Forbes Argentina
Negocios

Un indicador clave de la construcción muestra recuperación en junio aunque sigue la caída interanual

Forbes Digital

Share

Los despachos de cemento volvieron a registrar un repunte mensual en el sexto mes del año.

08 Julio de 2020 12.02

Los despachos de cemento volvieron a registrar un repunte mensual en junio, esta vez de 23,2% frente al registro de mayo, aunque mostraron un descenso interanual de 6,9%, informó la cámara que agrupa a las empresas del sector.

De este modo, precisó la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP), se redujo fuertemente la caída frente a 12 meses atrás, que había sido de 32,9% en mayo, cuando se entregaron apenas 653.135 toneladas, nivel mensual comparable con el de mediados de 2005.

Con los poco más de 804.700 toneladas despachadas durante junio, las entregas acumuladas en el primer semestre superaron las 3,8 millones de toneladas, 30,6% menos que en la primera mitad de 2019. Hasta mayo, indicó la estadística de la AFCP, el acumulado de entregas de la industria era de 35% menos que en los primeros cinco meses del año pasado.

Mayor optimismo en el sector

Los fabricantes de cemento (Loma Negra, Holcim, Cementos Avellaneda y PCR) confían en una lenta recuperación de la actividad en los próximos meses y esperan reducir la caída de todo 2020 a 22,1%, hasta 8,6 millones de toneladas.

El informe empresario da cuenta de un mayor optimismo, ya que el mes pasado se consignaba una expectativa de caída anual de 31,2%, hasta un volumen apenas superior a los 7,1 millones de toneladas, menor al registrado 15 años atrás.

Por el impacto de la pandemia, la AFCP pronosticaba un derrumbe del sector, a raíz de la paralización de actividades por la cuarentena, que afectó la demanda privada y pública de los sectores vivienda, vial, de obras públicas e infraestructura.

Cemento - Wikipedia, la enciclopedia libre

La capacidad instalada de la industria es actualmente de 15,3 millones de toneladas anuales, es decir, 1,27 millón por mes, lo que fue aprovechado en junio en un 63% (en mayo fue de sólo 52%). El desplome productivo y de ventas de cemento comenzó en realidad después de la devaluación del peso, en agosto del año pasado, luego de las elecciones primarias.

Desde entonces se agravó el cuadro recesivo iniciado en 2018, cuando los envíos decrecieron 1% frente a los de 2017, de acuerdo con las estadísticas de la AFCP. En todo 2019 el descenso de los despachos fue de 6,1%, hasta 11,1 millones de toneladas, cifra que la Asociación de Fabricantes esperaba repetir este año, según las expectativas que mantenía durante el verano, antes de la pandemia.