Forbes Argentina
Innovacion

Global 5.500, el avión Bombardier que conecta Buenos Aires - Nueva York en menos de 10 horas

Sebastián Chicou

Share

El nuevo Global 5.500 de Bombardier hace el mundo más pequeño. Menos de 10 horas de Buenos Aires a Nueva York, en una cabina de lujo y confort.

23 Septiembre de 2020 08.23

Son estas noticias  las que arrojan luz en la oscuridad en plena crisis por el COVID-19: luego de más de 2.000 horas voladas de prueba, la empresa canadiense Bombardier lanzó su nueva nave, el majestuoso Global 5500
Con una combinación  de  innovación, estilo y confort para 16 pasajeros, esta aeronave  se convierte en un nuevo aspiracional para los viajes de negocios. 

Con incorporación de tecnología de punta en su ala, con borde de ataque (parte frontal del ala) completamente perfilado, combina flexibilidad y aerodinámica refinada para brindar un vuelo más suave, razón por la cual los aviones de negocios de la familia Global de Bombardier son reconocidos. 

Los motores, por su parte, especialmente diseñados por Rolls-Royce, permiten un alcance, velocidad y agilidad que los coloca en líderes de su clase, conectando más ciudades, incluidas aquellas a las que sus competidores no pueden acceder. El Global 5500 cuenta con un alcance de 5.900 millas náuticas (10.928 km), con una velocidad promedio de 950 km por hora, conectando Buenos Aires - Nueva York sin escalas en tan solo nueve horas y media. 

Fundamental para vuelos transoceánicos, la aeronave presenta la cabina más ancha de su clase. Los amplios y cómodos asientos aseguran que los pasajeros encuentren el relax sin importar cuánto tiempo tengan de viaje. Dividido en tres espacios habitables distintos, brinda privacidad y lujo, además de un amplio espacio para trabajar, comer y descansar con comodidad. 

Meticulosamente concebido y con exquisitas terminaciones de alta gama, presenta innovaciones que incluyen el asiento Nuage de Bombardier. Cabe destacar que hacía más de 30 años que no se presentaba una innovación tan significativa de asientos en aviones ejecutivos. 

El asiento Nuage es una obra maestra de innovación y de terminación artesanal, diseñado con la intención de llevar la comodidad de los lujosos asientos de hogar a la cabina. Presenta una revolucionaria arquitectura interna diseñada para moverse en armonía con el pasajero, y ofrece tres características clave que no están disponibles en ningún otro asiento en aviones de negocios: una base flotante única con un eje giratorio permanentemente centrado para un posicionamiento intuitivo y sin esfuerzo, un reposacabezas con movimiento vascular y una reclinación para un descanso inigualable. 

A ello se suma un espacio único como el Conference Suite, tan versátil que permite que su mesa con capacidad para seis sea el centro de una reunión de trabajo o se convierta en el lugar ideal para una cena especial. Por su parte, la suite privada es un refugio a bordo. Escondida en la  parte  más  tranquila  de la cabina, ofrece la máxima tranquilidad para  una siesta rápida o el descanso nocturno. También posee un gran armario con acceso al compartimiento de equipaje en todo momento: los artículos personales siempre están al alcance. Esto permite ganar tiempo al arribo, evitando pasar por el hotel y pudiendo estar listo para los compromisos en el destino. 

El avión presenta la conectividad a bordo más rápida: hasta 35 veces más que  otros  sistemas de internet de aviación. Utiliza la última tecnología satelital, que permite realizar teleconferencias en pleno vuelo. Se suma un sistema de gestión de cabina intuitivo, y además se proporciona una experiencia de entretenimiento a bordo de alta definición 4K. 

El interior cuenta con el Bombardier Pur Air, un sofisticado sistema de purificación de aire con un filtro HEPA avanzado que limpia y purifica, entregando aire más limpio con mejor humedad y calentamiento. Este tipo de filtros son los que   la industria de aviación comercial como Airbus está instalando en sus nuevos A321NEO para garantizar un vuelo libre de virus y bacterias, indispensable para volver a despegar postpandemia. 

La nueva vedette de la aviación ejecutiva tiene un valor de US$ 46 millones y un costo operativo de US$ 3.600 por hora de vuelo. Para un viaje de negocios se deben desembolsar unos US$ 36.000 si es que se quiere viajar a capacidad completa.