Forbes Argentina
-
Liderazgo

La enseñanza de Ruth Bader Ginsburg: "Reaccionar con enojo no mejorará la capacidad de persuadir".

Forbes US

Share

"A veces ayuda ser un poco sorda" ante una palabra irreflexiva o poco amable, decía la icónica jueza de la Corte Suprema hace cuatro años en un artículo del New York Times. ¿Qué significa esto?

22 Septiembre de 2020 10.54

Con el fallecimiento de la icónica jueza de la Corte Suprema, Ruth Bader Ginsburg, quería compartir una de sus premisas más importantes de consejos profesionales. Y es una información que se aplicará a todos, independientemente de la etapa de su carrera.

Hace cuatro años, Ruth Bader Ginsburg escribió un artículo en el New York Times en el que ofrecía sus consejos para vivir. En el artículo, decía:

"Otra pregunta que me hago a menudo cuando hablo en público: "¿Tengo un buen consejo que pueda compartir? Sí, lo tengo". Contó que fue algo que se lo recomendó su suegra en el día de su boda y ella lo tomó para ponerlo en práctica. A su vez, aconsejó que "en todo buen matrimonio, a veces ayuda ser un poco sorda. He seguido ese consejo con asiduidad y no solo en casa. También lo he empleado en todos los lugares de trabajo, incluida la Corte Suprema. Cuando se pronuncia una palabra irreflexiva o poco amable, es mejor desconectarse. Reaccionar con ira o molestia no mejorará la capacidad de persuadir".

Murió Ruth Bader, la jueza que luchó por la igualdad de género

Su frase acerca de que a veces es "ayuda ser un poco sorda", podría ser el mejor consejo profesional que jamás se haya dado. Y, como muchas de sus ideas, su intuición está firmemente respaldada por la investigación. Ser sordo a las palabras irreflexivas y desagradables es esencial para tener una carrera exitosa y satisfactoria.

Por ejemplo, decenas de miles de personas han realizado la prueba en línea "¿Cómo reaccionas a las críticas constructivas? ", y hemos aprendido que, cuando reciben comentarios duros, menos de una cuarta parte de las personas son realmente capaces de dejar ir su enojo y seguir avanzando.

Pero aquellos que pueden responder de manera efectiva a los comentarios duros (es decir, ignorando las palabras desagradables) tienen un 42% más de probabilidades de amar su trabajo.

La investigación también ha demostrado que las personas a las que les va bien perdonando a los demás (es decir, dejando ir su ira y resentimiento) suelen experimentar menos síntomas negativos de salud física, como trastornos del sistema cardiovascular o inmunológico.

Ruth Bader Ginsburg: la jueza pop

Ser capaz de desconectarse de las palabras irreflexivas que seguramente oirá no solo es importante para mantenerse psicológicamente saludable, también es un ingrediente necesario para la resiliencia, la capacidad de recuperarse rápidamente del fracaso, la adversidad, el estrés, etc. Si puede evitar perseverar en las palabras desagradables que se le lanzan, es mucho más probable que se levante y vuelva a lo que estaba haciendo.

Y necesitamos resiliencia ahora mismo. Los datos de la prueba de resiliencia en línea han descubierto que menos de una cuarta parte de las personas tienen una alta resiliencia en este momento (es posible que desee probar su propia resiliencia).

En el estudio se describió que el compromiso de los empleados no depende tanto de los gerentes  como se cree. Se encuestó a 11.308 empleados sobre este tema y los resultados arrojaron que el compromiso personal de los empleados (es decir, sus perspectivas personales como resiliencia, optimismo, proactividad, etc.) en realidad puede ser más importante que trabajar para un gran gerente.

Uno de los descubrimientos del estudio es que los empleados con alta resiliencia tienen un 310% más de probabilidades de amar su trabajo que los empleados con baja resiliencia. Y los trabajadores con alta resiliencia tienen un 136% más de probabilidades de amar su trabajo que aquellos con una resiliencia incluso moderada.

INTERNACIONAL | Murió a los 87 años la jueza Ruth Bader Ginsburg

Trabajo en casa y resiliencia

Para los empleados que trabajan desde casa, aquí también la resiliencia es un factor de predicción importante del compromiso, la felicidad y más. En un nuevo informe titulado "La verdad sobre trabajar desde casa 24 horas", Leadership IQ encuestó a 3.706 empleados que actualmente trabajan desde casa para medir sus experiencias.

Descubrimos que el 52% de las personas con alta resiliencia encontraron que su equilibrio entre el trabajo y la vida personal era mucho mejor trabajando desde casa, y solo el 23% descubrió que era mucho mejor o un poco mejor hacerlo en una oficina. Por el contrario, solo el 33% de las personas con baja resiliencia encontraron que su equilibrio entre el trabajo y la vida era mucho mejor trabajando desde casa, y el 33% encontró que era mucho mejor o un poco mejor trabajar en una oficina.

Ya sea que desee un mayor éxito o más felicidad, ya sea que trabaje desde casa o en una oficina, todo comienza con las atemporales y elegantes palabras simples de Ruth Bader Ginsburg: "A veces ayuda ser un poco sordo".

Murió Ruth Bader Ginsburg, jueza ícono de la igualdad en la Corte de EEUU -  Mendoza Post

Cualquiera que persiga metas grandes o audaces (como ser la segunda mujer en servir en la Corte Suprema de los Estados Unidos) escuchará algunas palabras irreflexivas o poco amables. Para ayudarte a desconectarte de esas palabras e implementar el consejo de Ginsburg, acá va un pequeño truco. Siempre que alguien arroje algunas palabras desagradables, pregúntese: "¿Cuáles son los hechos aquí?" Deje a un lado las emociones de la otra persona (por ejemplo, su enojo, resentimiento, acusaciones, celos, etc.) y escuche solo si hay algún hecho.

Imagina que alguien me dice, "eres un idiota por pensar que el proyecto funcionaría, ni siquiera calculaste el ROI, solo un idiota haría algo tan estúpido". Hay muchas palabras desagradables en esa diatriba, pero también hay un hecho, a saber, que no calculé un ROI. Así que tomaré ese hecho (que es bastante útil) y me enfocaré en él excluyendo las palabras desagradables. Al mantenernos en los hechos, nos mantenemos más tranquilos y somos mejores para discernir una o dos pepitas que a menudo están contenidas incluso en los comentarios más irreflexivos y desagradables.

Ruth Bader Ginsburg llevó una vida extraordinaria. Y si bien es posible que no podamos igualar las alturas de su carrera legendaria, todos podemos aplicar sus consejos y ser un poco sordos a las palabras irreflexivas y desagradables. Como ella señala, "Reaccionar con enojo o molestia no mejorará la capacidad de persuadir".

Autor: Mark Murphy.

La nota original en inglés.