Forbes Argentina
Millonarios

Ahora Bill Gates quiere bloquear el sol: así es como piensa hacerlo

Ariel Cohen

Share

El fundador de Microsoft está respaldando financieramente el desarrollo de tecnología de atenuación solar que potencialmente reflejaría la luz solar fuera de la atmósfera de la Tierra, provocando un efecto de enfriamiento global.

19 Enero de 2021 15.20

El Experimento de Perturbación Controlada Estratosférica (SCoPEx), lanzado por científicos de la Universidad de Harvard, tiene como objetivo examinar esta solución rociando polvo de carbonato de calcio (CaCO 3) no tóxico en la atmósfera, un aerosol que refleja el sol y que puede contrarrestar los efectos del calentamiento global. 

La investigación generalizada sobre la eficacia de la geoingeniería solar se estancó durante años debido a la controversia que generaba. Los opositores creen que esta ciencia conlleva riesgos impredecibles, incluidos cambios extremos en los patrones climáticos que no son diferentes a las tendencias de calentamiento que ya estamos presenciando. De manera similar, los ambientalistas temen que un cambio dramático en la estrategia de mitigación sea tratado como una luz verde para continuar emitiendo gases de efecto invernadero con pocos o ningún cambio en los patrones actuales de consumo y producción.

SCoPEx dará un pequeño paso en su investigación inicial este junio cerca de la ciudad de Kiruna, Suecia, donde la Corporación Espacial Sueca acordó ayudar a lanzar un globo con equipo científico a 12 millas (20 km) de altura. El lanzamiento no liberará aerosoles estratosféricos. Más bien, servirá como prueba para maniobrar el globo y examinar las comunicaciones y los sistemas operativos. Si tiene éxito, esto podría ser un paso hacia una segunda etapa experimental que liberaría una pequeña cantidad de polvo de CaCO 3 a la atmósfera.

David Keith, profesor de física aplicada y políticas públicas en la Universidad de Harvard, reconoce las “muchas preocupaciones reales” de la geoingeniería. Es cierto que nadie sabe qué pasará hasta que se libere el CaCO 3 y luego se estudie. Keith y sus colegas científicos de SCoPEx publicaron un artículo en 2017 que sugiere que el polvo en realidad puede reponer la capa de ozono al reaccionar con moléculas que destruyen el ozono. "La investigación adicional sobre este y otros métodos similares podría conducir a la reducción de los riesgos y mejorar la eficacia de los métodos de geoingeniería solar", escriben los autores del artículo.

The Sun setting into a pall of forest fire smoke over Alberta from fires in BC and elsewhere

¿Amor por la Tierra?

Bill Gates, la cuarta persona más rica del mundo y un nerd que se describe a sí mismo y es conocido por sus habilidades de programación en lugar de su amor por el aire libre, estuvo arrebatando silenciosamente 242.000 acres de tierras de cultivo en los EE.UU, lo suficiente para convertirlo en el propietario de tierras agrícolas privadas más grande de Estados Unidos.

Después de años de informes de que estaba comprando tierras agrícolas en lugares como Florida y Washington, The Land Report reveló que Gates, que tiene un patrimonio neto de casi US$ 121 mil millones según Forbes, construyó una enorme cartera de tierras agrícolas que abarca 18 estados. Sus propiedades más grandes se encuentran en Louisiana (69.071 acres), Arkansas (47.927 acres) y Nebraska (20.588 acres). Además, tiene una participación en 25.750 acres de tierra de transición en el lado oeste de Phoenix, Arizona, que se está desarrollando como un nuevo suburbio.

Según la investigación de The Land Report, la tierra está en manos de Cascade Investments, el vehículo de inversión personal de Gates. Otras inversiones de Cascade incluyen la empresa de seguridad alimentaria Ecolab, el minorista de automóviles usados ??Vroom y Canadian National Railway.

Si bien puede resultar sorprendente que un multimillonario tecnológico también sea el mayor propietario de tierras agrícolas del país, esta no es la única incursión de Gates en la agricultura. En 2008, la Fundación Bill y Melinda Gates anunció 306 millones de dólares en subvenciones para promover la agricultura sostenible de alto rendimiento entre los pequeños agricultores del África subsahariana y el sur de Asia. La fundación invirtió aún más en el desarrollo y la proliferación de "súper cultivos" resistentes al cambio climático y vacas lecheras de mayor rendimiento. El año pasado, la organización anunció Gates Ag One, una organización sin fines de lucro para promover esos esfuerzos.

 

Nota publicada en Forbes US.