Forbes Argentina
-
Negocios

Para Barclays, el "fin de la ciudad" sigue siendo un mito y explica por qué

Forbes US

Share

Los informes sobre las muertes de las grandes ciudades son exagerados. Es más un circo mediático que una realidad. De hecho, los precios de vivienda están aumentando en los Estados Unidos: tanto en áreas urbanas como no urbanas.

30 Septiembre de 2020 10.15

Los informes sobre la “muerte de ciudades” son muy exagerados. Sí, es cierto que la ciudad de Nueva York y otras áreas metropolitanas importantes han experimentado algunos problemas últimamente, pero en general puede ser más un circo mediático que una realidad; según un informe de investigación reciente del banco Barclays con sede en Reino Unido.

De hecho, los precios de la vivienda están aumentando en todos los ámbitos. “A pesar de la especulación ampliamente reportada sobre un colapso en la demanda de vida urbana, los precios de las propiedades han aumentado en los Estados Unidos durante la pandemia en cada una de las áreas rurales, suburbanas y urbanas”, dice el informe.

A los mercados inmobiliarios urbanos y suburbanos les va bien

O dicho de otra manera, Estados Unidos está experimentando un auge de la vivienda tanto en áreas urbanas como no urbanas. De todos modos, en el informe se explica lo siguiente:

“El COVID-19 no ha provocado que las preferencias de vivienda de las personas se alejen de las comodidades de la vida urbana. Aunque sí es cierto que la aversión a la densidad está provocando algunos descensos en las ciudades más grandes. Así y todo, la gente todavía está dispuesta a pagar por las comodidades urbanas, valorando el acceso a restaurantes, bares e instituciones culturales que se encuentran en ciudades más 'densas' [...]”.

Hubo algunos vuelos desde Nueva York y San Francisco, según el informe. Sin embargo, los problemas de esas dos ciudades han sido evidentes mucho antes del COVID 19. Por ejemplo, Nueva York estaba experimentando un aumento en el número de personas sin hogar y calles llenas de adictos a las drogas.

En San Francisco, muchos se han quejado de la gestión de la ciudad previo a la llegada del Coronavirus. La pandemia puede haber sido la gota que colmó el vaso para algunas personas que ya estaban pensando en irse a los suburbios o ciudades más pequeñas que Nueva York o San Francisco.

Perspectiva positiva para la vivienda

Mientras tanto, las perspectivas para el mercado inmobiliario son positivas, según Barclays. O al menos tan positivo como podría ser con las decenas de millones de personas desempleadas. El informe explica:

"Esperamos que la tendencia de aumento de los precios de las viviendas tanto en las ciudades como en los suburbios persista incluso después de que termine la pandemia, porque la asequibilidad ha mejorado y debería permanecer elevada durante algún tiempo".

Esa perspectiva optimista se debe en parte a las tasas de interés ultrabajas que hacen que los pagos de la vivienda sean más asequibles, así como al aumento en la tasa de ahorro durante el bloqueo relacionado con la pandemia. También está el hecho de que la Generación Y (millennials) ahora tiene principalmente una edad en la que la gente compra casas, explica el informe. Lo cual significa que habrá muchas personas buscando viviendas, de todo tipo.

¿Cómo invertir para un boom inmobiliario?

Entonces, ¿cómo deberían tomar los inversores estadounidenses esta noticia? Consideren comprar acciones para la construcción de viviendas, como las que se encuentran en el fondo cotizado en bolsa de SPDR S&P Homebuilders. El fondo ha subido un 75% en los últimos seis meses, más del doble que el S&P 500, según datos de Yahoo. Ninguna cifra incluye dividendos.

Mejor aún, las perspectivas podrían mejorar aún más a medida que la tasa de desempleo caiga cuando la economía comience a alcanzar su capacidad máxima nuevamente. En ese momento, espere un verdadero boom inmobiliario.

Autor: Simon Constable.

La nota en inglés acá.