ya hayas hablado en tu proceso de solicitud.

Acá tenés un ejemplo que podés utilizar para empezar a enviar ese mensaje de seguimiento:

"Hola [Nombre],

[Nombre]

¡Espero que estés bien! Quería saber cuáles son los próximos pasos a seguir después de la entrevista para [puesto] que tuvimos el [fecha] . ¿Hay alguna novedad por tu parte?

Me encantaría seguir avanzando y espero tener noticias tuyas pronto. ¡Muchas gracias!”

Picture background

Contactá a otra persona del equipo

 

Después de hacer un seguimiento por correo electrónico y no obtener respuesta, a pesar de haber esperado el tiempo adecuado, podés empezar a comunicarte con otro punto de contacto. Intentá buscar a alguien más en tu red profesional que tenga conexión con la empresa para que te ayude a llamar la atención.

También podés utilizar el sitio web de la empresa o LinkedIn para ponerte en contacto con las personas adecuadas, como alguien de RRHH, un miembro del equipo o un alto directivo. Sé estratégico sobre a quién contactar, asegurate de proporcionar el contexto adecuado de la situación y mantenelo profesional para que puedan ayudarte a abordar tu preocupación.

Intentá un tercer seguimiento

 

¿Han pasado semanas desde tu entrevista y aún no te informaron de tu situación? Podrías plantearte hacer un 3er seguimiento con el equipo o con RRHH. Reflexioná sobre la comunicación anterior, fijate si te indicaron que se pondrían en contacto con vos en una fecha concreta y utilizá las interacciones pasadas para calibrar cómo contactarlo de nuevo o intentarlo con un canal de mensajería diferente.

Aunque en general es aceptable enviar un tercer seguimiento después de haber sido víctima de un ghosting, procedé con cautela y tené en cuenta las circunstancias específicas de tu situación. En caso de duda, priorizá la profesionalidad en tu comunicación.

Buscá otras oportunidades

 

Si intentaste seguir los pasos anteriores y la empresa continúa fantasmeándote, a veces, es mejor buscar otras oportunidades. Llegado a este punto, nunca sabrás si volverán a ponerse en contacto con vos, ya que el 35% de los trabajadores afirman que los empleadores los trataron como fantasmas durante el proceso de la entrevista.

En lugar de eso, aprovechá el tiempo para revisar y actualizar tu currículum, seguí buscando avisos en las bolsas de trabajo o continuá estableciendo contactos en busca de nuevas oportunidades. No te desanimes por la situación y sabé que a veces sólo forma parte del proceso de búsqueda de empleo.

Continuá con las lecciones aprendidas y seguí adelante con la confianza que tu momento llegará pronto. ¡Estoy orgulloso de vos por seguir adelante y no rendirte!

 

Nota publicada por Forbes US

loading next article
10