Forbes Argentina
ayahuasca
Lifestyle

Depresión y ansiedad: qué arrojó el primer estudio científico con la ayahuasca

Amanda Siebert

Share

Una investigación reciente y en etapa inicial en el campo de la investigación psicodélica planteó una nueva pregunta: consideró cómo un psicodélico podría afectar la expresión del ADN humano.

28 Junio de 2021 16.42

Un estudio reciente y en etapa inicial en el campo de la investigación psicodélica planteó una nueva pregunta: consideró cómo un psicodélico podría afectar la expresión del ADN humano. Si bien el estudio tuvo sus limitaciones, muestra resultados prometedores para un medicamento vegetal que ha sido utilizado durante al menos 1.000 años por los pueblos indígenas que viven en la cuenca del Amazonas.

Si bien en algunas tradiciones la ayahuasca estaba reservada para chamanes y curanderos, su popularidad entre los norteamericanos y europeos ha aumentado significativamente en las últimas dos décadas, y con más y más occidentales dispuestos a entregar dinero en efectivo en su búsqueda de curación, el turismo de ayahuasca se ha convertido en una industria multimillonaria. 



Una infusión enteogénica elaborada típicamente con la vid Banisteriopsis caapi y hojas del arbusto Psychotria viridis , la ayahuasca contiene el compuesto activo NN-Dimetiltriptamina (más comúnmente conocido como DMT) y se sabe que induce visiones intensas y experiencias místicas.

El Dr. Simon Ruffell, del Kings College de Londres, dirigió el estudio observacional con sus colegas investigadores Nige Netzband y WaiFung Tsang. El equipo analizó el uso de ayahuasca por parte de 63 participantes, en su mayoría blancos, que asistieron a un retiro tradicional Shipibo, y sus efectos en su salud mental. 

Simon Ruffell, a la derecha

Se llevó a cabo en un centro de investigación especialmente diseñado y operado por la Fundación Ayahuasca en Iquitos, Perú, que trabaja en asociación con la comunidad Allpahuayo-Mishana en una reserva nacional. 

El equipo de investigación recopiló encuestas de inventario antes y después de los retiros de los participantes, y luego nuevamente seis meses después para observar principalmente la depresión, la ansiedad y la autocompasión, así como la atención plena, el bienestar general, la percepción de recuerdos traumáticos y otros. medidas secundarias. También recolectaron muestras de saliva.

“Recolectamos muestras de saliva para evaluar posibles cambios en la expresión genética, un campo llamado epigenética”, dice Ruffell. Su equipo evaluó tres genes relacionados con el trauma y la neuroplasticidad, la capacidad del cerebro para establecer nuevas conexiones.

Ruffell dice que, basándose en el cuerpo de investigación existente sobre la ayahuasca y los resultados de salud mental, no le sorprendió saber que los participantes mostraron disminuciones en la depresión y ansiedad y mejoras en la atención plena, la autocompasión y el bienestar general. Además, se encontró que los participantes percibían los recuerdos de una manera menos negativa.

Ayahuasca Retreat & Research Center

“También encontramos que, cuanto mayor era su experiencia mística, mayor era su disminución de la depresión, lo que estaba en línea con otras investigaciones psicodélicas”, agregó. Los resultados del seguimiento de seis meses mostraron que el impacto que tuvo la ayahuasca en la depresión de los participantes fue duradero, y algunos incluso continuaron experimentando una disminución en sus síntomas mucho después de que terminó el retiro.

El director de la Fundación Ayahuasca, Carlos Tanner, quien fundó su centro de investigación de Riosbo en 2017 y ha sido testigo de miles de ceremonias, dice que si bien esperaba que hubiera mejoras en la salud mental de los participantes, se sorprendió por el seguimiento. 

Carlos Tanner

“Pensé, como podría pensar cualquiera que esté familiarizado con los estudios farmacéuticos, que cuando se detuviera el tratamiento, los síntomas regresarían”, dice. "Eso fue lo más asombroso para mí, porque sugiere que en un evento de tratamiento singular, el retiro en sí, hubo un efecto duradero que continuó sin tratamiento".

"Este fue el primer estudio en analizar cualquier psicodélico y epigenética, y eso en sí mismo es emocionante", dice Ruffell, aunque rápidamente advierte esa afirmación con una nota sobre el pequeño tamaño de la muestra del estudio.

 Si bien dice que hubo un "cambio estadísticamente significativo" en la expresión del gen SIGMAR1, que se cree que está involucrado en cómo se almacenan los recuerdos traumáticos, es demasiado pronto para generalizar los resultados. 

"No podemos sacar ninguna conclusión, pero lo que sí sugiere es que la ayahuasca puede estar teniendo algún tipo de efecto a nivel genético", dice, y señala que el grupo está esperando fondos adicionales para continuar el estudio y aumentar el tamaño de la muestra. 

Terapia con ayahuasca en la fundación

Ruffell, un médico psiquiatra que ha trabajado tanto en entornos clínicos como ceremoniales, admite que uno de los problemas de esta investigación es que existe un claro sesgo de autoselección.

“Se necesita cierto tipo de persona para ir a la selva y beber ayahuasca”, dice. "Muchos se sentirían más tranquilos en un hospital o en un ensayo clínico".

*Con información de Forbes US.

loading next article