Forbes Argentina
Medusa
Innovacion

La medusa "inmortal", la clave para avanzar en la lucha contra el cáncer

Forbes Digital

Share

La investigación ha permitido identificar varios genes duplicados en el genoma de las medusas que serían posibles candidatos para seguir haciendo investigaciones científicas y clínicas relacionadas con enfermedades como el cáncer, las neurodegenerativas o las cardiovasculares.

01 Septiembre de 2022 15.49

La investigación realizada por un grupo de científicos españoles sobre la medusa “inmortal”, una especie capaz de rejuvenecer y hacer retroceder su estado adulto al de pólipo, abre una vía todavía lejana para avanzar en la lucha de las patologías más relacionadas con el envejecimiento humano como son el cáncer o las enfermedades neurodegenerativas o cardiovasculares.

Así lo aseguró la doctora en Ciencias del Mar María Pascual, primera autora, junto a la bióloga molecular Dido Carrero, del estudio liderado por el catedrático de Bioquímica Carlos López Otín y publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, que ha descifrado el genoma de la medusa “inmortal”, la Turritopsis dohrnii, y ha definido diversas claves que contribuyen a extender su longevidad hasta el punto de evitar su muerte.

Medusa
La medusa inmortal tiene el potencial de ayudar a curar el cáncer en el largo plazo.

Pascual, que reclamó más ayudas para la investigación en España, recordó que el estudio sobre esta especie, cuyos ejemplares fueron capturados en la costa italiana y sometidos a la investigación en el Acuario de Gijón (norte español), se prolongó durante cinco años, con lo que las investigaciones que se deriven de él pueden tener un desarrollo “lento” que hace imposible calcular en qué plazo podrían tener aplicaciones clínicas para combatir esas enfermedades.

Tras varios años estudiando los procesos de envejecimiento, el grupo de investigadores dirigido por López Otín había fijado ya su interés en analizar cómo se desarrollaba en otras especies y, cuando uno de los científicos recibió la información de una medusa capaz de “rejuvenecer” su organismo, pensaron que se encontraban ante “una oportunidad única” para conocer ese proceso.

Todavía no existe una cura para el cáncer debido a su complejidad.
Todavía no existe una cura para el cáncer debido a su complejidad.

Al margen de haber descifrado el genoma de la medusa, la cuestión más interesante que desveló la investigación fue, a juicio de Pascual, la desdiferenciación de las células, una especie de reprogramación que les permite pasar de ser una célula especializada a una célula madre y tener así la capacidad para convertirse en cualquier otra del organismo.

“Cuando encontramos ese resultado fue bastante sorprendente, no esperábamos que apareciera de una forma tan clara”, afirmó.

Las medusas “inmortales” se reproducen de forma asexual mediante pólipos durante una etapa de su vida, pero cuando maduran la reproducción se lleva a cabo entre un macho y una hembra a los que, transcurrida esa fase, “sólo les queda envejecer hasta morir” como a cualquier otra especie, pero en su caso tienen la capacidad de convertirse de nuevo en pólipos.

Medusa inmortal
La medusa inmortal tiene la capacidad de no “morir de vieja”.

La investigación ha permitido así identificar varios genes duplicados en el genoma de las medusas que serían, según Pascual, posibles candidatos para seguir haciendo, a largo plazo, investigaciones científicas y clínicas relacionadas con enfermedades como el cáncer, las neurodegenerativas o las cardiovasculares.

*Nota publicada en Forbes Centroamérica

loading next article
10