Forbes Argentina
febrero - forbes life - delta  _dsc5372_alta
Lifestyle

Retiros détox y actividades de team building: el Delta se tornó un aliado de las empresas

María Paula Bandera

Share

El Delta se convirtió en uno de los destinos preferidos de las organizaciones para realizar retiros y actividades de wellness en tiempos de pandemia. Las opciones a menos de una hora del Obelisco.

29 Marzo de 2022 07.30

Buenos Aires es "la ciudad de la furia", como dice la canción, pero se relaja a poco más de 30 km. Allí se encuentra el Delta de Tigre, el quinto en extensión de todo el planeta, un hábitat que da vida a una biodiversidad propia de los climas subtropicales. La pandemia revalorizó la zona. Según un informe de Despegar que estudia los nuevos hábitos de los viajeros, "la preferencia por las actividades al aire libre y en contacto con la naturaleza crecieron un 60%". Quizás por eso hoy el Delta sea el lugar favorito para realizar todo tipo de actividades vinculadas con el wellness: retiros détox, jornadas vibracionales con cuencos tibetanos y experiencias yóguicas, entre otras.

"El Delta tuvo su época de esplendor hasta los años 50 y 60, y luego decayó. Hace unos años, la gente empezó a revalorarlo, sobre todo después de la pandemia, donde se fortaleció esa necesidad del contacto con la naturaleza y se convirtió en un lugar de privilegio por su cercanía. Hoy el Delta es un barrio más del AMBA", cuenta Claudio Stamato, uno de los responsables de la isla El Descanso. Este lugar, ubicado sobre los márgenes del río Sarmiento, es un verdadero oasis, y por eso celebrities de la talla de Madonna, Catherine Deneuve, Will Smith y los integrantes de U2 lo eligieron para desconectar en sus visitas a Buenos Aires. Además, allí se dictó el "Seminario Neurociencias Contemplativas": el monje budista Matthieu Ricard, conocido como el hombre más feliz del mundo, junto a neurocientíficos, realizaron una jornada en la que hubo caminatas contemplativas, charlas y meditaciones en diferentes puntos de la isla. Ese material luego se volcó a un documental para Netflix, Del estrés a la felicidad.

febrero - forbes life - delta - img_4533 cambio
 

El Complejo Minahasa es otro de los spots favoritos a la hora de ir al encuentro del relax. Lucila Couriel, una de sus responsables, confirma que el Delta logró reposicionarse: "Antes era más frecuente el ambiente onda hippie, hoy vienen personas de todo tipo. Hay Delta para todos los gustos", asegura.

Como en la selva, pero a pasitos de la Panamericana 

Trescientos cincuenta ríos y arroyos, más de 120 especies de aves y una cantidad inconmensurable de juncos, ceibos, sauces y caraguatás. Es increíble pensar que ese ecosistema se encuentra a 40 minutos en auto desde el Obelisco. Esas características, sumadas a las complejidades que impuso el Covid-19 a la hora de salir del país, hicieron que muchos retiros que se realizaban en el exterior buscaran plaza por estos pagos. En Swarupa realizan retiros de surf y yoga en diversos destinos como Brasil, Costa Rica, Bali y Uruguay, entre otros. Y el año pasado incorporaron a su grilla dos viajes al Delta.

febrero - forbes life - delta casita
 

"Lo elegimos porque es un lugar muy cerca de la ciudad que permite una conexión completa con la naturaleza. Yo vivo en Costa Rica y cuando voy al Delta no lo puedo creer… Hacés un paneo de 360° y parece que estás en plena selva, no en Buenos Aires", cuenta Jona Merla, fundador de Swarupa. En esos retiros no hubo surf, claro, pero sí yoga, meditación y juegos con dinámicas grupales, todo acompañado de comidas nutritivas

En 2022 planean mantener este destino. "Es ideal para personas que no tienen tantos días o que no pueden o quieren viajar al exterior. El Delta es maravilloso", explica Merla. La mayoría de las personas que integran estos grupos viajeros tienen entre 25 y 45 años y buscan "encontrar un espacio para reconectarse con ellos mismos". Por supuesto que en ese camino también conocen a personas que están en esa misma frecuencia.

Marilina Mordeglia, coach ontológica y corporal e instructora de yoga Ashtanga, creó "Movimiento Medicina", una serie de experiencias que buscan despertar conciencia a través del movimiento corporal. Como parte de esa propuesta, diseñó retiros y eligió una casa en el Delta con piscina y rodeada de verde para llevarlos a cabo. "Hacerlos en un entorno natural es clave porque la naturaleza nos enseña con su sabiduría, con su ritmo, entonces poder conectar con el sol, con el aire, con la tierra, con el sonido de los pájaros, nos hace bajar el estrés y poder escuchar la voz que viene de adentro", explica.

Los retiros duran tres días y su finalidad es que las personas "salgan de la rutina y puedan entrar en conexión con lo esencial, con lo que cada uno necesita en ese momento de su vida".

Para eso Mordeglia se vale de diferentes disciplinas, como yoga, danza libre, meditación y coaching corporal. Además, una cocina experta en alimentación vegana acompaña al grupo y se encarga de preparar todas las comidas.

Este tipo de viajes está en alza y tiene que ver con el despertar de la conciencia que muchas personas experimentaron durante estos tiempos pandémicos. "Hubo un giro hacia lo zen y hacia la espiritualidad. Las personas ansían desconectarse para conectar con el interior y el Delta es ideal para esto por su entorno, clima y vegetación. Notamos que las propuestas holísticas son muy valoradas", detalla Couriel, quien puede dar fe porque, cuando se levantaron ciertas restricciones, Minahasa se convirtió en un lugar muy demandado para retiros. "Hubo retiros de astrología, de yoga, de constelaciones familiares, de danza, de meditación, de alimentación consciente", cuenta.

febrero - forbes life - delta img_8268
 

El informe de tendencias Pinterest Predicts confirma este auge zen: "2022 marca la llamada a una mayor conciencia espiritual. Las búsquedas hablan de elevar la vibración espiritual y de íntima sanación".

El delta para empresas

Durante estos dos últimos años se dio un fenómeno inédito: la búsqueda de personal y su contratación de manera remota. Además, hubo equipos de trabajo que solo habían tenido interacción de modo virtual. Por eso, para despedir 2021, muchas compañías eligieron realizar jornadas en entornos naturales para que ese primer encuentro cara a cara sea más relajado.

"En diciembre tuvimos bastantes eventos de empresas de tecnología que aprovecharon los recorridos del parque y del jardín para que las personas se conocieran. El espacio es ideal para generar estos eventos de integración postpandemia", explica Stamato. También es un lugar muy elegido para jornadas de team building y pasaron por allí empresas de diferentes rubros, como bancos, compañías de seguros y laboratorios.

El Delta aporta todo lo necesario para predisponer al relax, pero lugares como El Descanso o Minahasa le suman un plus, ya que su diseño paisajístico y arquitectónico fue concebido con esa finalidad. Los jardines de El Descanso crean islas conectadas por puentes y senderos. Según Stamato: "Recorrer el parque es, en sí mismo, una meditación dinámica. Al finalizar el recorrido los participantes regresan más integrados, con más apertura de conciencia, suelen irse felices después de estos baños de naturaleza y prácticas de grounding".

febrero - forbes life - delta _dsc3442
 

La arquitectura de Minahasa transporta a Indonesia. Es que este lugar cuenta con nueve cabañas indonesias que fueron construidas por obreros que viajaron desde ese país. Son cuatro: la más grande aloja hasta 9 personas, y las otras, hasta 6. Por supuesto, la decoración y el mobiliario también trasladan al sudeste asiático. Buenos Aires puede ser infernal, pero tiene un beneficio: el paraíso queda bien cerca.

 

loading next article