Forbes Argentina
800x600
Today
Share

08 Enero de 2020 16.21

En conferencia de prensa, el presidente de Estados Unidos celebró que el ataque de Irán a la base norteamericana en Irak no tuviera víctimas fatales, una prueba de que "Irán parece estar retrocediendo".

Además, dijo que "Estados Unidos no quiere utilizar su poderío militar" pero que "impondrá sanciones adicionales al régimen iraní, que permanecerán hasta que Irán cambie su comportamiento". Para Trump, "Irán ha sido el principal impulsor del terrorismo en Medio Oriente" y Qaseem Soleimani, asesinado por Estados Unidos el pasado viernes,  "el responsable de las peores atrocidades. Tendría que hacer sido eliminado hace muchos años".

En la conferencia, el presidente norteamericano acusó a su sucesor, Barack Obama, de entregarle al régimen iraní US$ 150.000 millones con el acuerdo nuclear firmado en 2015, que Trump abandonó en 2017. "En lugar de disculparse, Irán escaló su ataque a Estados Unidos. Fueron a una carrera terrorista que llevó el infierno a Líbano, Siria, Afganistán, Yemen e Irak. Incluso en su propio país, mantando a miles de personas que protestaban."

"Irán tiene que abandonar sus ambiciones nucleares y apoyo al terrorismo", dijo Trump y llamó a Gran Bretaña, Alemania, Francia, China y Rusia a romper el acuerdo nuclear definitivamente. En ese mismo sentido, Trump le pedirá a la OTAN que se "involucre más en Medio Oriente". "Somos el productor número uno de gas del mundo y somos independientes, no necesitamos el petróleo de Medio Oriente", aseguró.

"Irán puede ser un gran país", dijo en el tramo más conciliador de su discurso. "Pero su campaña de terrorismo y masacre no será tolerada". "Hace 3 meses, luego de destruir a ISIS, matamos a su líder, Al Baghdadi, un monstruo", aseguró. "ISIS es un enemigo natural de Irán. La destrucción de ISIS es buena para Irán. Debemos trabajar en esta y otras prioridades compartidas".

Finalizado su discurso, las acciones y bonos americanos recuperaron buena parte de la baja que habían sufrido cuando inició el conflicto. El precio del petróleo cayó 5% y se ubicó debajo de los US$ 61.