Forbes Argentina
Eramet en Salta
Innovacion

Cómo será la inversión de una empresa francesa para producir litio

Forbes Digital

Share

Eramet anunció que invertirá US$ 400 millones en retomar la construcción de una planta de producción de litio en la provincia de Salta, que se había detenido a fines de 2019.

13 Noviembre de 2021 11.07

El director ejecutivo de Eramine, la filial local del grupo minero francés Eramet, Daniel Chávez Díaz, afirmó que la Argentina "va a jugar un rol más relevante" en el mercado mundial del litio, a partir de una serie de proyectos que se están llevando adelante en el país, por lo cual sostuvo que la potencialidad de desarrollo de este sector "es enorme".

"La participación de Argentina en el mercado mundial del litio debe estar cercana al 7%, pero la potencialidad es enorme porque los proyectos que actualmente están en operación tienen planes de expansión, y hay otras iniciativas en desarrollo", precisó Chávez Díaz a Télam, y por esto estimó que "La Argentina va a jugar un rol más relevante" en el sector.



Eramet le anunció la semana pasada al presidente Alberto Fernández que invertirá US$ 400 millones en retomar la construcción de una planta de producción de litio en la provincia de Salta, que se había detenido a fines de 2019, que en sociedad con la china Tsingshan producirá 24.000 toneladas anuales del mineral, que a un valor de piso de US$ 10.000 la tonelada, van a generar divisas por US$ 240 millones al año, según las proyecciones de la empresa.


Télam: ¿Por qué se detuvo la construcción de la planta?

Daniel Chávez Díaz: Comenzamos la construcción de la planta industrial en 2019. Lo hicimos con mucha intensidad durante todo ese año y lamentablemente en el último trimestre comenzamos a tener problemas con los precios del manganeso y el níquel. El grupo es uno de los principales productores de manganeso y ocupa posiciones importantes en la producción de níquel. Necesitábamos financiarnos para continuar con el proyecto. Se nos había deteriorado la posición financiera. Entonces comenzamos a ver la posibilidad de recurrir a organismos financieros internacionales. No a los bancos, por el problema de default con Argentina. Necesitábamos US$ 200 millones de financiamiento y nosotros poníamos otros US$ 200 millones. En 2019 pusimos US$ 100 millones. En abril del año pasado la CEO de Eramet, Christel Bories, emitió un comunicado donde anunciaba que parábamos la construcción pero no nos íbamos de la Argentina ni dejábamos de pensar en adelante.
 

litio




T.: ¿Cómo consiguieron retomar la construcción?

D.C.D.: Durante 2020 negociamos con todos los contratos que teníamos abiertos y los dejamos en condiciones de ser renegociados cuando las condiciones cambiaran. Esto implicó invertir otros US$ 100 millones, con lo cual terminamos el 2020 con inversiones realizadas en dos años de US$ 200 millones. El grupo hizo un esfuerzo muy importante en mejorar su productividad. Esto se vio reflejado en un cambio importantísimo en los principales indicadores económicos y financieros. Los precios recobraron estabilidad en el manganeso y pasaron a ser muy buenos en algunas aleaciones del manganeso. El mercado del litio tuvo un rebote casi perfecto en V y llegó a valores increíbles, que en 30 años no se habían visto. El valor spot en China llegó a estar arriba de US$ 30.000 la tonelada, y en el mercando internacional de US$ 22.000 a US$ 24.000. No se van a mantener, van a tender a estabilizarse en otro valor. Pero este factor reactivó el interés de muchas empresas de entrar en el mercado del litio. Esto nos permitió cerrar un acuerdo con Tsingshan, principal productor de acero inoxidable del mundo. Se acercó al grupo y adquirió parte de la sociedad en Argentina. Y nos permitió acceder a financiamiento por US$ 375 millones en los próximos dos años, que prevemos que es el tiempo en que se tiene que terminar de construir la planta industrial.

 

Eramet en salta



T.: ¿En el plano local cómo encontraron la situación?

D.C.D.: El factor país siempre es importante y relevante. Pero lo que más nos afectaba tenía que ver con las restricciones en el mercado cambiario. Eso de alguna manera se resolvió con el decreto 234 (Nuevo Régimen de Fomento de Inversiones para las Exportaciones) que nos dio una base para pensar que parte del problema estaba resuelto. Luego vino la reglamentación del Banco Central que abrió la posibilidad de que algunos porcentajes se puedan mejorar en el manejo de las divisas. Cualquier proyecto de esta naturaleza necesita pagar al exterior equipos, también alguna deuda, y por último, lo que tiene que ver con dividendos.
 

Eramet




T.: ¿Qué potencial tiene Argentina a nivel mundial con el litio?

D.C.D.: Argentina en algún momento llegó a tener el 18% de los productos primeros del litio, pero eso fue cambiando. Hoy hay 300 proyectos en el mundo de producción de litio. Y la participación de Argentina debe estar cercana al 7%, pero la potencialidad es enorme porque los proyectos en operación de Livent y Orocobre están con planes de expansión. Así, los dos principales productores de Argentina piensan en expandir sus producciones. Aparte, hay un proyecto muy avanzado en Jujuy que entra en producción en 2022. Esto implicaría mínimamente en Argentina tres proyectos operativos, dos en Jujuy y uno en Catamarca. Y por supuesto está nuestro proyecto en Salta que entra en producción en 2024. Será una cuarta planta productora de lito en Argentina. Aparte, hay otros proyectos que tienen toda la decisión de ir para adelante. Hay proyectos muy avanzados en Salta, y esto implicaría que Argentina va a jugar un rol más relevante en términos de la cadena productiva del litio a nivel mundial.

loading next article