Forbes Argentina
yate nadal 2
Lifestyle

Los números de Nadal y la batalla "final" con Djokovic que se libra, también, ante la televisión

Sebastián Fest

Share

Este lunes, cuando a media tarde la Federación Francesa de Tenis anunció que Nadal y Djokovic jugarían de noche, el impacto fue importante en Roland Garros.

30 Mayo de 2022 13.40

Este martes, cuando pise el estadio Philippe Chatrier, el español Rafael Nadal lo hará con una derrota sobre sus hombros antes de empezar a jugar: pidió, con todas las letras, que Roland Garros no lo programara a la noche para su duelo de cuartos de final con el serbio Novak Djokovic. "Quiero jugar de día", dijo.

¿Cuándo jugará Nadal? De noche, en el horario prime time de las 20:45 de Francia.

¿Cómo es posible eso? ¿Es razonable que la organización del torneo ignore el pedido de su 13 veces campeón?

Las respuestas son económicas, no deportivas. Hay un negocio de por medio. Programar el partido que todos estaban esperando en el torneo para las tres de la tarde de París implica un tiro en los pies en términos de audiencia: sería la mañana del martes en Estados Unidos y América Latina, además de pleno horario laboral en Francia y el resto de Europa.

Jugar en la noche, en cambio, permite que los europeos vean el partido en un horario ideal, mientras que en América ya es la tarde avanzada.

Nadal.
Rafael Nadal.

Este lunes, cuando a media tarde la Federación Francesa de Tenis (FFT) anunció que Nadal y Djokovic jugarían de noche, el impacto fue importante en Roland Garros. Y apenas diez minutos después la FFT hizo otro anuncio: el partido se verá gratuitamente en Amazon Prime, no habrá que pagar en Francia para seguir el choque.

El poder de la televisión estuvo, así, detrás de la decisión, pero también el interés de la FFT por lograr la máxima audiencia posible y poder seguir vendiendo su producto estrella -Roland Garros- al mejor valor a las cadenas de televisión.

Y cuando se dice televisión se habla de France Television, un histórico del torneo, pero también de Amazon Prime, de Eurosport a nivel continental, del Tennis Channel para los Estados Unidos, de ESPN y Star+ para América. A todos ellos les convenía un Nadal-Djokovic en la noche parisina. 

Y así fue. El argumento agónico de Nadal ("puede ser mi último partido en Roland Garros") no surtió efecto.

Desde el entorno de Nadal buscaron bajarle los decibeles a la decisión de la FFT. "Nosotros siempre hemos respetado a Roland Garros y a la dirección del torneo", señalaron a Forbes.

Djokovic
Novak Djokovic.

Así, lo que le queda es jugar ante un rival que enfrentará por quincuagésima novena vez. El serbio lleva una ventaja de 28-30 en sus duelos con el español, y es, además, el que más veces lo derrotó en Roland Garros: las semifinales de 2021 y los cuartos de final de 2015.

Todo un dato, porque los números de Nadal en el Abierto de Francia son impactantes:
 

  • Jugó 112 partidos y ganó 109. 
     
  • Está buscando su 24° título.
     
  • Se midió a 71 jugadores diferentes desde que debutó en Roland Garros. Y a los 71 los derrotó.
     
  • Solo perdió en los octavos de 2009 con el sueco Robin Soderling y con Djokovic en los dos partidos mencionados.
     
  • Jugó 13 finales y ganó las 13.

 

Rafael Nadal.
Rafael Nadal.


En este contexto, ¿por qué Nadal estaba tan interesado en jugar de día?

El español sostuvo a lo largo de toda su carrera que a él le viene mucho mejor jugar con calor, con una pelota "viva", que vuele y pique más alto. La noche parisina, que viene siendo fría en esta primavera, ralentiza el juego y hace más pesada la pelota.

¿Y qué se juega Nadal? Nada menos que mantener su primacía en la lucha por ser el jugador más exitoso de todos los tiempos.

Se lo dijo Toni Nadal, tío y ex entrenador de Rafael, al sitio especializado CLAY: "Cuando han hecho todo lo que han hecho estos, al final lo que te queda es la historia".

Nadal suma 21 títulos de Grand Slam, contra 20 de Djokovic y otros tantos de Roger Federer. Si derrota al serbio será un doble logro: seguirá aspirando a los 22 y frenará a su rival en 20 hasta Wimbledon. Si pierde, habrá caído en la que es su gran fortaleza y abierto las puertas a un 21-21 con dos Grand Slams aún por delante en 2022.

loading next article