Forbes Argentina
Evergrande.
Negocios

Cada vez más complicado: Por qué Evergrande está entre la espada y la pared

Yue Wang

Share

Pekín estará detrás de la reestructuración de la desarrolladora inmobiliaria para supervisar y asegurarse de que se ajuste a los objetivos del gobierno, de mantener la estabilidad financiera y social. La compañía continúa profundamente endeuda y no presentó su "plan" antes de que finalizara julio.

03 Agosto de 2022 08.22

Los acreedores de Evergrande Group se enfrentan ahora a un panorama aún más complejo para recuperar su dinero, a medida que se extiende la crisis inmobiliaria del país y se siguen acumulando las reclamaciones sobre los activos de la promotora.

La empresa, profundamente endeudada, no ha cumplido su propio plazo para esbozar un plan de reestructuración antes de finales de julio. En una presentación realizada a última hora del viernes en la Bolsa de Hong Kong, Evergrande dijo que ahora espera formalizar un plan para reestructurar específicamente los préstamos en el extranjero antes de finales de año, y que la participación de la empresa en sus unidades de vehículos eléctricos y de gestión inmobiliaria puede ofrecerse como paquetes de "mejora crediticia" suplementarios.

Pero es muy probable que el promotor inmobiliario con sede en Shenzhen y su fundador, Hui Ka Yan, tengan una participación limitada en la forma en que esto ocurra, ya que el proceso de reestructuración supervisado por el gobierno tiene una nueva prioridad a tener en cuenta. 

Evergrande
 

Las empresas inmobiliarias con problemas de liquidez, como Evergrande, Kaisa, Sunac y otras, habían suspendido la construcción de las viviendas prevendidas en más de 90 ciudades chinas. Ante el temor de que sus viviendas no lleguen nunca a terminarse, muchos compradores han estado retrasándose en los pagos de sus hipotecas, lo que ha puesto en riesgo hasta US$ 356.000 millones de préstamos bancarios.

Los problemas que se acumulan en el sector inmobiliario del país corren el riesgo de extenderse al sistema financiero, en un momento en el que se espera que el presidente Xi Jinping busque un tercer mandato sin precedentes en el congreso nacional del partido de China que se celebrará a finales de este año. 

Aunque Evergrande es una empresa comercial, Pekín supervisará su reestructuración para asegurarse de que se ajusta a la máxima prioridad del gobierno de mantener la estabilidad financiera y social.

Aunque Evergrande es una empresa comercial, Pekín supervisará su reestructuración para asegurarse de que se ajusta a la máxima prioridad del gobierno de mantener la estabilidad financiera y social.

"El deber actual del gobierno chino es asegurarse de que Evergrande cumpla con sus proyectos ya vendidos", dijo Shen Chen, socio de Shanghai Maoliang Investment Management. "Se espera que la empresa ponga sus limitados recursos en esto primero, y el pago del resto puede esperar".

Es probable que los acreedores adopten una postura dividida al respecto, dijo Shen Meng, director de la firma de inversión boutique Chanson & Co, con sede en Pekín. Indicó que se espera que la empresa -y quizá incluso el propio Hui- contribuya a los fondos que se reservarán para la construcción de las viviendas inacabadas. La semana pasada, Reuters informó que Pekín está estudiando la posibilidad de crear un fondo de unos US$ 44.000 millones para ayudar al sector en dificultades. Mientras tanto, la ciudad de Zhengzhou ya ha establecido un fondo de rescate independiente destinado a reanudar la construcción.

Mientras que es probable que los acreedores nacionales se conformen con las prioridades del gobierno y den más tiempo a Evergrande, los deudores internacionales tienen una alta probabilidad de lanzar más procedimientos legales -incluyendo demandas y peticiones de liquidación- contra la empresa para proteger sus intereses, dijo Shen de Chanson.

evergrande-groupjpg
 

Para ellos, las perspectivas de recuperación son cada vez más débiles

 

El desplome del mercado inmobiliario chino ha dificultado cada vez más la venta de proyectos, mientras que el "mal uso del dinero en efectivo bajo la rama de servicios inmobiliarios ha perjudicado aún más el valor de recuperación de los bonos en el extranjero", dijo la analista de crédito de Nomura, Iris Chen.

Una investigación llevada a cabo en julio descubrió que la unidad en cuestión -Evergrande Property Services, que cotiza en la bolsa de Hong Kong- había utilizado cerca de US$ 2.000 millones de sus depósitos bancarios como garantía para asegurar préstamos a terceros no identificados, y que la cantidad prestada fue posteriormente desviada a la empresa matriz y utilizada para "operaciones generales". La garantía fue posteriormente embargada por los bancos después de que los terceros prestatarios no pagaran, dejando a Evergrande con menos efectivo para satisfacer las reclamaciones de los acreedores.

evergrande
 

Varios ejecutivos de la empresa matriz -entre ellos su director general desde hace mucho tiempo, Xia Haijun, y el director financiero, Pan Darong- tuvieron que dimitir, pero eso no sirvió para aplacar la ira de los inversores internacionales. Los acreedores que tienen deudas respaldadas por los activos de Evergrande Property Services exigían una explicación sobre cómo se pudieron pignorar los fondos sin revelar esta información a los inversores.

Chen, de Nomura, predijo que los inversores internacionales podrían enfrentarse ahora a un recorte de hasta el 85%, frente a la estimación del 75% que dio por primera vez hace un año. Y la enmarañada red de deudas no termina aquí. 

Evergrande
 

El domingo, Evergrande dijo en otra presentación que se había ordenado a una filial con sede en la ciudad sudoriental de Nanchang que pagara a un garante casi US$ 1.100 millones como compensación, y que tendrá que vender acciones que posee en el banco Shengjing del noreste de China para cubrir esa cantidad. Shu Hui Woon, analista de crédito de la empresa de investigación Lucror Analytics, con sede en Singapur, dijo que es muy probable que haya más reclamaciones en camino.

"No está claro qué activos tiene todavía la empresa, ya que Evergrande podría haber proporcionado garantías que todavía no se han revelado o no se han reclamado en este momento", dijo en una nota enviada por correo electrónico. "Es probable que la empresa intente negociar con los acreedores para disuadirlos de recurrir a los tribunales, de lo contrario el progreso de la reestructuración podría retrasarse aún más".

Nota publicada en Forbes US.
 

loading next article