Forbes Argentina
John le Carré
Lifestyle

Cómo es Proyecto Silverview, la obra "perfecta" y póstuma de John le Carré

Forbes Digital

Share

El hijo del escritor fallecido el 12 de diciembre de 2020 habló con la prensa y aseguró que al leerla se encontró con una obra "perfecta: completa, reflexiva, corta como sus primeras obras, contenida, centrada en la hipocresía británica y muy próxima a 'Una verdad delicada', que es la perfecta destilación de su escritura".

13 Enero de 2022 15.19

"Proyecto Silverview", la novela póstuma de célebre autor del espionaje británico John le Carré, llegará a la Argentina en marzo pero a propósito de su publicación en España, el hijo del escritor fallecido el 12 de diciembre de 2020 habló con la prensa y aseguró que al leerla se encontró con una obra "perfecta: completa, reflexiva, corta como sus primeras obras, contenida, centrada en la hipocresía británica y muy próxima a 'Una verdad delicada', que es la perfecta destilación de su escritura".

Tres años antes de morir, David Cornwell, al que conocemos como John le Carré (1931-2020), encargó a su hijo Nick que se hiciera cargo de sus obras si quedaba algo inconcluso. Entre ese material hay fragmentos, artículos y textos que siguen en revisión, pero lo más completo que el autor de "El jardinero fiel" había dejado sin publicar estaba esta novela de 2014.



"Estuvo a punto de enviarla para su publicación cuando la terminó y por alguna razón la aparcó. A veces hablaba de retomarla, de trabajarla más, como cualquier escritor. Cuando fui a leerla yo temía que fuera mala pero me encontré que era perfecta: completa, reflexiva, corta como sus primeras obras, contenida, centrada en la hipocresía británica y muy próxima a Una verdad delicada, que es la perfecta destilación de su escritura", contó su hijo según consignó el diario El País de España.

Sobre el motivo por el que la guardó, conjeturó: "En todas sus novelas siempre quedaba alguien íntegro como Smiley que hacía lo que había que hacer, capaz de llevar el Santo Grial y sacar el mundo adelante en medio de una catástrofe. Y en esta novela ya no queda nadie. Creo que mi padre encontró esa idea muy difícil cuando la escribió y que esa es una de las razones por las que la guardó".



Por videoconferencia desde Londres, Nick Cornwell señaló que la edición fue mínima porque explicó que su padre "corrió la maratón" y él le dio "el empujoncito final para que cruzara la meta". El resultado "es un clásico de Le Carré en todos los sentidos", resaltó.



En la novela, editada por Planeta, un hombre de finanzas que se ha retirado para abrir una librería en una pequeña ciudad de la costa británica recibe una extraña visita, mientras, en una trama secundaria, una red de informantes puede quedar al descubierto.



Su agente literario Jonny Geller, que trabajó durante 15 años con Le Carré, había declarado a la cadena Sky News que terminó el libro en septiembre de 2014 pero que nunca le entregó el manuscrito. "Me dijo: 'Está listo'. Estuve esperando el libro en mi casa, pero nadie me entregó una caja, en su lugar recibí una carta que decía: 'He decidido que no es el momento, pero si desea publicar esto después de mi muerte con el permiso de mis hijos, por favor, tenga mi bendición".

 Le Carré,



"Es un réquiem por el servicio de inteligencia tal y como él lo había descrito hasta entonces", graficó su hijo. "En todas sus novelas siempre quedaba alguien íntegro como Smiley que hacía lo que había que hacer, capaz de llevar el Santo Grial y sacar el mundo adelante en medio de una catástrofe. Y en esta novela ya no queda nadie. Creo que mi padre encontró esa idea muy difícil cuando la escribió y que esa es una de las razones por las que la guardó", resaltó.

Le Carré murió el 12 de diciembre de 2020 después de una neumonía a los 89 años. Trabajó para los servicios secretos británicos, fue espía entre 1950 y 1960.

El escritor que vendió más de 60 millones de libros inspirados en sus días como agente secreto era eurófilo y no ocultaba su desacuerdo con el Brexit. En "Un hombre decente", su última novela, calificó al primer ministro británico Boris Johnson como un "cerdo ignorante" y consideraba a la salida del Reino Unido de la Unión Europea como una "locura".

Tras su muerte, se conoció que llevó su desacuerdo con el Brexit hasta las últimas consecuencias. Días antes de morir y consciente de que tenía orígenes irlandeses, el viajó y se nacionalizó irlandés.

loading next article