Forbes Argentina
nubank
Millonarios

Estos 12 nuevos multimillonarios lideran el crecimiento fintech

Jeff Kauflin

Share

Todos ellos tienen algo en común: la pandemia fue un gran viento a favor. ¿Cuál fue el gran hack? Saber aprovechar el impulso.

13 Abril de 2021 08.30

Gracias a los cambios impulsados por la pandemia en la forma en que las personas ahorran, invierten y pagan, más de una docena de multimillonarios de fintech se acuñaron durante el año pasado. Son los fundadores de todo, desde aplicaciones de negociación de acciones hasta tecnología de pagos backend. Acá hay 12 recién llegados a las filas de multimillonarios fintech.

David Vélez, Nubank  (US$ 5.200 millones) 

Vélez cofundó el banco digital Nubank en 2013, apuntando al mal servicio al cliente y las altas tarifas de los bancos brasileños. Desde entonces, la startup de São Paulo acumuló 35 millones de clientes en Brasil, México y Colombia, y tiene una valoración de US$ 25.000 millones, lo que lo convierte en el neobanco más valioso del mundo. Vélez tiene una participación del 23%.

Victor Jacobsson, Klarna (US$ 2.700 millones) 

 

Sebastián Siemiatkowski, Klarna (US$ 2.200 millones)

Los suecos Jacobsson y Siemiatkowski cofundaron Klarna, con sede en Estocolmo, en 2005, siendo pioneros en el modelo fintech de comprar ahora y pagar después que permite a los consumidores utilizar fácilmente préstamos a plazos pequeños en lugar de tarjetas de crédito. La pandemia llevó a Klarna, de propiedad privada, a una valoración de 31.000 millones de dólares en marzo, triplicando su valor con respecto a los seis meses anteriores. El CEO Siemiatkowski posee una participación del 8%; el cofundador Jacobsson posee el 10%, aunque ya no está involucrado.

Max Levchin, Afirmar (US$ 2.200 millones) 

En 1999, ocho años después de emigrar a los Estados Unidos desde Ucrania, Levchin cofundó PayPal. Más tarde lanzó una aplicación de seguimiento de fertilidad y una puesta en marcha de medios compartidos, pero no alcanzó el estatus de multimillonario hasta que Affirm, su fintech de pago posterior. Cuando salió a bolsa en enero, sus acciones se duplicaron el primer día de cotización, impulsando su valor por encima de los 20.000 millones de dólares.

Nick Molnar, Afterpay (US$ 1.800 millones)

 

Anthony Eisen, Afterpay (US$ 1.800 millones) 

En 2014, Molnar, que entonces tenía 24 años, vivía con sus padres en Sydney, Australia, vendiendo joyas en eBay, cuando se unió a su vecino, el exbanquero de inversiones Anthony Eisen, para lanzar Afterpay. Hoy son codirectores ejecutivos de la empresa de pago posterior que cotiza en bolsa y que vale unos 22.000 millones de dólares. Afterpay tiene más de 16 millones de clientes en los Estados Unidos.

Dave Girouard, Upstart  (US$ 1.600 millones)

Girouard dejó su trabajo como presidente de la división de aplicaciones en la nube de Google en 2012 para crear Upstart, que ofrece préstamos personales para todo, desde la consolidación de deudas de tarjetas de crédito hasta bodas. Utiliza el aprendizaje automático para evaluar el riesgo del prestatario. Upstart salió a bolsa en diciembre de 2020 y tiene un valor de mercado de unos US$ 10.000 millones.

Zach Perret, Plaid (US$ 1.500 millones) 

William Hockey, Plaid (US$ 1.400 millones) 

El dúo creó Plaid, que ayuda a aplicaciones fintech como Robinhood a conectarse fácilmente a las cuentas bancarias de los consumidores. Plaid causó sensación en enero de 2020 cuando anunció que se estaba vendiendo a Visa por 5.300 millones de dólares. Pero el Covid impulsó su negocio, y solo tres meses después de que el acuerdo de Visa fuera descartado por preocupaciones antimonopolio, recaudó dinero a una valoración de US$ 13.400 millones, convirtiendo a los cofundadores en multimillonarios.

Chris Britt, Chime (US$ 1.300 millones)

Después de trabajar en Visa y en el emisor de tarjetas prepagas Green Dot, Britt cofundó Chime como un banco digital sin cargo que atiende a clientes estadounidenses de ingresos medios. La pandemia elevó su valoración a 14.500 millones de dólares.

Vlad Tenev, Robinhood (US$ 1.000 millones)

Baiju Bhatt, Robinhood (US$ 1.000 millones) 

Cuando los mercados de valores se hundieron al comienzo de la crisis del Covid, la aplicación de inversión Robinhood sufrió apagones debilitantes, lo que dejó a los clientes incapaces de operar durante varios días volátiles. Pero la correduría prosperó más tarde en 2020 cuando millones de operadores novatos invirtieron sus controles de estímulo en acciones y criptomonedas. Robinhood estuvo en el centro del fiasco de GameStop de enero y febrero, cuando las llamadas de margen agotaron su efectivo y forzaron un aumento de capital de US$ 3400 millones. Ahora ambos multimillonarios buscan aprovechar el rugiente mercado de valores que ayudaron a impulsar. 

Con información de Forbes US.

loading next article