Forbes Argentina
Integración, inclusión, diversidad (Pixabay)
Columnistas

El desafío de crear espacios de trabajo inclusivos que promuevan la diversidad

Mariano Beltrán Director de HR de Schneider Electric

Share

04 Julio de 2024 09.55

En un mundo cada vez más interconectado y diverso, la creación de entornos laborales inclusivos se ha convertido en una estrategia empresarial crucial que repercute en la productividad,  los resultados y en la innovación. Cada año, al celebrar el Día Internacional del Orgullo LGBT+, es fundamental reflexionar sobre cómo las organizaciones pueden avanzar en la promoción de la diversidad en todas sus formas.

Es alentador observar cómo el 72% de las empresas latinoamericanas ya incorporan la perspectiva de género en sus políticas de diversidad, equidad e inclusión, según la consultora Aon. Aunque todavía hay trabajo que hacer, los resultados de su Encuesta Global de Diversidad, Equidad e Inclusión (DE&I) 2022 reflejan un cambio significativo en la cultura corporativa de la región. Este estudio no sólo evaluó las prácticas en beneficios, ambiente de trabajo y cultura, sino que también encontró una correlación positiva entre la implementación de estas estrategias y el compromiso de los empleados. Es evidente que la tendencia hacia una mayor inclusión no solo es un imperativo ético, sino también un factor clave para el éxito organizacional. En un mundo empresarial cada vez más competitivo, las empresas que adoptan políticas de equidad de género no solo mejoran su ambiente laboral, sino que también se posicionan mejor para atraer y retener talento.

Por otro lado, el impacto del desarrollo de políticas de inclusión y diversidad en las empresas es claro y tangible. Según estudios de McKinsey & Company, las empresas con altos niveles de diversidad e inclusión tienen un 36% más de probabilidades de superar a sus competidores en rentabilidad. Estos datos subrayan la importancia de crear entornos donde la innovación y la creatividad florezcan, impulsadas por equipos diversos que aportan diferentes perspectivas y habilidades.

Los desafíos para establecer entornos laborales inclusivos que impulsen la diversidad son significativos. Requieren superar barreras culturales arraigadas, implementar políticas inclusivas de manera efectiva en todos los niveles organizacionales y sembrar una cultura que celebre y respete la diversidad en todas sus formas. Esto demanda políticas claras y acciones concretas, así como un compromiso constante por parte de líderes y empleados para crear un ambiente donde cada individuo se sienta valorado y pueda aportar con sus habilidades y perspectivas únicas.

La integración de prácticas de DE&I en políticas estratégicas, que abarcan desde compensación hasta desarrollo de talentos y capacitación de líderes, refleja una evolución significativa en el enfoque empresarial. Esto no solo promueve la resiliencia organizacional, sino que también demuestra un compromiso tangible con el progreso y la igualdad en el lugar de trabajo latinoamericano.

En este contexto, la inclusión se convierte en un valor fundamental para promover un ambiente donde todos los empleados se sientan valorados y respetados por su singularidad. Esto no solo mejora la moral y el compromiso de los empleados, sino que también fortalece la capacidad de las organizaciones para adaptarse y prosperar en un entorno global dinámico.

El concepto IMPACT, en el marco de la inclusión empresarial, se enfoca en crear un entorno donde todos los empleados puedan desarrollar y transformar sus ambiciones en resultados tangibles. Este acrónimo resalta los pilares esenciales para construir una cultura inclusiva y productiva: Inclusión, Maestría, Propósito, Acción, Curiosidad y Trabajo en equipo.

La Inclusión asegura que todos los empleados se sientan valorados y tengan igualdad de oportunidades. Luego, la Maestría fomenta el desarrollo continuo de habilidades y conocimientos. El Propósito conecta el trabajo de los empleados con objetivos mayores y significativos, mientras que la Acción impulsa la proactividad y la ejecución efectiva de ideas. La Curiosidad promueve la innovación y el aprendizaje constante, y el Trabajo en equipo potencia la colaboración efectiva, aprovechando la diversidad de fortalezas y perspectivas dentro de la organización.

Por último y no menor, las alianzas son un aspecto clave para las organizaciones que transitan este camino.  Iniciativas como Pride Connection desempeñan un papel crucial en la creación de espacios laborales inclusivos y en conectar de manera significativa con la comunidad de talentos LGBT+. Este movimiento global, que reúne a más de 100 corporaciones, no solo promueve la certificación, sino que también impulsa acciones concretas para integrar completamente a la comunidad LGBT+ en el ámbito laboral. Esto facilita un cambio cultural interno y el desarrollo de políticas inclusivas que promueven la diversidad y el respeto en todas las áreas de trabajo.

Las empresas deben continuar evolucionando para integrar de manera efectiva la diversidad en sus estrategias de negocio. Al hacerlo, no solo estarán contribuyendo al desarrollo de entornos laborales más justos y equitativos, sino que también posicionarán a sus organizaciones para alcanzar un éxito sostenible y significativo a largo plazo

 

*El autor de la columna es Mariano Beltrán, director de HR de Schneider Electric


 

loading next article
10