Forbes Argentina
-
Negocios

Para el exCEO de Twitter, Dick Costolo, la industria debe involucrarse con las causas de justicia social

Forbes US

Share

"Los primeros capitalistas que piensan que se puede separar la sociedad de los negocios serán los primeros en alinearse contra la pared y disparar en la revolución", escribió el ejecutivo, respondiéndole al CEO de Coinbase, Brian Armstrong.

01 Octubre de 2020 10.25

Es frecuente que en Twitter se intercambien muchas palabras "fuertes". Incluso algunos la llaman la red social del odio. Esta vez, quien dio la nota fue el mismísimo Dick Costolo, ex director ejecutivo de la 'red social del pajarito', con algunos comentarios elevados de tono.

Costolo estaba respondiendo a un debate que ha consumido a la élite tecnológica en Twitter durante los últimos días: un argumento sobre si la industria debería promover activamente las causas de la justicia social y fomentar las conversaciones políticas en el trabajo

Los comentarios de Costolo tuvieron el efecto de arrojar al fuego un bidón de combustible. "Los primeros capitalistas que piensan que se puede separar la sociedad de los negocios serán los primeros en alinearse contra la pared y disparar en la revolución", tuiteó .

El extraordinario lenguaje de Costolo, sugiriendo que le gustaría ver a algunos de sus compañeros enfrentarse a un pelotón de fusilamiento, fue discordante y reforzó las circunstancias profundamente inusuales y preocupantes que han envuelto a las empresas estadounidenses este año. Éstas se han enfrentado a una pandemia mortal, una recesión mundial y el ajuste de cuentas más profundo sobre los derechos civiles en varias generaciones, provocado por la muerte de George Floyd mientras estaba bajo custodia política en mayo pasado. 

A su vez, las corporaciones y los directores ejecutivos que dirigen esas firmas han quedado preguntándose qué papel, si es que deberían desempeñar alguno, deberían asumir en el movimiento: la inacción de su parte a veces conduce a la infelicidad de sus empleados.

Si bien la ardiente controversia se había reducido "a brasas" en las últimas semanas, fue provocada nuevamente en Twitter por una publicación del CEO de Coinbase, Brian Armstrong, en su blog. Dijo que no aceptaría participar en cualquier movimiento de justicia social. Y en general, lo que pareció decir Armstrong fue que esperaba que sus empleados mantuvieran la cabeza baja y se concentraran en su trabajo de construir el intercambio de criptomonedas. 

"No participamos aquí cuando los problemas no están relacionados con nuestra misión principal", continuó Armstrong, "porque creemos que el impacto solo se logra con el enfoque". Al terminar, Armstrong dejó en claro que cualquiera que no estuviera de acuerdo con su mentalidad de ganancias antes que política debería irse. El miércoles, reforzó eso, animando a cualquier empleado descontento por su política a aprovechar un paquete de separación recién creado, una compra "generosa", prometió.

Las palabras de Armstrong instando a su personal a olvidarse de interrumpir el statu quo en torno a la raza sorprendieron a muchos por ser desconcertantes o, peor aún, porque daba la sensación de que venían de alguien inclinado al comercialismo sobre los principios. El fundador de Box, Aaron Levie, fue uno de los críticos más vocales. "Cuando hay un vacío de liderazgo por parte del gobierno al tratar estos temas, las empresas a menudo necesitan liderar más que nunca", tuiteó el martes por la tarde. El pensamiento todavía estaba en su mente más tarde esa noche después del tumultuoso debate presidencial. "Entonces, ¿los empleados de Coinbase simplemente fingen que el debate no ocurrió mañana?" Levie se preguntó en Twitter.

Costolo se encuentra directamente del mismo lado que Levi. Él caracterizó la máxima anti-política de Armstrong como "la abdicación del liderazgo. Es el equivalente a decirle a sus empleados que 'se callen y goteen'. Además, sugirió que Coinbase se convertiría en "un banco con una misión en la que nadie cree realmente".

La forma en que eligió transmitir este mensaje, en Twitter, es emblemático de la era política actual y del estado del discurso político moderno. Twitter ha pasado de ser un "sitio de microblogging", la frase que se usa a menudo para describir la plataforma. Un portal de información y noticias de suma importancia. Un lugar donde el presidente Trump y el candidato demócrata Joe Biden fueron después del debate para presionar aún más a los votantes con sus mensajes.

Es donde Trump ha hecho comentarios que cortejaban la violencia a punta de pistola lo que llevó a Twitter a censurar o agregar correcciones a sus tweets varias veces el verano pasado. Y con el presidente de los Estados Unidos normalizando tales comentarios, tal vez era inevitable que la gente del lado opuesto, Costolo en este caso, copiara su tono.

Mike Cernovich, una personalidad de los medios de derecha con 721,700 seguidores en Twitter, se apresuró a criticar a Costolo. "Este tweet es una violación real de los TOS de Twitter por glorificar la violencia", escribió. "Aparte de eso, gracias por respaldar públicamente el asesinato en masa de sus adversarios políticos [sic]". (Twitter no respondió de inmediato una solicitud para comentar sobre si el tuit de Costolo violó de hecho sus términos de servicio, o si planeaba tomar alguna medida).

Autor: Abram Brown.

La nota en inglés acá.

loading next article