Forbes Argentina
Joe Biden
Today

Cinco razones por las que Estados Unidos no está preparado ni quiere una guerra con Rusia

Mark Cancian

Share

El presidente estadounidense Joe Biden habló sobre las sanciones económicas que aplicará a Moscú y precisó qué hará con sus tropas. Además, expulsó a diplomáticos rusos de Washington.

24 Febrero de 2022 16.02

A medida que se intensifica la crisis de Ucrania, un naciente movimiento contra la guerra exige que Estados Unidos evite a toda costa un conflicto bélico con Rusia. El movimiento de tropas estadounidenses hacia los países aliados a la OTAN de Europa del Este, el suministro de armas y equipos a Ucrania, y el lenguaje presidencial que se opone a las acciones rusas han inspirado a algunos activistas.

El gobierno norteamericano a cargo de Joe Biden se expresó sobre la avanzada de Rusia sobre territorio ucraniano. "Dijimos que iba a pasar esto", afirmó el mandatario estadounidense en conferencia de prensa desde la Casa Blanca. "Rusia empezó un asalto brutal contra la gente de Ucrania sin motivo", continuó.

"Esto es claramente un ataque premeditado. Putin planeó esta invasión desde hace meses", agregó Biden. "A pesar de los gestos de buena fe de Estados Unidos y Europa, y las invitaciones al diálogo y negociación, él ha ignorado nuestro esfuerzo", remató.

"Putin es un agresor. Él y su país sufrirán las consecuencias"

Sanciones económicas

En la misma sintonía, el jefe de Estado aseguró que Estados Unidos aplicará sanciones sobre el país liderado por Vladimir Putin. "Vamos a aplicar más sanciones y restricciones económicas que van a tener un grave costo sobre la economía rusa”, afirmó Biden, y confirmó que bloquearán a los cuatro principales bancos rusos en Estados Unidos.

Además, Estados Unidos anunció la expulsión de diplomáticos rusos de su país.

Joe Biden

Algunos activistas argumentan que la situación actual es similar a la de 2003, cuando Estados Unidos comenzó los preparativos para la guerra contra Irak. Pero, ¿Estados Unidos se está preparando para una guerra?

Acá hay cinco razones por las que la situación es diferente a la de 2003 y Estados Unidos no se está preparando para una guerra en Ucrania.

1. El presidente Biden ha sido enfático en que Estados Unidos no enviará tropas a Ucrania ni se enfrentará militarmente a los rusos. Esto es diferente de la situación en 1991, 2001 y 2003 cuando el presidente en ejercicio pidió una acción militar. En 1991, por ejemplo, el entonces presidente George HW Bush dijo célebremente: “Esta [agresión iraquí contra Kuwait] no se mantendrá”. De manera similar, el presidente George W. Bush hizo declaraciones explícitas en 2001 y 2003 de que Estados Unidos usaría la fuerza militar si los adversarios no cambiaban su comportamiento. Ese no es el caso hoy.

2. No hay ningún partido de guerra en el Congreso. En 1991, 2001 y 2003, muchos miembros del Congreso se pronunciaron a favor de la acción militar y el Congreso aprobó una legislación que autoriza la fuerza militar. Hoy es difícil encontrar un solo miembro que quiera una confrontación militar con Rusia. Las declaraciones de los miembros se han opuesto abrumadoramente a tal acción militar, limitando el apoyo a la tranquilidad de los aliados de Europa del Este y el envío de suministros a Ucrania.

3. Ningún tratado o acuerdo requiere que Estados Unidos acuda en ayuda de Ucrania. Aunque Estados Unidos había apoyado firmemente la soberanía e independencia de Ucrania, Estados Unidos no tiene la obligación de ir en su defensa. Nota: Si esta crisis estuviera ocurriendo con los estados bálticos, Letonia, Estonia, Lituania, la situación sería muy diferente, ya que estos países son miembros de la OTAN y Estados Unidos tiene una obligación de tratado con ellos.

EEUU estudia enviar más tropas a Europa del Este tras operaciones rusas en  Ucrania - 24.02.2022, Sputnik Mundo
Estados Unidos está enviando 6.000 soldados a Europa del Este, en su mayoría infantería ligera de la 82 División Aerotransportada. 

4. No hay una resolución de la ONU que llame a la acción militar. En 1991, 2001, 2003 y las diversas intervenciones militares en los Balcanes, las Naciones Unidas aprobaron resoluciones que permitían el uso de la fuerza militar. Aunque tales resoluciones tienen solo una influencia modesta en el pensamiento estadounidense, son de importancia crítica para los aliados norteamericanos, que las consideran necesarias para conferir legitimidad a la acción militar. No solo no existe tal resolución para defender a Ucrania, no hay ningún esfuerzo en la ONU para establecer una.

5. Estados Unidos está enviando las tropas equivocadas para una intervención militar. Estados Unidos está enviando 6.000 soldados a Europa del Este, en su mayoría infantería ligera de la 82 División Aerotransportada. Estos paracaidistas son soberbios soldados, pero están poco armados y no son muy móviles. Carecen del transporte, la logística y la potencia de fuego pesada que se necesitaría para luchar contra Rusia con toda su armadura y artillería. Además, las fuerzas estadounidenses carecen del inmenso tren logístico necesario para sostener un conflicto en el este de Ucrania. Aunque Polonia, donde se ubicará la mayoría de las tropas, está al lado de Ucrania, las tropas estadounidenses estarán a unas 800 millas de las probables áreas de enfrentamiento en la región de Donbas, en el este de Ucrania.

Finalmente, las fuerzas estadounidenses en Europa del Este son pocas. Seis mil soldados, más otros 5 mil que están llegando de una brigada estadounidense que ya está en Polonia, es una fuerza demasiado pequeña para hacer frente a las aproximadamente 100.000 tropas terrestres rusas.

Entonces, ¿por qué Estados Unidos envía tropas? Los aliados de EE.UU. de la OTAN de Europa del Este están aterrorizados por las intenciones rusas debido a una larga historia de invasión e intervención de dicho país. Por lo tanto, el propósito del movimiento de tropas estadounidenses es principalmente asegurarles a estos aliados que Estados Unidos actuará en una crisis.

También hay un propósito secundario de mostrar la determinación de EE.UU., aunque se puede cuestionar cuán efectivo es, ya que las tropas están lejos de las áreas probables de conflicto, y EE.UU. ha sido muy enfático en no enviarlas a Ucrania.

El resultado final: no habrá guerra entre Estados Unidos y Rusia. Incluso si el presidente decidiera lanzar tal acción, contrariamente a sus puntos de vista expresados ??a menudo, llevaría mucho tiempo reunir la fuerza necesaria para enfrentarse a los rusos. Por ejemplo, los refuerzos militares estadounidenses contra Irak en 1991 y 2003 tardaron meses y fueron muy visibles. Un conflicto con Rusia no ocurrirá rápidamente o por sorpresa, sino que requerirá una decisión consciente y una larga preparación.

*Con información de Forbes US.

loading next article